Razon de la esperanza

La verdad de Dios para el pueblo de Dios

Archive for the ‘Arameo’ Category

El Texto Crítico del Nuevo Testamento versus el Texto Mayoritario

leave a comment »

Estoy comprometido a utilizar la mejor edición del Nuevo Testamento griego, que considero en este momento la 28ª edición de Nestlé-Aland. Y estoy estupefacto por sitios como uno que acabo de encontrar (“Corrupciones gnósticas en el Testamento griego de Nestle-Aland”), escrito por una persona que no tiene un conocimiento decente de esta edición del NT ni, si queremos para ser sincero, el gnosticismo.

Alguien más temprano hoy me preguntó sobre el Nuevo Testamento en griego original: forma griega bizantina de Maurice Robinson y busqué material en mi copia de la edición de 2005.

¡Allí está, la forma en que algunas personas llevan uno, uno pensaría que alguien ha reescrito todo el Nuevo Testamento para que se adapte a alguna agenda gnóstica-Illuminati-Masónica-New Age-Lesbian-Nuevo Orden Mundial-reptiliana.

Así que comparemos solo un párrafo al azar del Nestle-Aland y el Bizantino. No necesita poder leer griego para este ejercicio.

Aquí está la forma de texto bizantina, el llamado texto “bizantino” de Romanos 1: 1-7 – Lee el resto de esta entrada »

Todos mis ensayos sobre la traducción de la Biblia

with 6 comments

Algunos me los han pedido, entonces aquí, ¡todos mis ensayos sobre la traducción de la Biblia! Tengo que mencionar desde el principio que, muchos sonarán “negativos” – eso por una buena razón, de que hay un montón de información errónea y hasta desinformación circulando.

Si no me conocen, aquí la historia de mi vida. Soy misionero profesor en Seminario ESEPA en Costa Rica. Mi formación es la exégesis del Nuevo Testamento y mientras no soy experto en la crítica textual, es un tema que he enseñado por más de 30 años, junto con el idioma griego, la exégesis, el trasfondo histórico del NT, etc. También he trabajado por varios años como consultor para la traducción de la Biblia para los 2000-plus idiomas que no tienen Biblia, ni un solo versículo, como consultor y escritor para Asociados Wycliffe. He producido comentarios sobre 1-2 Tesalonicenses y 1 Corintios, pendiente de Andamio, todo basado en mi propia exégesis del original, y con plena atención a la tradición textual. También he publicado un libro sobre la gramática griega.

Si alguien quiere estudiar los idiomas bíblicos y su exégesis, por favor póngase en contacto con Seminario ESEPA. Tenemos cursos presenciales en Costa Rica y en línea.

EL NUEVO TESTAMENTO CONFIABLE

Primero que nada, empezamos con la buena noticia de que, el Nuevo Testamento como lo tenemos, es confiable como el mensaje inspirado de Dios. Les invito que miren una conferencia entera sobre el tema, en video: “La confiabilidad del Nuevo Testamento.”

EXÉGESIS Y LOS IDIOMAS

La exégesis morfosintáctica: ¿realmente existe como tal?

En el mejor de los casos, el análisis morfo-sintáctico nos lanza al camino de un estudio bíblico más profundo. En el peor de los casos, la gente paga dinero para, supuestamente, aprender griego en línea Lee el resto de esta entrada »

¡Pruebe Strauss, comentario de Evangelio de Marcos!

with one comment

¡Recomiendo el comentario de Marcos por Mark Strauss! Es parte de la serie Comentario Exegético-Práctico del Nuevo Testamento (CEPNT), publicado por Andamio. He aquí una descripción de la serie. Se puede comprar de Andamio, de Amazon, y de Logos. También puede comprar mi comentario de 1-2 Tesalonicenses allí. Marcos fue escrito en griego por una audiencia gentil, a veces citando los dichos arameos de Jesús.

He aquí una sección:

Teología aplicada de Marcos 13:24-37

La segunda parte del discurso del Monte de los Olivos de Jesús continúa dos temas importantes introducidos en la primera parte: el peligro de la especulación escatológica y el llamamiento a estar alerta.

El peligro de la especulación escatológica

Al igual que los discípulos no deben caer en el error de asumir que los eventos catastróficos como las guerras, hambres y terremotos son signos seguros de la destrucción de Jerusalén o del fin de los tiempos (13:7-8), tampoco deben calcular el momento del fin, ya que sólo el Padre lo sabe (13:32). Más bien, deben permanecer fieles y en constante vigilancia, viviendo vidas santas.

Llamamiento a estar alerta

Los temas de la vigilancia y la preparación espiritual (cf. 14:34-38) son habituales en el NT. Además de varias parábolas sobre la administración en los evangelios (ver comentario en 13:34), Pablo les recuerda a los tesalonicences que como “hijos de la luz” e “hijos del día” no deben dormirse espiritualmente como los demás, sino permanecer despiertos y “en nuestro sano juicio, protegidos por la coraza de la fe y del amor, y por el casco de la esperanza de salvación” (1 Ts 5:5-8). La vigilancia aquí va ligada a la práctica de virtudes cristianas tales como la fe, la esperanza y el amor. De forma similar, Pablo anima a los corintios a “mantenerse alerta” (γρηγορεῖτε), lo cual se define como mantenerse firmes en la fe, ser fuertes y valientes, y hacer todo con amor (1 Co 16:13-14). La preparación para el regreso de Cristo no consiste en calcular la fecha exacta del Armagedón o vincular los eventos mundiales con el cumplimiento de las profecías bíblicas. Se trata de dejar que brillen nuestras luces espirituales mostrando el fruto del Espíritu (Mt 5:16; Gl 5:22).

El regreso triunfante del Hijo del hombre y la reivindicación de su pueblo

Un tercer tema teológico importante de este pasaje es el regreso del Hijo del hombre que viene “en las nubes con gran poder y gloria” (13:26) y la reunión de “sus escogidos” (13:27). Como señalamos anteriormente, este tema tiene su trasfondo en Dn 7:13-14, donde alguien semejante a “un hijo del hombre” bar ʾĕnāš = un ser humano) se acerca al Anciano de días y recibe toda la gloria y soberanía y un reino eterno. Aunque algunos identifican la referencia de Marcos con la ascensión y exaltación de Jesús a la derecha de Dios (ver comentarios sobre 13:26), nosotros hemos argumentado que para Marcos esta es la segunda venida de Cristo, la consumación del reino de Dios. El reino que fue anunciado por ­Jesús (1:15), explicado en parábolas (4:11, 26, 30), ofrecido en el presente (10:14, 15, 23-25; 12:34), y que será consumado en el futuro (9:1, 47; 11:10; 14:25; 15:43), llegará en toda su plenitud cuando el Hijo del hombre regrese.

En el NT, la segunda venida de Cristo se identifica con el acto de cierre de la historia humana. Se le suele llamar habitualmente su “venida” o “presencia” (παρουσία; 1 Ts 2:19; 3:13; 4:13; 5:23; 2 Ts 2:1, 8; Stg 5:7-8; 2 P 3:4), pero también su “revelación” (ἀποκάλυψις; 1 Co 1:7; 2 Ts 1:6-7; 1 P 4:13) y “manifestación” (ἐπιφανεία; 1 Ti 6:14; 2 Ti 4:8; Tit 2:13-14; cf. Col 3:4; 1 Jn 2:28). Aunque el momento se desconoce (Mt 25:13; Mc 13:32; 1 Ts 5:2), el regreso de Cristo será corporal y visible, de la misma naturaleza que su partida (Hch 1:11; cf. Mt 24:26-27; Lc 17:24; 1 Ts 4:16; Ap 1:7). Librará a su pueblo del sufrimiento (2 Ts 1:6-7; 1 P 4:13) y los rescatará de la ira (1 Ts 1:10), recompensando a aquellos que hayan perseverado (Mt 16:27; 2 Ti 4:8; Heb 9:28). Vendrá acompañado por la resurrección de los que hayan muerto “en Cristo” (1 Co 15:22-23; 1 Ts 4:16) en cuerpos imperecederos y glorificados (1 Co 15:42-44, 51-54; Col 3:4) y Cristo vivirá de forma permanente con su pueblo (Jn 14:2-3; 1 Ts 4:17; 2 Ts 2:1).

En el libro de Apocalipsis el regreso de Cristo viene marcado por una serie de eventos que darán fin a la época presente: el regreso triunfante de Cristo (Ap 19:11), el juicio a los malvados (19:15-20:15; cf. Mt 13:40-41; 25:31-46), la reivindicación de los justos (Ap 20:4-6), la resurrección de los muertos (20:4-6, 12-13), un reinado de mil años de Cristo (20:4-7), y un nuevo cielo y una tierra nueva (Ap 21-22). Sin embargo, la preocupación de Marcos en el pasaje presente no está en estos detalles, sino en la certeza de la futura revelación del Hijo del hombre (13:26) y en la reivindicación de sus seguidores fieles (13:27).

Tristemente, la segunda venida de Cristo ha sido fuente de interminables debates entre cristianos, en lo referente a su naturaleza, al momento concreto y a la secuencia de los hechos. ¿Será un solo evento o se dividirá en dos etapas (pre-, intermedia, o post-tribulación)? ¿Irá seguida de un milenio literal de mil años o del establecimiento inmediato de un nuevo cielo y tierra? Aunque este tipo de preguntas no carecen de importancia y merece la pena investigarlas, no se debería permitir que impidieran la comunión cristiana. No eran esas las preocupaciones de los autores bíblicos, que consideraban el regreso de Cristo como una esperanza grande y gloriosa para los creyentes. Como afirma con tanta elocuencia Pablo, la promesa del regreso de Cristo nos recuerda que todas las dificultades de la vida algún día se terminarán, cuando recibamos cuerpos imperecederos y glorificados y nos reunamos con aquellos “en Cristo” que perdimos a lo largo del camino (1 Co 15:51-54; 1 Ts 4:13-17). Su conclusión: “Por lo tanto, animaos unos a otros con estas palabras” (1 Ts 4:18).

“¡Pruebe Strauss, comentario de Evangelio de Marcos!” por Gary S. Shogren, Profesor de Seminario ESEPA, San José, Costa Rica

 

Exégesis morfo-sintáctica – ¿Realmente existe como tal?

with one comment

“Exégesis morfo-sintáctica”: ¡todo suena tan misterioso! No lo es.

De hecho, me atrevería a decir que no existe la exégesis morfo-sintáctica como tal.

El análisis morfosintáctico, en cambio, sí es una herramienta.

Tal análisis implica la identificación y el etiquetado de cada palabra de una oración griega como parte del discurso: aquí hay un participio, allí un adverbio, allá una oración condicional, etc. Luego culmina en algo como el diagrama de la oración. Es un paso crucial, pero al mismo tiempo es una etapa de menor orden de la exégesis, que es el estudio de un texto en su idioma original. Este análisis es una ayuda porque la mayoría de nosotros no podemos leer las oraciones griegas con facilidad y necesitamos descomponerlas en sus componentes y luego releerlas más rápidamente.

Yo leo el griego de manera casual durante tal vez media hora al día, y para eso no saco los bolígrafos de colores; pero el etiquetado y la diagramación son definitivamente pasos que tomo siempre que hago algo como la lectura seria de un texto bíblico.

COMENCEMOS CON UN EJEMPLO EN ESPAÑOL:

Aquí hay un ejemplo de cómo sería el análisis morfo-sintáctico, si estudiáramos un texto bien conocido, el primer párrafo de Don Quixote. Vamos a la pizarra para un comienzo de un análisis del mismo:

¡Eso es! No es más místico o cabalístico que eso. Y aunque la información que proporciona es crítica, no tiene mucho sentido. Con el ADN humano es el mismo trato – Lee el resto de esta entrada »

¡Rompecabezas griego!

with one comment

No todo el mundo lee griego, sin embargo, algunos lo leen para explorar la Palabra de Dios.

Encontré este pasaje de un libro cristiano antiguo. Hace unos años traduje otro pasaje del mismo libro. Se puede decir que, es de nivel intermedio, no más difícil que el Nuevo Testamento.

Así que es relativamente fácil traducir el NT, por nuestro conocimiento previo del texto en español, o por la disponibilidad de herramientas, es una buena prática, leer y traducir y analizar textos griegos que no conocemos, para evaluarar cuál es nuestro nivel.

Si alguien quiere resolver esto, habrá un premio, ¡todavía no sé qué!

Οἱ ἄνθρωποι ἁμαρτάνοντες γενικῷ [1] λόγῳ διχῶς [2] ἁμαρτάνουσιν, ὑποβαίνοντες τὰς ἐντολὰς ἢ ὑπερβαίνοντες. ὅταν γὰρ μὴ ἀπ’ ἐπιστήμης πολιτευώμεθα μηδὲ γινώσκοντες τὰ μέτρα τῆς δικαιοσύνης σφαλλόμεθα [3], καὶ ἔσθ’ ὅτε [4] ὑπερβαίνοντες τὸν κανόνα φαντασίᾳ τοῦ ποιεῖν τι κρεῖττον ἐκπίπτομεν τοῦ προκειμένου. ΣΤΑΘΜΙΟΝ οὖν ἐστιν, ὃ οὔτε ΜΕΓΑ ἐστὶν οὔτε ΜΙΚΡΟΝ ἀλλὰ σύμμετρον, τὸ εἰδέναι πῶς δεῖ βιοῦν.

Y algunas pistas:

[1] género, tipo

[2] de dos maneras

[3] tropezar (med.)

[4] ἐσθʼ ὅτε = ἐστὶν ὅτε, sucede que

¡Suerte! Gary

Si alguien quiere estudiar griego (o hebreo), desde la letra alpha (α) hasta la exégesis profunda, póngase en contacto con Seminario ESEPA, http://esepa.org

¿Acaso ‘Abba’ significa ‘Papi’?

with one comment

En breve, no, la evidencia sugiere que, significa “Padre” y ya.

Vamos a Romanos 8:15 RVC – “Pues ustedes no han recibido un espíritu que los esclavice nuevamente al miedo, sino que han recibido el espíritu de adopción, por el cual clamamos: ¡Abba, Padre!”

Trasfondo lingüístico: En el Nuevo Testamento, es trasliterado a αββα, abba, letras griegas para representar los sonidos arameos. Abba (אַבָּא) es una variación de Ab (אַב), “padre”. Abba no es una palabra del hebreo, sino del arameo, que era el lenguaje de los gentiles y judíos del Mediterráneo oriental, como también de los rabíes durante muchos siglos. Originalmente significó “papá”, sin embargo, por la evolución que todas las palabras experimentan, llegó a ser la forma por la cual tanto niños como adultos usarían para dirigirse a sus padres. Parte de ese proceso fue, los judíos empezaron a usar Abba como título para los rabinos importantes, por ejemplo Abba Saul en el siglo II. Fueron “padres”, no “papies”, y por eso Jesús dijo en Mateo 23:8-9, “Pero vosotros, no seáis llamados Rabí; porque uno solo es vuestro Maestro, y todos vosotros sois hermanos. Y no llaméis a nadie vuestro PADRE en la tierra, porque vuestro Padre que está en los cielos es uno solo.” No hay ni siquiera una referencia a judíos no cristianos usando Abba para Dios.

Uso por Jesús: Toda la evidencia indica que Jesús enseñó todo en arameo. Algunos ejemplos son Talita cumi (Mr 5:41); Efata (Mr 7:34). Ni él dudó en usar el arameo como su idioma para orar, al llamar a su padre Abba (Mr 14:36). Este era el lenguaje de muchos cristianos primitivos, es por ello que algunas palabras pasaron directamente al griego, por ejemplo marana ta (“¡Señor nuestro, ven!”; 1Co 16:22), y la palabra Abba aquí en Romanos y en Gálatas 4:6. Por otro lado, después del Nuevo Testamento, no se encuentra en los escritos patrísticos excepto en citas del NT. [1] En Romanos y en Gálatas, Pablo traduce Abba de arameo a griego, y usa la palabra normal para el padre, “pater” (πατηρ), no, con todo respecto, “patercito”. Entonces, Rom 8:15, αββα ὁ πατήρ. El Padre Nuestro también tiene Pater.

Uso actual: Se ha vuelto una moda en América Latina traducir Abba como Papá o Papi. No fue inventado esta práctica allí, creo, así que lo he escuchado en inglés, francés y alemán. La mejor evidencia dice que, significa simplemente “Padre”. No obstante, el evangelios nos dice que esa verdad es más que suficiente para invitarnos a orar a “nuestro Padre”.

* La materia de este blog tomada de mi comentario de Romanos en el Comentario Bíblico Contemporáneo.

Comentario Biblico

** A propósito, cité por arriba la Reina Valera Contemporánea, la cual me gusta. Si usted quiere la tradición de la RV, la recomiendo. Ojalá que fuera basada en el texto crítico, no en el Textus receptus, pero bueno. Para mi, cuyo primer idioma es inglés, ¡me gusta mucho que no tengo que usar los verbos de “vosotros”!

NOTA
[1] Aquí una cita rica de Ireneo, Contra las herejías 5.8.1 – “Esto no nos sucede por la destrucción de la carne, sino por la comunión del Espíritu; pues aquellos a quienes escribía no vivían sin la carne, sino que habían recibido al Espíritu de Dios, [1142] «en el cual clamamos: ¡Abbá, Padre!» (Rom 8,15). Si, pues, teniendo ahora esta prenda clamamos: «¡Abbá, Padre!», ¿qué sucederá cuando, resucitados, lo veremos cara a cara (1 Cor 13,12); cuando todos sus miembros a una sola voz elevarán el himno de alegría, para glorificar al que los ha resucitado de los muertos para darles la vida eterna? Pues si la prenda, apoderándose del hombre mismo, ya le hace clamar: «¡Abbá, Padre!», ¿qué hará la gracia universal del Espíritu, que Dios otorgará a los hombres? Nos hará semejantes a él, y nos hará perfectos por la voluntad del Padre; pues éste ha hecho al hombre según la imagen y semejanza de Dios.”

¿Acaso ‘Abba’ significa ‘Papi’? por Gary S. Shogren, PhD en Nuevo Testamento, Profesor de Seminario ESEPA, San José, Costa Rica

El canon está cerrado, pero Apoc 22 no tiene nada que ver

leave a comment »

Afirmo que, en absoluto, el canon está cerrado. Pero más allá de eso, se pretende usar el Apocalipsis para probar que el don de profecía está extincto, dado que se encuentra en Apoc 22:18-19 esta doble maldición espantosa:

A todo el que escuche las palabras del mensaje profético de este libro le advierto esto:
Si alguno le añade algo, Dios le añadirá a él las plagas descritas en este libro.
Y, si alguno quita palabras de este libro de profecía, Dios le quitará su parte del árbol de la vida y de la ciudad santa, descritos en este libro.

Se dice que, Apoc 22 queda al fin del NT, entonces, ¡es el fin de la revelación divina!

Vi alguien usando este argumento recientemente, y sugerí lo siguiente:

…que está tomando Apoc 22 fuera de su contexto, y con mala exegesis. Apoc 22 habla del libro de Apocalipsis y ya, usando la costumbre de maldecir a los escribas quienes copian un libro mal. Y bueno, no hay nada que indica que el Apocalipsis era el ultimo libro canónico escrito, nos parece asi porque es el ultimo en nuestra Biblia, pero en los manuscritos antiguos no necesariamente.

Luego busqué más información sobre estas maldiciones y, fascinante, alguien escribió un libro entero sobre el tema. Muchos de sus ejemplos tienen que ver con el robo de libros. Del siglo 7 a. C. –

Quien robe esta tabla, o inscriba su nombre a la par del mío, que [los dioses] Ashur y Belit lo derriben en su ira y enojo, y que extirpen su nombre y su posteridad en la tierra.

Apoc 22 tiene sus raices tambien los así-llamados formularios de integridad, es decir, nadie debe torcer lo escrito. 1 Enoc tiene ecos en el Apoc. Por ejemplo, aquí en 104:11 –

(muchos pecadores) inventarán cuentos ficticios y copiarán mis Escrituras según sus propias palabras…ojalá que ni cambiaran ni quitaran de mis palabras

Se encuentran estas maldiciones en el Medio Oriente, Egipto, el mundo grecorromano, entre los judíos, y los cristianos. He aquí una referencia en los padres del siglo 2. De hecho, parece que Melito de Sardis está pensando en el Apoc 22 –

Cuando los hermanos me pidieron que escribiera cartas, lo hice, pero los apóstoles del diablo las han llenado de cizaña, OMITIENDO ALGUNAS COSAS AND AÑADIENDO OTRAS. Pero les espera tribulación. No es asombroso así que algunos hayan incluso torcido la Palabra del Señor cuando han maquinado en contra de escritos tan inferiores. Encontrado en Eusebio, Historia de la Iglesia 4.23.12

“Yo, Jesús, he enviado a mi ángel para darles a ustedes testimonio de estas cosas…” dice la conclusión del Apocalipsis. En otras palabras, ¡Que nadie altere el Apocalipsis!

Debemos agregar que, Apoc 22:18-19 no tiene nada que ver con la ciencia de la crítica textual. Esta es la búsqueda del texto original y apostólico de la Biblia, incluso el libro de Apocalipsis. Ni siquiera enseña que debemos usar solamente una versión de la Biblia.

Y al fin, por supuesto, ¡no escribamos nuevos libros bíblicos ni inventemos nuevas doctrinas!

“El canon está cerrado, pero Apoc 22 no tiene nada que ver,” por Gary S. Shogren, Profesor de Nuevo Testamento, Seminario ESEPA, San José, Costa Rica

 

A %d blogueros les gusta esto: