Razon de la esperanza

La verdad de Dios para el pueblo de Dios

‘Papi, eres tú mi sacerdote?’ El rol de padre en el hogar cristiano

with 17 comments

Sigo escuchando que el padre cristiano es el sacerdote de la familia. Por otro lado, yo busco en las Escrituras y no puedo encontrar ningún mandamiento para que él sea un sacerdote; alguna indicación que el padre realice las responsabilidades esenciales de un sacerdote; algún indicio que el padre es un sacerdote en alguna forma en que la madre no lo es. Predicadores y blogueros tienen unos pocos versículos para respaldar la enseñanza del padre como sacerdote, pero cuando yo los busco, la doctrina me parece importada a la Escritura. Citan Efesios 5 – bueno, he leído Efesios 5, y no veo referencia a ningún sacerdote. Mientras el esposo en algunas formas es como Cristo para su esposa, el paralelo es de ninguna manera absoluto: él no le da salvación, no perdona sus pecados, la llena con el Espíritu, o una serie de otras funciones que le pertenecen sólo a Jesús – incluyendo, mediar entre ella y el padre.

Un bloguero va más allá:

Los hombres se han llamado para ser los sacerdotes de su casa. Como tales, el sacerdote del Antiguo Testamento sirve como un ejemplo de lo que nosotros debemos hacer. Había varias cosas que un sacerdote tenía que hacer, que nosotros hoy, también necesitamos hacer.

Entonces, él concluye, los padres cristianos también deben ser sacerdotes. Otro escribe que “La palabra sacerdote aparece más de 800 veces desde Génesis hasta el Apocalipsis” y dice que el padre cristiano entonces es sacerdote. El problema es que, ¡no menciona que en ningún de los 800 versículos dice que el padre es sacerdote de la familia cristiana!

Aquí llegamos a un punto importante: en los tiempos de los patriarcas, los padres en efecto servían como sacerdotes, ofreciendo sacrificios y oraciones en nombre de sus familias. (Los paganos también consideraban el jefe masculino de la familia como un sacerdote, por ejemplo en la religión romana del primer siglo d. C.; el padre como sacerdote es también una enseñanza clave de los Mormones). No obstante, desde Moisés, este paradigma ha sido invalidado: aquellos Israelitas que trataron de ofrecer sus propios sacrificios familiares en los “lugares altos” fueron condenados. Sólo en el lugar que Dios había escogido podía la gente llevar sacrificios, y sólo los descendientes de Aarón servían como sacerdotes. Esto es, la forma de adoración que Noé o Abel o los patriarcas o Job llevaron a cabo, pasaron de moda muchísimo antes de la venida de Cristo, cuando el Tabernáculo fue construido. Esto explica por qué, como el autor escribe arriba, el rol predominaba en los tiempos antiguos – bueno, también el abstenerse de la carne de cerdo o no elaborar tejidos mezclados.

Yo percibo un malentendido fundamental de lo que un sacerdote (o un profeta) hacía. Algunos blogueros generalizan su tarea, diciendo que los sacerdotes tenían que ser “buenos ejemplos”, “maestros” y  “sin mancha por el pecado.” Otro dice que, como un sacerdote, el padre debía orar por su familia. Y para llevarlo a su conclusión lógica, si un pastor es santo, ora por su pueblo, les enseña, y les da un buen ejemplo, entonces no deberíamos llamarlo un sacerdote?

Mientras que estos elementos de oración y enseñanza son importantes, éstos no captan las características esenciales que son únicas de un sacerdote: el sacerdote media entre Dios y la  humanidad. El pueblo va a Dios a través de un sacerdote. Y aquí radica la tensión: Yo oigo gente afirmando esto por supuesto, en el Nuevo Pacto hay un sacerdote, esto es, Cristo; pero entonces, además, necesitamos un sacerdote en la casa. Esta persona escribe que todo creyente es un sacerdote, pero luego dice que por lo tanto el padre es sacerdote familiar:

Dentro del papel de sacerdote hay muchas funciones, “Puente”, mediador, intercesor, protector, líder o guía, maestro, siervo, tareas especiales, privilegios y responsabilidades para con Dios. Seguir el orden y estatutos de Dios, dentro de la familia el varón padre de familia también debe cumplir con ciertas funciones importantes para que la familia funcione de acuerdo al plan de Dios.

La verdad es, si nosotros necesitamos otro sacerdote, entonces Cristo no es un mediador suficiente. Pero en realidad, no necesitamos ningún sacerdote para escuchar nuestra confesión;

Jesús – el único Sacerdote

no necesitamos ningún sacerdote para ofrecer el sacrificio de la misa; y no necesitamos un sacerdote en la casa, puesto que todos los creyentes pueden ir directamente a Dios a través de Jesucristo.

Un blog más dice que Cristo es sacerdote, profeta y rey. Entonces también el padre es “sacerdote, profeta y rey de la familia.”

Los oficios que la Palabra de Dios nos dice a los padres que debamos realizar, de la misma manera en que Jesús los llevó y con ello manifestó al Padre.

Entonces, él escribe, puesto que el padre imita a Cristo, entonces ¡como Cristo él es el sacerdote, profeta y, sí, rey de su familia! Yo reto a cualquiera que encuentre referencias bíblicas del padre siendo única o especialmente ya sea el sacerdote, el profeta o el rey de su familia. Sí leemos que: “y teniendo un gran sacerdote sobre la casa de Dios, acerquémonos con corazón sincero, en plena certidumbre de fe” (Heb 10:21-22a). Qué ridículo hacer al padre el redentor de la familia, como hace este hombre:

El padre es en un sentido el sacerdote de la familia, que dispone sobre el altar de Dios el sacrificio matutino y vespertino…A la mañana y a la noche, el padre, como sacerdote de la casa, debe confesar a Dios los pecados cometidos durante el día por él mismo y por sus hijos.

No, dice la Biblia, el Gran Sacerdote: no Mamá, no Papá, no el Pastor, sino sólo Jesús es nuestro mediador. El padre, la madre y los niños, quienes son todos sacerdotes si son cristianos, deben orar uno por el otro; no es un trabajo únicamente del padre.

Si estamos interesados en el sacerdocio bíblico en esta era, es en el Nuevo Pacto que debemos buscar. Bajo el Nuevo Pacto, cada uno de los creyentes es un sacerdote: “sacerdocio santo, para ofrecer sacrificios espirituales aceptables a Dios por medio de Jesucristo”, a “real sacerdocio” (1 Ped 2:5, 9). Nuevamente, Cristo nos ha “y nos hizo reyes y sacerdotes para Dios, su Padre” (Apoc. 1:6). Pedro menciona el deber sacerdotal de la “oración”. Otra tarea es llevar el evangelio a los demás; Pablo tiene “el deber sacerdotal ” del evangelismo de acuerdo com Rom 15:16. Esto significa que en cierto nivel cada creyente representa a Dios en el mundo en evangelismo y edificación, y representa al mundo ante Dios en oración. Ahora, por supuesto, los sacerdotes más experimentados deberían proveer un modelo e instrucción para los menos experimentados, ya sea que esto tenga lugar en una familia nuclear o no. Pero desde el Día de Pentecostés, no sólo los padres, no sólo el clero, pero “nosotros” = todos los hombres y mujeres, niños y niñas que son parte del pueblo de Cristo y poseen el Espíritu Santo. Entonces, en mi caso la Escritura me informa que yo, un sacerdote, tengo una esposa que es un sacerdote, y juntos criamos cuatro sacerdotes más jóvenes. Aunque mi trabajo es vital, y yo debo orar por ellos, yo no soy el sacerdote familiar: ellos no necesitan pasar a través de mí para poder llegar a Dios.

Uno de los autores de habla inglesa enseña una rara, para no mencionar peligrosa, doctrina:

Como jefe [de sus familias] los hombres están en una posición de oración única. Ellos, y sólo ellos, pueden ofrecer protección de oración [contra Satanás] y cobertura a sus esposas e hijos. Nadie más está en la posición única para ofrecer esa protección (énfasis añadido).

Nadie más puede ofrecer esa protección? ¿Ni siquiera Jesuscristo nuestro gran Mediador, quien ha entrado detrás del velo? Y no pueden las oraciones de una madre soltera aprovechar para sus hijos, en la ausencia de un hombre? Qué hace temblar al enemigo: los cromosomas masculinos, o la oración de fe? (Y yo verdaderamente debo enfatizar: Yo busqué en google el tema, e interactué con los primeros 5 o más blogs que salieron, no aquellos con los cuales mi caso sería más fácil de probar).

Uno de los blogueros repite una idea que escucho muy a menudo:

En nuestras familias, no es la responsabilidad de la mujer enseñar a los niños acerca de los caminos de Dios, es del hombre.

Tengo que calificar eso como “absurdo”: es el rol de los dos enseñar a sus niños. Si el hombre elude su responsabilidad, eso es un pecado en su cuenta. Ni hay que culpar a la fiel madre, cuando ella da instrucción espiritual a sus hijos a pesar de la falta de acción de su marido. He oído pocas nociones tan desconcertantes, anti-bíblicas e inexcusables como la que dice, “Si la mujer está manejando la instrucción espiritual de sus hijos, entonces ella está usurpando la autoridad de su esposo y bloqueándolo en su papel. Ella debe parar hasta que él sea avergonzado a hacer lo correcto.” Yo digo, debemos darle a esa hermana una medalla, no decirle que se enfríe. (Estudie la historia de Susanna Wesley, si quiere ver una mujer creyente-sacerdote armada y lista para la acción; también, el trabajo de Loida y Eunice al enseñar al joven Timoteo, cuyo padre no era creyente; 2 Tim 1:5).

Yo trabajo en una cultura donde algunos predicadores neo-Pentecostales ya no quieren ser llamados “pastor”. Por un tiempo ellos demandaron ser llamados “apóstoles” y, no sorpresivamente, obedecieron absolutamente. Ahora un hombre una calle debajo de nosotros se ha ungido a sí mismo “patriarca”, esto es, jefe sobre los apóstoles. Este “título de puesto inflado” va contra la Escritura, y lleva a abuso y viajes de poder.

Los padres tienen un llamado extraordinario al servicio y no necesitamos inflar su título a Sacerdote de la Familia. Escuchen, si ustedes quieren reclamar acerca de cómo los padres de hoy en día no toman suficiente responsabilidad en la crianza de sus hijos, no recibirán ningún argumento de mi parte más bien todo el apoyo. Pero, ¿debemos distorsionar la palabra, inventando un rol para padres del cual la Biblia no sabe nada, con el fin de estimular a los papás? Jamás. Debemos enfatizar sus funciones bíblicas, ni más ni menos.

Entrada relacionada:

Yo soy padre – ¿qué es lo que debo hacer?

“‘Papi, eres tú mi sacerdote?’ El rol de padre en el hogar cristiano,” por Gary Shogren, PhD, Profesor de Nuevo Testamento, Seminario ESEPA, San José, Costa Rica

Anuncios

17 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Excelente!
    A mí lo que me llama la atención de éste y algunos otros temas es cómo estás cosas se hacen “verdad” en medio del pueblo cristiano. Será que como lo dijo fulanito que es muy famoso ya se acepta como verdad? Será que el pueblo cristiano dejó a un lado el libro y ahora se traga cuanto escucha?

    Horacio

    23/07/2012 at 1:56 pm

    • Si. Tiene razon! La mitad del estudio biblico es, aprender lo que la Palabra dice. La otra cara de la moneda es, olvidar lo que la Biblia NO dice! Bendiciones.

      Gary Shogren

      23/07/2012 at 2:39 pm

  2. Excelente Gary, muchas gracias, me parece muy acertado el análisis exegético y pastoral, me parece que aunque con buenas intenciones hay muchos bloggeros que confían mucho en su sentido común que no siempre funciona, de allí en los problemas lógicos o de malas analogías….esto es endémico incluso en comentaristas serios…un gran reto para los institutos, seminarios y universidades…enseñar pensamiento crítico…por ejemplo…el saber cuando una analogía es verdadera, valida, plausible y solida….

    Luvin Areas

    24/07/2012 at 2:24 pm

  3. Excelente articulo hermano. Así es, debemos enseñar lo que realmente dice la Biblia y no añadirle ni quitarle. Muchos que sufren de ese complejo de diosecillos se inventan un poco de cosas que no esta fundamentada en la Palabra, tergiversan las Escrituras y los faltos de sabiduría se creen todo lo que escuchan sin escudriñar las Escrituras.

    CRISTO ES NUESTRO SUMO SACERDOTE, EL ÚNICO MEDIADOR ENTRE DIOS Y LOS SERES HUMANOS. Y TODOS LOS CREYENTES, HIJOS E HIJAS DE DIOS, SIN IMPORTAR LA EDAD, RAZA, CONDICIÓN SOCIAL O CIVIL, SOMOS REYES Y SACERDOTES DE DIOS, PUES GRACIAS AL SACRIFICIO DE NUESTRO AMADO SALVADOR AHORA TENEMOS ENTRADA AL LUGAR SANTÍSIMO. GLORIA A DIOS..

    venezolana

    03/08/2012 at 5:21 pm

  4. Gracias Hno. Gary. Me gustan mucho sus exposiciones. Siento como si fuera mi profesor. Esta ensayo esta excelente. E escuchado esto “padres como sacerdotes” hasta en mi propia congregacion. Aunque posiblemente estas personas por ignorancia, tengan buenas intenciones, la realidad es, que dado a que estamos viviendo es unos tiempos donde se malinterpreta muchos conceptos biblicos, se le hace dano al oyente y veo que todo es para la gloria del hombre y no de Dios. Es una ideologia que sale del movimiento de apostoles modernos con un poco de teologia del reino ahora y “Dominion theology”. Dios le continue bendiciendo.

    hnohector

    07/08/2012 at 3:30 pm

  5. […] ni disciplinar a sus hijos; ni ser el sacerdote familiar (una noción que desmentimos en otro blog AQUI). Mas bien, es “Y amarás a Jehová tu Dios de todo tu corazón, y de toda tu alma, y con todas […]

  6. Komo siempre la gente de las “iglesias” anda komo loka buskando un sucedáneo a la Biblia, espiritualizando todo lo ke esta al alkance de sus ojos y orando por cosas triviales…a veces e preguntado a amigos y ellso dicen ke los “kristianos” son komo actores…actuan segun les konviene…
    Tks por el artículo…muy bueno!

  7. no se trata de retar a nadie,si no de educar:Mi pueblo es destruido por falta de conocimiento:
    Mi pueblo es destruido por falta de conocimiento.
    Por cuanto tú has rechazado el conocimiento,
    yo también te rechazaré para que no seas mi sacerdote;
    como has olvidado la ley de tu Dios,
    yo también me olvidaré de tus hijos.

    jesus pineiro

    03/11/2013 at 3:25 pm

  8. Excelente¡ es cierto que a veces aceptamos doctrinas también por “tradición” y es verdad que deberíamos examinarlas a luz de la Palabra. Podemos caer en lo mismo que cayeron los religiosos en los tiempos de Jesus, poniendo cargas que ni nosotros somos capaces de cumplir, creo que en ese sentido se ha puesto una carga que conduce a la culpabilidad al dotar a los hombres de un rol “ficticio” por otro lado imposible de cumplir. Como pastor y padre aplaudo este “liberador” articulo que en ningún momento nos exime de las responsabilidades que tenemos, luchando a contra corriente de una sociedad que ha relegado el papel del hombre y su responsabilidad a cuotas cada vez mas imperceptibles y por tanto creando modelos de “paja”. “levantemos y edifiquemos” nuestras familias, comunidades, culturas, etc.
    Un fuerte abrazo desde España y gracias por el articulo.

    juan jose chaparro

    16/04/2015 at 2:52 am

  9. Lo mas importante para mi es orar y pedirle a Dios Discernimiento antes de empezar la lectura, porque Dios creo primero a Adan y le dio a él las instrucciones?, Porque en la Biblia se muestra siempre las familias encabezadas por el esposo y padre, porque cuando Dios dirigía a un pueblo siempre encargaba a un hombre de esta labor de guía? y… cual es el problema que el hombre sea la cabeza del Hogar??

    Ana Casas

    21/05/2015 at 12:38 pm

    • Estimada Ana, gracias por su comentario.

      Se lee mi artículo con cuidado, verá que hablé sobre ciertas ideas que en mi estudio de la Biblia me parecen algo ajeno: 1. esta idea de que el padre es sacerdote de su hogar. No hay ninguna evidencia de esta doctrina. 2. esta idea de que el padre siempre y la madre jamás debe criar sus niños espiritualmente; otra vez, nada de evidencia a favor de la idea, mucha en contra; 3. esta idea de que un esposo es sacerdote y mediador (el significado de “sacerdote”) de la familia. No, con toda claridad, es Jesús, no el esposo.

      No digo nada en contra de la idea de que el hombre sea la cabeza de la esposa.

      Gary Shogren

      21/05/2015 at 3:19 pm

  10. Hermosa verdad lamentable que lis hombres aun llama dose cristianosa no obedience este papel yo me tube que divorciar porque el nunca obedecio que era el sacerdote del Hogar

    Rosi

    07/05/2016 at 4:29 pm

  11. Excelente Don Gary yo he investigado este mismo tema y en efecto nunca encontré un respaldo bíblico de ( hombre como sacerdote de su hogar). Me gustaría llevar un seminario con usted o clases como puedo hacer?

    Ramses

    24/05/2017 at 9:58 pm


Y usted, ¿qué opina? Por favor seguir las Reglas para Compartir

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: