Razon de la esperanza

La verdad de Dios para el pueblo de Dios

Posts Tagged ‘Perdón

¡Auxilio! Tengo pecado recurrente

with 12 comments

Ofrezco un libro gratuito sobre el cristiano y la adicción, aquí. Gary S. Shogren, Corriendo en Círculos: Como encontrar libertad del comportamiento adictivo

O tome una fota aquí:

static_qr_code_corriendo-en-circulos

La Biblia dice: si alguno está en Cristo, nueva criatura es: las cosas viejas pasaron; todas son hechas nuevas (2ª de Cor 5:17). Así que, cuando vinimos a Cristo, experimentamos rápidos cambios en nuestra conducta. La gente nos decía, “Has cambiado, eres diferente.” Diferente, sí: pero no nos volvimos perfectos, aún no. Es por esto que la Biblia nos dice que debemos batallar contra el pecado, todos los días, cada hora y minuto.

Cada rato, celebramos la Cena del Señor. Conforme nos preparamos a nosotros mismos, nos dijeron que revisáramos nuestros corazones y confesáramos cualquier pecado para que no tomáramos parte “de manera indigna” (1 Cor 11:27 NVI). Por favor, en este momento piense la última vez que participó en la Cena, y en lo que le dijo al Señor en ese momento.

Algunos de nosotros dijimos, “Señor, perdóname: Yo he cometido un poco del pecado A, un poco del pecado B, mucho del pecado C, nada del pecado D, pero algo del pecado E. Por favor límpiame.”

Algunos otros dijimos algo como esto: “Señor, he cometido pecado A, y otras cosas, pero más que todo, este pecado A. Y el otro mes, cuando celebramos la Cena del Señor, yo también confesé que había caído en ese pecado particular. Y el mes anterior. Leer el resto de esta entrada »

¿Nos sanará Dios? Una re-evaluación de Santiago 5:14-16a

with 15 comments

Por Gary Shogren, Seminario ESEPA, San José, Costa Rica

Santiago 5:1-16ª (traducción del autor): “¿Hay alguno entre ustedes enfermo? Llamen a los presbíteros de la iglesia y que oren por ellos después de ungirlos en el nombre del Señor con aceite de oliva. Y la oración ofrecida en fe salvará al enfermo, y el Señor los levantará; y si ellos están en el estado de haber cometido pecados, éstos les serán perdonados. Por lo tanto, confiesen (sus) pecados unos a otros y oren para que puedan ser sanados.”

St 5:14-16 es interesante por varias razones: (1) porque parece dar una promesa sin restricciones de oración contestada, como en Jn 14:13-14; (2) porque se refiere a la sanidad física; (3) porque la Iglesia Católica basa dos de sus sacramentos en esto; (4) porque la unción con aceite parece exótica a muchos cristianos protestantes. La necesidad de un estudio cuidadoso de Santiago 5 es todavía más válido en una edad en la cual la tecnología médica ha tomado connotaciones religiosas propias, religión y la ciencia están divididas cuidadosamente en categorías cartesianas, siendo la sanidad reclamada por la categoría de la ciencia. El asunto se ha intensificado aún más con la propagación en los últimos días del tratamiento holístico, sanidad interior y el evangelio de la prosperidad con sus movimientos de rechazo a la tecnología médica que disminuyen la distinción entre sanidad sobrenatural y ley natural.[1] Leer el resto de esta entrada »

A %d blogueros les gusta esto: