Razon de la esperanza

La verdad de Dios para el pueblo de Dios

Archive for the ‘discernimiento’ Category

La Carta a los Romanos – ¿Por qué y para qué? [Romanos]

leave a comment »

De vez en cuando en este blog estaré compartiendo sobre la epístola a los Romanos. Son selecciones y resúmenes de mi comentario breve sobre la carta en El Comentario Biblico Contemporáneo, que será publicado por Ediciones Kairos, Buenos Aires.

Me he atrevido a hacerlo por causa de la gracia que Dios me dio para ser ministro de Cristo Jesús a los gentiles . . . Pero ahora que ya no me queda un lugar dónde trabajar en estas regiones, y como desde hace muchos años anhelo verlos, tengo planes de visitarlos cuando vaya rumbo a España. (Rom 15:15-16, 23-24 NVI)

Una ventaja de estudiar una carta del principio al fin es que uno tiene que meditar en la cuestión de, ¿por qué Pablo la escribió? y también ¿con cuál fin? He aquí mis observaciones:

La epístola a los Romanos habla a la iglesia latinoamericana en dos niveles: como un tesoro de amados textos del evangelio y como una carta misionera antigua, escrita para un momento específico del trabajo de Pablo entre las naciones. Ambos niveles son válidos, puesto que hoy en día el discípulo llega a conocer Romanos ante todo por sus claras formulaciones, tales como, la letalidad del pecado (“todos han pecado y están privados de la gloria de Dios,” 3:23), el regalo gratuito de la vida eterna (“la dádiva de Dios es vida eterna,” 6:23), y la transformación de la nueva persona en Cristo (“transformados mediante la renovación de su mente,” 12:1-2).

Más allá de eso, nosotros debemos entrar en la mente de Pablo y apreciar su plan para el final de la década de los años cincuenta d. C. – un viaje misionero mediante el cual llevaría el evangelio más lejos de lo que había llegado antes al oeste de Jerusalén. Entonces, vemos que Romanos, en su inicio, cuando fue llevada a Roma, era un claro llamado a los creyentes de la capital del imperio a que actuaran, en primera instancia, con el fin de que recibieran a Pablo, y, más adelante, para que patrocinaran su viaje para evangelizar España.

En Latinoamérica también nos estamos equipando para llevar el evangelio a las naciones. También nos beneficiaremos de conocer, no solo lo que Pablo declaró acerca de la salvación, sino por qué lo dijo a aquellos cristianos de Roma, y, por extensión, en qué consiste el llamado de Dios a nosotros a proclamar el evangelio.

“La Carta a los Romanos – ¿Por qué y para qué? [Romanos],” por Gary S. Shogren, Profesor de Nuevo Testamento, Seminario ESEPA, San José, Costa Rica

Anuncios

Written by Gary Shogren

10/05/2018 at 1:29 pm

Publicado en Abraham, Adam, adiccion, Adoración, Agustin, Alabanza, Amar amor, Antiguo Pacto, Antiguo Testamento Interpretación, Apóstol, Ascensión, Ángeles, Ética, Bautismo, bautismo, Biblia, Calvino, canon, Cómo es Dios, Comida kosher, Creacion, Creador, Crisostomo, cristiano, Cristología, crucifixion, Cuerpo de Cristo, Cultura, Deidad de Cristo, Descanso, Devocional, Diez mandamientos, discernimiento, Discipulado, Discipulado, Dones espirituales, edificacion, El apóstol Pablo, El Código Real, El Judaismo, El Mesías, Epistolas cartas, Escatología, Esclavos amos, Espiritu Santo, Estudio biblico, evangelismo, Exodo, Familia, Fruto del Espiritu, Galatas, Génesis, generosidad, gentil, Gentiles, gracias, Griego, hermeneutica, Historia, Historia de la Iglesia, Homosexualism homosexual homosexualidad, Humanidad de Cristo, Humildad, Idiomas biblicos, Iesous, Iglesia posapostolica, Iglesia Primitiva, Inspiración de la Biblia, Isaías, Israel, Israel, Joel, Jucio Final, judaizante, Judíos netzaritas, Koine, La Iglesia, La Iglesia y lo economico, legalismo legalista, Lider, Liderazgo cristiano, Lutero, Manuscritos, mediador, Mesianico, Mesianismo, misioneros, Misiones, Misna, Nacimiento, Naturaleza, Nestle Aland, Nicea, Nuevo nacimiento, Nuevo Pacto, Nuevo Testamento Interpretación, Oración, paciencia, Pastor, Pecado, Perdón de pecado, Persecucion, Personas de la Biblia, Predicacion expositiva, Predicar sermon, Protestante, Protestante, Reforma, Reformadores, Resurreccion, Resurreccion, Romanos, Romanos 14, Sabado, Sabat sabbat, Salmos, Salvación, salvador, Sana doctrina, Santificacion, Satanas, Señor, Señorío, Segunda venida, Seminario ESEPA, Septuaginta, Sexo sexual, Shabat, Sionismo Sionista, sufrimiento, Texto crítico, Textus receptus, Trasfondo de la Biblia, Tribulacion, unidad, Versiones biblicas, Vida Cristiana, Yahushuah, Yeshua

Tagged with , , ,

Sanctificación como integridad

with 4 comments

 

Estoy leyendo la Institución y esto me llamó la atención:

“…debemos poner ante nuestros ojos este blanco, al que han de ir dirigidas todas nuestras acciones. Hacia él hay que tender y debemos esforzarnos por llegar. Porque no es lícito que andemos a medias con Dios, haciendo algunas de las cosas que nos manda en su Palabra, y teniendo en cuenta otras a nuestro capricho. Pues Él siempre nos recomienda en primer lugar la integridad como parte principal de su culto, queriendo significar con esa palabra una pura sinceridad de corazón sin mezcla alguna de engaño y de ficción; a lo cual se opone la doblez de corazón; como si dijese, qué el principio espiritual de la rectitud de vida es aplicar el afecto interior del corazón a servir a Dios sin ficción alguna en santidad y en justicia.

“Mas, como mientras vivimos en la cárcel terrena de nuestro cuerpo, ninguno de nosotros tiene fuerzas suficientes, ni tan buena disposición, que realice esta carrera con la ligereza que debe, y más bien, la mayor parte es tan débil y tan sin fuerzas, que va vacilando y como cojeando y apenas avanza, caminemos cada uno según nuestras pequeñas posibi1idades y no dejemos de proseguir el camino que hemos comenzado. Nadie avanzará tan pobremente, que por lo menos no gane algo de terreno cada día. No dejemos, pues, de aprovechar continuamente algo en el camino del Señor…”

Juan Calvino, Institución de la Religión Cristiana 3.6.5. Se puede leer AQUI. ¡No lo critique antes de leerlo un poco!

“Sanctificación como integridad,” Gary S. Shogren, Profesor de Nuevo Testamento, Seminario ESEPA, San José, Costa Rica

¿Ustedes son un templo o usted es un templo?

with 12 comments

¿Cuál es correcto, decir que el pueblo de Dios es su templo, o que cada miembro es un templo? De hecho: en 1 Corintios Pablo enseña ambas verdades.

1 Corintios 3:16-17 ¿No saben que ustedes son templo de Dios y que el Espíritu de Dios habita en ustedes? Si alguno destruye el templo de Dios, él mismo será destruido por Dios; porque el templo de Dios es sagrado, y ustedes son ese templo.

1 Corintios 6:19 ¿Acaso no saben que su cuerpo es templo del Espíritu Santo, quien está en ustedes y al que han recibido de parte de Dios?

En su advertencia a los labradores cristianos, Paulo enseña en 3:13 que “El fuego la dará a conocer, y pondrá a prueba la calidad del trabajo de cada uno” en el edificio de Dios. Y ahora intensifica la urgencia de su metáfora del edificio, recordándoles que no están derribando juntos cualquier clase de edificio, sino un templo, el Templo de Dios. De hecho, los materiales costosos que el menciona en 3:12 toman un nuevo sentido: estos son los materiales mencionados una y otra vez en la descripción del templo de Salomón (1 Reyes 6-7, 1 Crónicas 28-29).

¿Cuál es el sentido de ustedes (plural) son templo? Algunos han interpretado esto a la luz de 6:19, o sea, que el Espíritu vive en cada individuo cristiano, y que Dios debería honrarse a Dios con el ser físico:

3:16 – que ustedes son templo de Dios y que el Espíritu de Dios habita en ustedes

6:19 – que su cuerpo es templo del Espíritu Santo, quien está en ustedes

En ambos versículos se usa el plural, pero con un sentido distinto en cada contexto. En 6:9, “su” está en plural (en griego) queriendo decir algo como “el cuerpo de cada uno de ustedes.” Como sea, en 3:16 es más natural, dada la construcción de la metáfora, que el templo y el edificio son lo mismo. El templo no es el cuerpo humano, sino “ustedes” colectivamente, como grupo: “juntos ustedes constituyen el templo de Dios; el Espíritu de Dios mora entre de ustedes.” El lenguaje del templo del AT se aplica ahora a la iglesia, no al cuerpo físico sino a la suma de la congregación reunida.

En los dos pasajes de corintios, la palabra templo es naos. Propiamente hablando, se refiere al santuario interior del templo (la estructura interior más pequeña que albergaba el Lugar Santo y el Lugar Santísimo), en vez de a todo el amplio complejo del templo. En segundo lugar, el invoca la imagen de la nube que marcaba visiblemente la presencia de Dios en el tabernáculo y en el Templo de Salomón. “En ese instante la nube cubrió la Tienda de reunión, y la gloria del SENOR lleno el santuario” (Éxodo 40:34; ver también 1 Reyes 8:10-11; 2 Crónicas 7:1; Ezequiel 43:1-5; el texto hebreo no emplea la palabra Shekhiná, así que es un uso posbíblico). Esta gloria del Señor no es alguna nube gaseosa, sino la presencia de Dios mismo. Pablo relacionara esta gloria con la presencia del Espíritu Santo en los cristianos en 2 Corintios 3:8, 18.

Pablo usara la misma metáfora en Efesios 2:21, pero esta se desarrolla aún más en 1 Pedro 2:4-8, donde emplea la frase “casa espiritual” en vez de templo, el lugar donde se ofrecen “sacrificios espirituales.” 1 Pedro, Efesios y 1 Corintios todos parten de la misma presuposición: el pueblo cristiano de Dios (no el edificio en Jerusalén) es el verdadero templo, constituye el real sacerdocio y ofrece los sacrificios que agradan a Dios.

Ensayo relacionado: “¿Tener un ministerio para mi propia gloria? ¡Pura paja!

¿Ustedes son un templo o usted es un templo?” por Gary S. Shogren, Profesor de Nuevo Testamento, Seminario ESEPA, San José, Costa Rica

¡Estudios de Palabras Bíblicas!

with 2 comments

Es una idea común que, el hacer los estudios de palabras es el método clave para profundizarse en el estudio de la Biblia.

Una idea común, sin embargo un mito. Un mito promulgado por algunos predicadores “expositivos,” de hecho, gente que toma una herramienta útil y la exagera.

Para ilustrar: Si usted hiciera una Búsqueda de Palabras bíblicas, la gran mayoría de las palabras serían cosas como “es, soy, yo, él, un, una, alguien, de, ese, este, hacia,” etc. El mismo principio aplica en el hebreo y en el griego también.

Significado de la Biblia: no solamente las palabras usadas que cuentan,
sino la manera por la cual son arregladas.

Otros artículos:

“Pero el hebreo realmente dice…” Por qué no debemos hablar de los idiomas bíblicos en el púlpito – Parte 1

Ten cuidado de esos “expertos en hebreo”

“¡Estudios de Palabras Bíblicas!!!” por Gary S. Shogren, Profesor de Nuevo Testamento, Seminario ESEPA, San José, Costa Rica

El “Reglamento de las Sociedades de Bandas” de Juan Wesley

with 2 comments

Introducción – este concepto de las Sociedades de Bandas fue una dinámica de grupos pequeños, en los cuales el cristiano pudo rendir cuentas unos a los otros. Han inspirado a muchos creyentes por casi tres siglos. A propósito, estos grupos pequeños no tomaron el lugar de estudio de la Biblia u oración; de hecho, el grupo original adicionalmente se reunía 2 horas cada noche para el estudio del Nuevo Testamento griego. ¡Disfruten!

 “Reglamento de las Sociedades de Bandas”

Por Juan Wesley, Obras Completas, ed. Justo L. González, Providence House Publishers, Franklin, TN, 1996. Tomo V, pp. 57-58. Redactado el 25 de diciembre de 1738. http://ccrosariosurweb.com/?p=215

El propósito de reunirnos es obedecer el mandato de Dios: «Confesaos vuestras ofensas unos a otros, y orad unos por otros, para que seáis sanados.» (Sant. 5.16)

Con esta finalidad nos proponemos:

  1. Reunirnos por lo menos una vez por semana.
  2. Asistir puntualmente a la hora designada, salvo una razón extraordinaria.
  3. Comenzar (los que estemos presentes) exactamente a la hora, cantando u orando.
  4. Hablar cada uno en orden, libre y claramente, acerca del verdadero estado de nuestras almas, de las faltas que hemos cometido de pensamiento, palabra u obra, y de las tentaciones que hemos experimentado desde nuestra última reunión.
  5. Terminar cada reunión con una oración de acuerdo a las necesidades de cada persona presente.
  6. Solicitar a alguno de entre nosotros que hable de su propia situación espiritual y luego pedir a los demás que, de manera ordenada, planteen en profundidad cuantas preguntas tengan concernientes a su estado, a sus pecados y a sus tentaciones.

Algunas de las preguntas propuestas a cada uno antes de ser admitido a nuestro grupo pueden ser las siguientes:

  1. ¿Tienes el perdón de tus pecados?
  2. ¿Estás en paz con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo?
  3. ¿Posees el testimonio que el Espíritu mismo da a tu espíritu de que eres hijo de Dios?
  4. ¿Se derrama el amor de Dios en tu corazón?
  5. ¿Hay algún pecado, interior o exterior, que te domina?
  6. ¿Deseas que te señalen tus faltas?
  7. ¿Deseas que se te señalen todas tus faltas clara y llanamente?
  8. ¿Deseas que cada uno de nosotros comparta, de vez en cuando, lo que siente en su corazón respecto a ti?
  9. ¡Considera lo siguiente! ¿Deseas que te digamos todo lo que pensamos, lo que tememos, lo que escuchamos, sobre ti?
  10. ¿Deseas que al hacer esto indaguemos a fondo, llegando hasta lo más profundo de tu corazón?
  11. ¿Es tu deseo y propósito ser, tanto en esto como en toda otra ocasión, completamente sincere para expresar lo que sientas en tu corazón, sin excepciones, sin engaños y sin reservas?

Cualquiera de las preguntas precedentes puede plantearse con la frecuencia que ofrezca la ocasión. Pero las cinco siguientes en cada reunión:

  1. ¿Qué pecados conocidos has cometido desde nuestra última reunión?
  2. ¿Con que tentaciones te has enfrentado?
  3. ¿Cómo fuiste liberado?
  4. ¿Has pensado, dicho o hecho cosa alguna que haya provocado en ti la duda de haber pecado?
  5. ¿Tienes algún secreto que deseas guardar para ti?

‘El “Reglamento de las Sociedades de Bandas” de Juan Wesley,’ por Gary S. Shogren, Profesor de Nuevo Testamento, San José, Costa Rica

¿Tener un ministerio para mi propia gloria? ¡Pura paja!

with one comment

Habl̔é en la graduación de ProMETA en Cartago, Costa Rica, sobre 1 Corintios 3 y cómo uno edifica sobre el cimiento, quien es Cristo. Empiezo a las 7:45. Disfrute!

Ensayo relacionado: “¿Ustedes son un templo, o usted es un templo?

Este día, de graduación, quizás las tentaciones mencionadas, parezcan remotas; usted es desconocido, no tiene mucha influencia, acaba de salir de Prometa como quien ya ha pasado por el fuego, cierto que no quiere destruir nada en la obra de Dios.

La tentación existe por todo lado.

Miré la televisión esta tarde, y lo que vi en un programa cristiano demostró esto perfectamente bien: hay gente que usa el nombre de Cristo para ser rica, famosa, poderosa, para tener control sobre otros

“Se apoderan de los bienes de las viudas y a la vez hacen largas (y ruidosas) plegarias para impresionar a los demás. Éstos recibirán peor castigo.” Marcos 12

La gente en el programa es, por lo general, gente con una medida de habilidad, un poco de inteligencia, un montón de encanto.

Les prometo aquí: si lo que usted quiere es tener dinero, fama, poder, le garantizo que, con un poco de esfuerzo, serán suyos

La tentación para edificar mal siempre está presente, la tentación vendrá – cuando alguien le diga a alguno de ustedes, ¡qué clave es usted para la obra del Señor!; cuando alguien de ustedes alcance un ministerio con influencia nacional o hasta internacional; cuando la gente empiece a susurrar: allí está, es tal-y-tal.

¡Pura paja!

¡Vendrá el juicio, y la casa está en llamas! SU obra se mostrará tal cual es, pues el día del juicio la dejará al descubierto. El fuego la dará a conocer…

Los resultados que permanecen son los hechos sobrenaturales, imposibles sin la intervención del Espíritu, para la pura gloria del Señor, llevados a cabo por “labriegos sencillos”, pero sin ningún prestigio, estima y honor en este siglo, sino que sí en el siglo venidero.

 

Mi Tiempo con el Libro del Mormón – 2017

with 9 comments

Para descargar el artículo entero como pdf: Shogren_Mi tiempo con el Libro de Mormon 2017

La Biblia verdaderamente, ¡es increíblemente antigua! El Antiguo y Nuevo Testamentos fueron copiados a mano durante siglos, si no milenios. Y para interpretar la Biblia correctamente, ¡un experto debería ser perfectamente conocedor de los idiomas originales! Al menos, así es con mi Biblia.

Más sorprendente, entonces, es que el Libro del Mormón (LM) es la primera Escritura que yo he leído que fue originalmente compuesta en – o, de acuerdo con Joseph Smith, milagrosa e infaliblemente traducida a – mi propio idioma. Es decir, es el texto inglés del LM lo que se considera divinamente autoritativo, más allá de cuya versión no hay otra apelación.[1]

El LM es uno de los principales libros de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (SUD) popularmente conocidos como los mormones, y otro grupos relacionados.[2] No es el único considerado como nueva revelación; los SUD más tarde agregaron “Doctrina y Convenios” y “Perla de Gran Precio” a su canon.

Vivimos en una edad en la que las personas dan reseñas de libros que nunca han leído. La Biblia es probablemente el libro más reseñado y menos leído de nuestra era. Lee el resto de esta entrada »

A %d blogueros les gusta esto: