Razon de la esperanza

La verdad de Dios para el pueblo de Dios

Cómo tengo mis Devociones

with 9 comments

Parte de mi crianza fue aprender a mantener los límites entre los asuntos privados, asuntos de familia, e información pública. Cuando preguntaba a mis padres acerca de lo que estaban hablando, algunas veces escuché, “Bueno, no te concierne.” Nada rudo, como “no es de tu incumbencia ,” no “tú no entenderías.” Sólo, “si necesitaras saberlo, te lo diríamos.” Es el polo opuesto a Facebook, Twitter y la cultura autoreveladora en la cual vivimos ahora. Eso probablemente explica mi reticencia a compartir los detalles de mi vida devocional privada, la cual estoy tan ansioso de declarar públicamente como lo estaría de contar lo que le susurro a mi esposa.

Sin embargo, he estado aprendiendo que para enseñar a otros a orar, uno debe proveer un ejemplo. Mucho de lo que sé acerca de la oración ha sido por escuchar a creyentes maduros conforme ellos se acercan a Dios (este método de enseñanza algunas veces se llama mimesis). Entonces, si yo blogueo o enseño, no lo hago sólo para comunicar “doctrina” sino para modelar la oración.

Déjeme compartirle algunos principios que me guían, y luego los detalles personales:

  • Yo voy al devocional repitiéndome a mí mismo, “No hay nada remotamente más urgente en mi agenda que lo que voy a hacer.” Ni predicar, ni enseñar, ni la mentoría, ni escribir.
  • Yo paso mucho de mi día preparando clases, enseñando, predicando o escribiendo. Quiero decir que, algunos días yo paso 10 horas en la Palabra. Pero no es suficiente. Algunas veces conozco a pastores que me dicen que preparar sus sermones u orar en reuniones algunas veces les da toda la nutrición espiritual que necesitan. Dios sabe, pero me mantengo dudoso acerca de si eso es suficiente. Mi tiempo devocional es “sólo para mí.”
  • Yo tengo un rótulo de “Devociones en Progreso” para mi puerta; estoy hablando con el Rey del universo.
  • Siempre que uno abre la Biblia, es con el Espíritu trabajando a través del corazón y la mente, al mismo tiempo: No existe un estudio bíblico “devocional” que deje de lado la lectura cuidadosa en el contexto. No hay un verdadero estudio de la Biblia que no incluya meditar en su significado para la vida.
  • Usualmente invierto todo mi tiempo de lectura en la Biblia, en lugar de en libros devocionales. Ocasionalmente, agrego el de Spurgeon Mañana y Tarde, pero otros libros (por ejemplo, Bonhoeffer, El Costo del Discipulado) no son para el tiempo devocional per se sino para luego.
  • Algunas veces mi lectura de la Biblia incluye un salmo o una lectura del Nuevo Testamento en los idiomas originales, pero sólo si no se vuelve una distracción.
  • Meditación es meditación en la verdad de Dios. La buena meditación también requiere una mente aquietada, pero no una vaciada. Ni es meditación bíblica yoga.
  • La oración debe incluir al menos adoración, confesión de pecado y arrepentimiento, petición para que Dios intervenga en formas específicas, y agradecimiento por lo que él ha hecho.
  • Leer y orar en voz alta es más apropiado que hacerlo en la mente: esa es una tradición que ha permanecido, y que ahora los especialistas educacionales han empezado a confirmar que lo que decimos en voz alta “se fija” mejor.
  • Yo no tengo una opinión dogmática acerca de esto, pero con respecto a la tecnología: tener devociones en mi laptop es una distracción; para mí, tener devociones con mi iPad es una experiencia mucho más positiva. Un principio puede ser: Si tiene devociones con la computadora, teléfono o iPod, ¿diría usted “discúlpeme” a Dios para contestar algún texto o Tweet? Entonces yo le sugiero que encuentre alguna otra forma de tener devociones. Algunos cristianos apagan toda la tecnología.
  • ¿Y si fallo un día? Le digo a Dios que lo siento; retomo lo que puede ser retomado por hoy; y me preparo para nuestro siguiente tiempo juntos.
  • Y finalmente: aunque yo considero que un tiempo devocional diario es crucial para mi ministerio – lo más importante que puedo hacer por mis estudiantes –, me gustaría pensar que haría lo mismo aún si no estuviera en el trabajo cristiano. Estoy en una etapa de mi vida donde no tenemos niños pequeños que capten nuestra atención; sin embargo, éste es similar a otros planes que he seguido en otros años.

Y ahora en cuanto a los detalles. Mi patrón devocional cambia regularmente, usualmente cada año nuevo, así que el 2012 no se asemeja para nada a lo que hice en 2011 ó 1995:

Mañana. Yo paso entre 30-60 minutos (usualmente alrededor de 45) en oración y lectura de la Biblia. Estudio Bíblico: Porque yo no lo había hecho por algún tiempo, este año estoy siguiendo un programa de la “Biblia en un Año” que me gusta mucho; consta de 3-4 capítulos al día. Yo trato de hacerlo despacio y en lo posible leer en voz alta para poder mantenerme en calma. Oración: mantengo un registro de oración en una aplicación del iPad (ver abajo), donde yo anoto los nombres de todos mis estudiantes, mis compañeros de trabajo, miembros de la familia, personas no salvas, artículos que estoy escribiendo, ministerios en los que mi esposa y yo estamos involucrados, peticiones específicas de ESEPA, asuntos de mi propio caminar espiritual, etc. Además, mantengo una lista de peticiones continuas acerca de mi propio corazón, mente y alma. Llevo otro diario donde escribo lo que he leído, comento acerca de mis oraciones y escribo otras lecciones del día. Además de las peticiones que he puesto en un calendario, oro por otras cosas que el Espíritu trae a mi mente. Mi lista escrita es el mínimo, no el total, de lo que oro.

Durante el día. Trato de orar en otros tiempos al azar, y en particular antes de hacer nuevas tareas y también al mediodía.

Noche. Este tiempo de devoción adicional ocurre tal vez 4-5 veces por semana, cuando paso otro período de tiempo en oración y lectura de los Salmos, tal vez durante 20-30 minutos. En la noche yo leo menos Escritura, pero leo más profundamente y repetidamente: primero, pasando a través de ella para obtener su sentido general en el contexto; luego meditando en su significado para mí, pidiéndole al Espíritu que me guíe conforme leo despacio; usando luego el texto como la base para la oración. Algunas personas usan el término Lectio Divina, mientras otros argumentan (incorrectamente, creo) que LD es per se una “práctica de la Nueva Era.” Lo que yo hago no es Nueva Era de ninguna manera, entonces llamémosle “lectura meditativa de la Biblia.” Si mi lectura de la Biblia es a paso más rápido en la mañana, en la noche es más quieta y más reflexiva. Yo creo que ambos métodos son válidos.

¿Qué más puedo decirles? Probablemente el punto más interesante es que, a pesar de mi trasfondo bautista que no utiliza mucha liturgia, he usado durante la última década el anglicano Libro de Oración Común. Muchos creen que la oración que es espontánea y sin planear es más auténtica o es más probable que sea guiada por el Espíritu. Esto no ha sido mi experiencia, ni estoy convencido por la Escritura que si uno lee sin agenda el Espíritu lo guiará en forma infalible a orar correctamente. Al seguir una guía, soy empujado más profundamente en la oración. Por ejemplo, cuando una persona confiesa el pecado, tiende a correr, “¿Ahora, qué fue lo que hice mal?” El (LOC) Libro de Oración Común me disciplina a recordar delante de Dios, “No te hemos amado con todo nuestro corazón; no hemos amado a nuestro prójimo como a nosotros mismos.” Esto pone el “pecado” en otro nivel de matiz, en la categoría de “cosas que hemos dejado sin hacer.” Es relativamente fácil decir “No tengo pecados conocidos en mi conciencia”; es imposible decir: “Hoy he amado a Dios como debo hacerlo.” El LOC también nos recuerda orar por las misiones, las personas en el gobierno, los desempleados, las personas que están en prisión, por los adictos, por la paz del mundo, y otras cosas.

Esto es una descripción general. Difícilmente lo considero como la idea estándar para devociones; tengo amigos que pasan más tiempo en oración que yo. Pero es lo que hemos armado para el 2012, y estoy muy bendecido por lo que recibo, la instrucción bíblica y la intimidad que ayuda a crear con Dios.

RECURSOS: Las herramientas son sólo herramientas, y no he encontrado nunca una bolsa de trucos que garantice un buen tiempo de devociones. A mí me gustan las siguientes, tal vez a usted también le gustarán:

Leer a través de la Biblia: algunos años yo leí un pasaje corto cada día, algunos años leí a través de toda la Biblia. Éste es el programa de la Biblia en un Año más inteligente que me he encontrado. Es en inglés, pero la persona de habla castellana podría seguirlo. Asume que ocasionalmente va a fallar un día, así que tiene una medida de salvaguardia incorporada contra el desánimo. Lo he ajustado un poco para mí mismo (Véase http://ransomfellowship.org/articledetail.asp?AID=378&B=Margie%20Haack&TID=7).

Libro de Oración Común: por muchos años he usado el programa de la Misión St. Clare. Éste es un sitio web protestante. Haga clic en el día en el calendario, y provee oraciones, lecturas de la Biblia, himnos completos con letra y música. Vaya a http://www.missionstclare.com/espanol/index.html. Se puede leer el libro en sí aquí – http://justus.anglican.org/resources/bcp/Spanish1928/Spanish_1928.htm

Diario de oración. Pocket Prayer Pro HD es una aplicación fantástica, con mucha flexibilidad. Se pueden agregar fotografías, organizar un calendario de oración, marcar cuando las oraciones son contestadas. Toma sólo un par de minutos aprender. http://itunes.apple.com/us/app/pocket-prayer-pro-lite-prayer/id359866395?mt=8

Diario. Yo uso la agradable y simple aplicación My Daily Journal para escribir cuando he tenido devociones, lo que leí, cómo oré, lo que aprendí.

“Cómo tengo mis Devociones,” por Gary Shogren, PhD, Profesor de Nuevo Testamento, Seminario ESEPA, San José, Costa Rica

Anuncios

9 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Gracias Gary por compartir, con humildad, la sabiduria y devoción que ha crecido en ti gracias al peregrinaje que haz buscado al seguir al Señor tan de cerca. Es un gran ejemplo para imitar, y realmente necesitamos de estos ejemplos aquellos que estamos comenzando este peregrinaje.
    Fernando

    Fernando Pinero

    04/06/2012 at 10:58 pm

  2. GRacias Gary tu informarmacion me ha sido muy util, saludos a su esposa y abrazos a los amigos de esepa desde Panamá (de Los Magallon)

    María Eugenia

    05/06/2012 at 1:54 pm

  3. Bendiciones Señor Gary.

    Mire queria pedirle que me de su opinion, quiero comprar una biblia de estudio, pero quiero una biblia de estudio muy detallada, es decir estudiar cada libro VERSICULO POR VERSICULO con el mayor detalle de explicacion posible.

    Me recomendaron la biblia de referencia Thompson o la biblia de estudio Mac Arthur.

    Usted que opciones cree que es la mejor para lo que deseo?

    John

    14/06/2012 at 9:13 pm

    • Hola John! Creo que Thompson es mejor que la de MacArthur, pues esta contiene mas “interpretacion” que Thompson.

      Gary Shogren

      14/06/2012 at 11:54 pm

    • A propósito, le recomendaría el Nuevo Comentario Bíblico, Siglo XXI, el cual es excelente.

      Gary Shogren

      15/06/2012 at 3:25 pm

  4. Bnoches! Me bendijo mucho saber detalles de su vida devocional! Inspira a hacerlo mucho mejor! Gracias a Dios por su vida profesor…siga adelante que si ust mejora nosotros también.

    Mariela

    08/07/2015 at 10:24 pm


Y usted, ¿qué opina? Por favor seguir las Reglas para Compartir

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: