Razon de la esperanza

La verdad de Dios para el pueblo de Dios

¡El Comentario Bíblico Contemporáneo!

with 2 comments

 


¡Noticia! Ahora disponible un recurso de gran beneficio. Es un estudio de toda la Biblia desde Latinoamérica. Un comentario completo de todos los libros de la Biblia, por más de 100 especialistas latinoamericanos.

Yo escribí la sección sobre Romanos, y otros compañeros de ESEPA contribuyeron otros capítulos.

He aquí se puede descargar el comentario completo de Amós más otras secciones, gratuitamente.

Vaya al sitio web para comprar. Ahora también disponible como libro de Logos.

Parte de mi contribución, de Romanos:

Debemos amar a las personas, pero no tolerar otros evangelios, los cuales tienen un efecto corrosivo en los amados de Dios en América Latina. A veces las nuevas ideas se introducen en la iglesia porque un pastor escuchó de alguien, en algún lugar, una nueva enseñanza, le sonó bien y decidió seguirla. Pero el año anterior hubo otra enseñanza, y así sucesivamente. En algunos lugares parece como si no hubiera conciencia de que la falsa enseñanza existe por lo menos como una posibilidad. Si alguien llega a la ciudad y expone una profecía, pocos ponemos a prueba esa palabra porque el maestro insinúa que estaríamos cuestionando la autoridad de Dios o “tocando al ungido del Señor”. No obstante, es responsabilidad de cada cristiano filtrar lo que es veneno y permitir tan solo una buena nutrición.

Los cristianos pueden diferir de otros cristianos con respecto a detalles de la segunda venida del Señor, los dones espirituales, qué tipo de música es aceptable para adorar y otros asuntos. Pero Pablo se ocupa de la necesidad de detectar el error en los fundamentos: qué dicen las Escrituras, quién es Jesucristo, cómo se salvan las personas, qué obra realiza del Espíritu Santo. Esta es una de las razones que motivaron al apóstol Pablo a escribir a la iglesia en Roma. La conclusión de su carta a esa iglesia reitera que el evangelio no le pertenece a un grupo, a una raza o a una denominación. El pueblo de Dios es parte del olivo, no es el árbol mismo. Los creyentes tienen que resistir el orgullo y vivir siempre con la urgencia de llevar el evangelio por todo el mundo.

 

 

2 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Como podría conseguir un ejemplar del mismo? Gracias

    Ana Raquel Mereles

    17/04/2019 at 6:10 pm


Y usted, ¿qué opina? Por favor seguir las Reglas para Compartir

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: