Razon de la esperanza

La verdad de Dios para el pueblo de Dios

Archivo para la categoría "Liderazgo cristiano"

Para mis amigos pentecostales, una encuesta

leave a comment »

My amigo Greg Burch comparte esto:

encuestaDebido a su afiliación ya sea como Pastor, líder o miembro de una iglesia reconocida nos gustaría pedirle que complete un breve cuestionario. El objetivo de este cuestionario es para comprender las prácticas de alabanza como una forma de adoración en las iglesias pentecostales en Latinoamérica. Nos gustaría entender lo que hace prácticas pentecostales único de otras tradiciones o actividades religiosas, que lo caracteriza, y cómo las culturas que se encuentre en las américas crea una práctica única e impactante para muchas personas en nuestra región.

Excepto que sea autorizado por usted, su nombre no será revelado o utilizado en algún publicación y sus respuestas se permanecerán anónimas, junto con cualquier información que pueda ser utilizada para deducir su identidad. Sólo yo y dos estudiantes que me están ayudando tendrán acceso para ver los datos recogidos durante este estudio. También, si usted está de acuerdo, yo quisiera ponerme en contacto con usted a un fecha en el futuro para una entrevista sobre el tema que estamos investigando.

Consiguiendo comentarios de los que están directamente en nuestro tema es vital para nuestro proceso de la investigación y le agradeceríamos que tomarse el tiempo para completar esta encuesta. Se debe tomar como 10 minutos. Si usted podria enviar el cuestionario para la fecha tope el 4 de Abril de 2014 [o, digamos "pronto"] sería una gran ayuda.

Si usted tiene algunas preguntas o problemas para acceder a la encuesta, por favor contacte Dr. Gregory Burch en gburch@multnomah.edu.  

https://docs.google.com/forms/d/1NimQoad2_8PC66lvxqE3WuIgP1DC_V8zdeP_U6CriGg/viewform

La Imitación y el Discipulado

with 13 comments

Nuestros seguidores sí van a imitarlos

Nuestros seguidores sí van a imitarnos

Si el eje de discipular es la imitación de un maestro/a, y así que si nos guste o no, todo líder cristiano tiene que proveer un ejemplo. Así dice Pablo en 1a de Tesalonicenses 1:5-7:

Nuestro evangelio les llegó no sólo con palabras sino también con poder, es decir, con el Espíritu Santo y con profunda convicción. Como bien saben, estuvimos entre ustedes buscando su bien. Ustedes se hicieron imitadores nuestros y del Señor cuando, a pesar de mucho sufrimiento, recibieron el mensaje con la alegría que infunde el Espíritu Santo. De esta manera se constituyeron (mejor “de esta manera, en su turno, ustedes se constituyeron”) en ejemplo para todos los creyentes de Macedonia y de Acaya.

Pedro dice algo similar en 1 Ped 5:3 –

No sean tiranos con los que están a su cuidado, sino sean ejemplos para el rebaño.

Imitación fue un método popular de los rabinos judíos, y también de Jesús, quien no dijo solamente “Escúchame” sino “Sígueme.” Leer el resto de esta entrada »

Cuando el líder quiere descansar, y no puede

with 5 comments

embraces-rest-and-relaxationEl relato de un cierto día en la vida del Señor, me impacta de manera muy profunda. Según Mateo 14 = Marcos 6:30-44 = Lucas 9:10-17, Jesús escucha de la muerte de su primo y precursor, Juan el Bautista. Al recibir la noticia, él busca un lugar solitario para pasar tiempo con sus discípulos, muchos de los cuales, también habían seguido a Juan:

El les dijo: “Venid vosotros aparte a un lugar desierto, y descansad un poco. Porque eran muchos los que iban y venían, y ni siquiera tenían oportunidad para comer.”

Pero, ¿qué pasa? Tratan de escapar de las multitudes en la famosa barquita, pero la gente arruina el plan, “corrieron allá a pie de todas las ciudades y llegaron antes que ellos” (Marcos 6:33). ¡Qué presión, poder escapar con éxito de la multitud por un momento, solo para mirarla corriendo por la orilla del lago! Sin embargo, a pesar de todo, Jesús tiene misericordia de ellos y no huye: les enseña, los sana y luego hace el milagro de alimentar a los 5.000+.

Enseguida, Jesús envía a los Doce en la barca, y despide a la multitud, y finalmente, sube a la colina para orar solo, hasta la “cuarta vigilia” (hasta 3-6 am). Y es así como, Jesús ve a sus discípulos, luchando contra el viento, y se dirige hacia allá, para estar con ellos, andando sobre del agua.

Contando, lleva casi 24 horas sin dormir, y recordemos que Jesús vivió con todas las condiciones de un ser humano, sin utilizar poderes especiales como algún “Superman”.

Esta suma de eventos me proporcionan varias lecciones:

  1. Es importante descansar y enseñar, pero es más importante vigilar y orar. El ministerio de Jesús es un ministerio saturado con oración; igual el de los Doce en Hechos 6:4 – “Y nosotros persistiremos en la oración, y en el ministerio de la palabra.” No es suficiente tener oraciones de “calidad” – la cantidad también importa. Además, es legítimo y recomendable buscar soledad para orar, a pesar de nuestro, saturado, calendario. Conocer la voluntad de Dios y no perderse inmerso en el servicio, también es un reto. Se necesitan tiempos de reposo, soledad, ayuno, oración, lectura de la Palabra, meditación, humildad, reflexión y transformación.
  2. Aunque estemos cargados de sufrimiento emocional, somos sanadores y maestros del rebaño. Me acuerdo de un momento en mi vida, hace muchos años, cuando recibí la noticia de que mi padre estaba a punto de morir, yo tenía que ir a su encuentro, y el vuelo salía unas horas más tarde. Pero primero, con apoyo de mi asistente, fui para enseñar una clase sobre las cartas de Pablo.
  3. Aún cuando tengamos nuestras preocupaciones, somos responsables de cuidar a nuestros compañeros. No podemos sentarnos en paz sobre la montaña, mientras ellos están luchando en su barca en contra del viento y con falta de fe.
  4. Jesús salió de la barca, y encontró a la multitud, una vez más, demasiado demandante. En esa situación, es probable que a mí, me hubiera sobrepasado. No obstante; perder la paciencia con los corderos, nunca es una opción.
  5. Finalmente, hay un punto que también me afecta de manera muy personal, se trata de que yo disfruto sumamente la privacidad, la soledad y también de la incomunicación. Cierto que estos son derechos legítimos para obtener momentos de paz, descanso y oración, que recomiendo a todos. Sin embargo, es imperativo balancear esta necesidad con nuestro compromiso con el rebaño, con sus temores y sus necesidades.

Busquemos siempre que Dios nos dé la fortaleza para vivir como hizo nuestro ejemplo, Jesucristo.

“Cuando el líder quiere descansar, y no puede,” por Gary Shogren, PhD en Exégesis del Nuevo Testamento, Profesor en Seminario ESEPA, San José, Costa Rica

Si no tenemos que diezmar, entonces, ¿qué debemos hacer?

with 21 comments

Por favor leer las tres entradas sobre el diezmo en este blog antes de comentar sobre nuesta posición sobre él

Durante su tercer viaje misionero, Pablo fue a Jerusalén para entregar un gran donativo a la iglesia, con el fin de aliviar el sufrimiento de los cristianos pobres. Se menciona la oferta en 1-2 Corintios, en Romanos y en los Hechos, y es el tema principal del famoso pasaje sobre la mayordomía en 2 Co 8-9 y aquí en 1 Cor 16:

En cuanto a la ofrenda para los santos, haced vosotros también de la misma manera que ordené a las iglesias de Galacia.  El primer día de la semana, cada uno de vosotros guarde algo en su casa, atesorando en proporción a cómo esté prosperando [1], para que cuando yo llegue no haya entonces que levantar ofrendas. Cuando yo esté allí, enviaré a los que vosotros aprobéis por cartas, para llevar vuestro donativo a Jerusalén. Y si conviene que yo también vaya, ellos irán conmigo. (1 Cor 16:1-4 RVA)

15440283-iglesia-plato-de-la-ofrenda-con-alguna-moneda-en-que¿Que enseña el NT acerca de la mayordomía? Debemos hacer las siguientes distinciones:

1. “No” al diezmo. El Nuevo Testamento no enseña en ningún sitio que los cristianos diezmen, es decir, consagren un 10% a la iglesia local. 1 Cor 16:1 no dice “un porcentaje fijo conforme a sus ingresos.” [Vea abajo] Si los cristianos quieren defender la doctrina del diezmo, tendrían que restringirse al Antiguo Testamento y también probar que tal practica del antiguo pacto es obligatoria para los cristianos de hoy. Además, tienen que seguir el diezmo bíblico cómo los Israelitas lo observaron: un 23.3%, no un 10%. La persona de hoy quien pretenda “diezmar” un mero 10% Leer el resto de esta entrada »

Vertientes teológicas que explican el poder en la iglesia

with 4 comments

Escritor invitado José Antonio Siles

Escritor invitado José Antonio Siles

Nuestro escritor invitado es mi buen amigo, el Rev. Antonio Siles, M.A., Costa Rica

Introducción:

El tema del poder en la iglesia latinoamericana ha sido tratado de forma abundante por los mejores representantes del quehacer teológico de nuestro continente. En su acercamiento estos autores han levantado su voz para hacer conciencia al resto de la comunidad de fe en cuanto la responsabilidad de la iglesia en tanto que actora dentro de la intrincada red de relaciones y fuerzas que llamamos sociedad, de ser fermento en la masa y cumplir así con la Misio Dei. En lo personal me parece que en estos trabajos, el tema del poder se aborda más en términos de la participación de la iglesia en el escenario de la política. De ahí que, en mi opinión, hablar de poder es hablar de influencia de las comunidades de fe en su entorno relacional y estructural en lo que a decisiones políticas se refiere, o al menos en cuanto a la participación de los creyentes en la gestión comunal.

Es por esto que en este artículo voy a acercarme al tratamiento que se ha hecho de la idea del poder desde la óptica de un congregante Leer el resto de esta entrada »

La filosofía no nos transforma, no nos ilumina, no nos salva [Estudios sobre 1ª de Corintios]

with 6 comments

Los gálatas quisieron agregar la observancia estricta de Torá a su fe simple en Cristo y su camino santo en el Espiritu.

Los efesios tuvieron miedo de los poderes cósmicos y tenían que recordar que Cristo era el Señor sobre todos ellos.

Entonces, un error judaizante; otro pagano.

Y ¿qué de los corintios? Hay una larga lista de pecados y errores que se encuentran en 1a de Corintios; en particular, algunos practicaron un elitismo, basado en el orgullo de una supuesta sofisticación filosófica o intelectual. Aunque Pablo empieza con el pecado del partidismo en 1:10, su desaprobación se basa enteramente en la comprensión incorrecta del evangelio y de su ministerio. El error de algunos se debió parcialmente a una “epistemología” falsa, esa rama de la filosofía que plantea la pregunta: “¿Cómo sabemos lo que sabemos?” Parece que algunos creían que se podía encontrar sentido en el universo a través de la especulación racional y en esa búsqueda menospreciaron el mensaje simple de la cruz predicado por Pablo.

greek-philosopher-thinking-18893023

En el mundo de las ideas, este racionalismo filosófico conducía de manera invariable a argumentos severos para demostrar cuál método era mejor, quién entendía mejor la naturaleza de la verdad, quién podía pertenecer a la élite y era capaz de juzgar a otros, gracias a su conocimiento superior.

Muy pocos corintios vivían en la opulencia por haber nacido en esa cultura intelectual (1 Cor 1:26), entonces se trataba de una minoría de los miembros de la iglesia. Esos “filósofos aficionados” siguieron los postulados de las escuelas de pensamiento populares: que los poderosos, provenientes de familias bien acomodadas, los ricos, los más educados, los privilegiados son los calificados para integrar la élite sabia; que los pobres, Leer el resto de esta entrada »

¿Por qué no una Nueva Iglesia de Corinto? [Estudios sobre 1a de Corintios]

with 7 comments

Debo admitir honestamente, que si yo hubiera sido Pablo, me habría visto groseramente tentado a abandonar la iglesia corintia. El hecho de que Pablo no lo hiciera da testimonio de su entendimiento de lo que Dios estaba haciendo en Corinto.

Algunos eruditos han calculado que la iglesia no contaba con más de 60 miembros adultos, distribuidos entre 3 o 4 pequeñas congregaciones en diferentes casas. Demoró dos años fundar esa iglesia; posteriormente recibió cinco años de cuidado apostólico de parte de Pablo, de Apolos, casi con seguridad de Cefas/Pedro, sin mencionar a Timoteo, Tito y otros miembros del equipo. Regularmente había correspondencia escrita con Pablo. Era una iglesia por la cual Pablo oraba ansiosamente todos los días (2 Cor 11:28). Pablo era un apóstol viajero, no un pastor local. Sin embargo, tenia que tratar con los miembros de este rebano en una manera pastoral, ensenando, animando y reprendiéndolos.

¿La Nueva Iglesia de Corinto?

¿La Nueva Iglesia de Corinto?

Comparadas con las otras iglesias paulinas, ella de Corinto le dio a Pablo retribuciones pobres para la inversión que el había hecho. El no los alaba por su trabajo evangelístico como lo hace con Filipos o Tesalónica, y en 2 Cor 10:16 implica que Corinto no había hecho mucho por evangelizar su propia región. Ellos consumieron más recursos y energía de los que produjeron; absorbieron el tiempo y la energía del apóstol mientras el debía concentrarse en la “puertas abiertas” en otros sitios (1 Cor 16:8- 9).

Ellos despreciaron el trabajo de Pablo, aunque le debían su alma. Ellos se burlaron a sus espaldas de que el era crudo, simple y perdedor. Tan superficiales como eran, se sintieron libres de rehacer su evangelio al ponerlo después de la filosofía popular. Ellos rechazaron por completo unas doctrinas apostólicas. Eran arrogantes, jactanciosos y crueles con sus propios pobres. Construyeron justificaciones elaboradas para rechazar el matrimonio por un lado o para visitar prostitutas por el otro. Se demandaban unos a otros en la corte y se arrojaban insultos.

Si Pablo fuera un pastor como nosotros, ¿no habría dejado la iglesia, atravesado la ciudad y fundado una nueva obra de Cristo a partir de cero? ¿No le diría su sentido común que si el dejaba de perder su tiempo con esos 60, podría comenzar otra obra y sobrepasar ese numero en poco tiempo? ¿Por que no invertir su tiempo en una Nueva Iglesia de Corinto?

El no hubiera podido hacer eso porque Cristo no se lo habría permitido. Como lo veía Pablo, esos molestos individuos no eran simplemente registros en un libro que podrían considerarse una mala inversión. Antes bien, ellos eran pueblo escogido de Dios. Y a pesar de las cosas horribles que hacían o decían, Pablo percibía que el Espíritu trabajaba en ellos y seguiría haciéndolo (1 Cor 1:4-9).

¿Como puede un pastor moderno soportar meses de este tratamiento, mucho menos años? Estamos apurados por cosechar resultados que se pueden medir y vanagloriarnos de ellos frente a otros pastores. Olvidamos que Dios nunca está apurado. ¡Qué tonto sería enfurecerse contra el rebaño de Dios cuando el está alistando para hacer una obra fresca en medio de ellos dentro de unos años!

Cuando un pastor se enoja con sus ovejas a causa de su lentitud o terquedad; cuando el las reprende por su estupidez; cuando amenaza con dejarlas; cuando las golpea con ira en vez de disciplinarlas en amor; entonces ese pastor se ha alejado del ministerio de Cristo y se ha desviado a un ministerio de pecado. Así no se puede cumplir un trabajo para Dios. Ira, impaciencia, jactancia, rudeza y sarcasmo nunca son herramientas del Espíritu de Dios.

Entradas relacionadas:

Estudios sobre 1a Corintios

“¿Por qué no una Segunda Iglesia de Corinto?” por Gary Shogren, PhD en Exégesis del Nuevo Testamento, Profesor en Seminario ESEPA, San José, Costa Rica

Las ovejas y las cabras un domingo por la mañana [Estudios sobre 1ª de Corintios]

with 4 comments

¿Es usted una oveja o una cabra?

¿Es usted una oveja o una cabra?

Cuando el Hijo del Hombre venga en su gloria, separará a la gente así como el pastor aparta las ovejas de las cabras. Pondrá las ovejas a su derecha y las cabras a su izquierda.

Luego el Rey dirá a los de su derecha,

Vengan, benditos de mi Padre; tomen su herencia, el reino preparado para ustedes desde la creación del mundo. Porque yo estuve solo y me sentí como extranjero pero ustedes me hicieron sentir bienvenido; estuve confundido y ustedes me aclararon las cosas; la vida me derribó y ustedes me levantaron; yo era desconocido y ustedes me llamaron por mi nombre.

Entonces los justos contestarán, “Señor, ¿cuándo te vimos solo y como extranjero y te recibimos; confundido y te aclaramos las cosas; derribado y te levantamos; desconocido y te llamamos por tu nombre?”

El Rey responderá,

Un domingo por la mañana visité tu iglesia disfrazado. Leer el resto de esta entrada »

Estudios sobre 1a Corintios

with 10 comments

La doctrina, ¿le importa al pastor? J. A. Siles

with 2 comments

Introducción:

 En las  llamadas Epístolas Pastorales el apóstol  Pablo[i] declara en varias oportunidades que el pastor debe ser una persona apta  para enseñar (2Tm. 2:24; 1Tm. 3:2; Ti. 1:9). Esto quiere decir que la enseñanza de las verdades de la fe cristiana  no  es una  opción para  el ministro cristiano, por el contrario es una obligación.  Por esto en el  presente artículo   exploraré lo que nos dice Pablo en dichas epístolas sobre la importancia de la doctrina cristiana a la luz del contexto eclesiástico de la ciudad de Éfeso con el fin de ofrecer algunas implicaciones para nuestro ministerio pastoral.

I) La situación particular de Éfeso que llevó a Pablo a escribir 1Timoteo.

 Por  1Tm. 1: 3   sabemos que Pablo comisionó a Timoteo  que “mandase” a ciertas personas de la

Escritor invitado José Antonio Siles

iglesia en Éfeso que no enseñaran “diferente doctrina”.  El  verbo que Pablo emplea en esta oración  tiene en el idioma original del N.T. un sentido de  “ordenar”, pero con un fuerte matiz militar  ya que se asocia con “dar ordenes estrictas” (cf. parangelo). Este verbo describe las órdenes dadas por personas en autoridad (1Ts. 4:11). Sencillamente  Timoteo no estaba en Éfeso para sugerirle a los que se habían apartado de la verdad que  consideraran la posibilidad de cambiar su  doctrina… por el contrario la idea es que Timoteo les debía “ordenar parar”. Leer el resto de esta entrada »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 373 seguidores

%d personas les gusta esto: