Razon de la esperanza

La verdad de Dios para el pueblo de Dios

Archive for the ‘Filosofia’ Category

Recuperando a Dios en la era de la terapia

with one comment

Originalmente publicado como “Recovering God in the age of therapy,” por Gary Steven Shogren Ph.D, en Journal of Biblical Counseling. Para escucharlo en línea, vaya aquí. Para descargarlo, haz clic AQUI:

Y no olvide su copia de mi libro, Corriendo en círculos: cómo encontrar libertad del comportamiento adictivo, https://razondelaesperanza.files.wordpress.com/2012/10/shogren_corriendo-en-circulos-2013.pdf

Para obtener un rápido análisis de nuestra civilización, no busque más allá de la librería más cercana. Naturalmente tiene lo común: clásicos de bolsillo, misterios, biografías, diccionarios, antologías, e incluso algunas pocas Biblias. Pero dado que su gerente lo ha abastecido de las ideas que los consumidores están comprando esta temporada, sirve como un práctico panel de visualización para la mente colectiva de nuestra cultura. Sin duda, notará que la mercancía se está moviendo rápidamente hacia temas de “Psicología / Autoayuda.” Una mirada a los títulos revela lo que se está vendiendo:

  • Paz, amor y sanidad – Comunicación Cuerpo Mente y el camino hacia la auto curación: una exploración;
  • Perdonar y Olvidar: curar los daños que no merecemos;
  • Sanando la vergüenza que te ata;
  • La gente de la mentira: La esperanza de la sanidad humana del mal.

¿Podría decirse también que las librerías cristianas son los espejos de nuestra subcultura? Repase los títulos de la estantería que corresponda a la autoayuda e intente hacerse una idea de lo que los cristianos quieren oír:

  • Sanidad para emociones dañadas (texto y libro de trabajo);
  • Cambios que sanan – Cómo entender su pasado para asegurar un futuro más saludable;
  • Perdonar y Olvidar: curar los daños que no merecemos;
  • Restaurando el alma cristiana a través de la oración sanadora;
  • Fe que duele – Fe que sana; y así sucesivamente; todo por autores evangélicos, publicado por editoriales cristianos.

¿Es una casualidad, o los cristianos realmente anhelan el mismo bien superior, (a falta de un mejor término sanación interior) que el mundo en general? Si se profundiza, la probabilidad de que sea una mera coincidencia se desvanece. No solo las cubiertas suenan notablemente similares, sino que los contenidos se leen igual. A veces el mismo título (en mi caso, Perdonar y Olvidar) se encuentra en ambas tiendas. Y si te sorprende encontrar libros “seculares” en el estante de psicología de un librero religioso, entonces puedes estar aún más desconcertado al encontrar libros de editoriales evangélicos en el centro comercial.

Si se puede juzgar un libro por su cubierta, entonces los cristianos aparentemente han adoptado la “sanidad” como una atractiva metáfora, como un término general apropiado para todo lo que se puede esperar de Dios. Usted puede adivinar cómo se ha llegado a esto: El “Dr. Cristiano”, ficticio terapeuta renacido, lo ha razonado así:

Los psicólogos consideran que la disfunción emocional que experimentan las personas es personal (estamos alejados de nosotros mismos) y social (estamos aislados de los demás). Esto está bien hasta donde llega; pero como cristiano, soy consciente de que también estamos sufriendo espiritualmente; y nuestra relación con Dios es, de hecho, clave. ¿No es mejor decir que estamos enfermos con respecto a uno mismo, socialmente en nuestras relaciones humanas, y además espiritualmente en nuestra relación con Dios? Lo que realmente necesitamos, por lo tanto, es la gracia sanadora de Dios en las tres conexiones.

¿Qué está mal con esta situación? El problema no radica simplemente en que el doctor haya dado una mala respuesta, sino su intento de responder a una pregunta equivocada en cuya formulación los cristianos no han intervenido. Él está inmerso en una cultura en la que la psiquiatría, la psicología, la religión y los medios de comunicación son campeones de un “modelo de enfermedad o trauma” para lo que sea que te moleste. Una versión cristianizada de esto podría representar a Dios como el Gran Terapeuta que nos da sanidad en algún último plano (espiritual). Y como es siempre el caso, los versículos de la Biblia se pueden unir para “probar algo.”

La mayoría de los intentos de integrar las Escrituras y la sanidad interna están escritos por consejeros profesionales que tienen cierto nivel de respeto por la Biblia. Yo soy lo contrario, un exégeta con un interés ajeno en la consejería. Por ello, me permito ofrecer que no basta con utilizar la Biblia para golpear los errores más atroces de la sanidad interior y luego suponer que lo que queda en pie es bíblico. ¡La Biblia no existe simplemente para filtrar las impurezas de otros sistemas! Teniendo esto en mente, planteemos la pregunta de esta manera: si un cristiano comenzara con el sistema que se encuentra en las Escrituras, ¿descubriría este paradigma de “sanidad”? Y si no, ¿deberíamos adoptarlo como nuestro modelo de primera elección?

En este estudio responderé tres preguntas:

  1. ¿Cómo usa la Biblia el lenguaje de la sanidad?
  2. ¿Cómo usan los consejeros contemporáneos la terminología de la sanidad?
  3. ¿Qué implicaciones tiene el patrón bíblico para los consejeros cristianos?
 

1. La Biblia y el lenguaje de la sanidad

Las innumerables referencias bíblicas a la curación se pueden clasificar en dos categorías generales: primero, “sanidad” en su sentido literal primario, es la restauración de las personas al bienestar corporal. Segundo, “sanidad” en un sentido metafórico, es el estado general de bienestar que se encuentra dentro del pacto de gracia de Dios.[i]

La mayor parte de los versículos bíblicos emplean la “sanidad” con el significado de la restauración física. Cuando nuestro Señor sanó, eliminó los síntomas y revirtió el daño ya hecho. En sus propias palabras: “Los ciegos reciben la vista, los cojos andan, los que tienen lepra son curados, los sordos oyen” (Mateo 11:5a). Por supuesto, los beneficios espirituales acompañaron las curaciones del Señor, sobre todo el perdón de los pecados, pero las palabras de “sanidad” no se aplican a estas bendiciones espirituales.[ii]

Dos veces Jesús se compara a sí mismo con un médico; temprano en su ministerio predice que los nazarenos se burlarán de él, “Médico, cúrate a ti mismo” (Lucas 4:23). En el cumplimiento de la cruz se burlaron: “Él salvó a los demás; que se salve a sí mismo…” (Lucas 23:35), irónicamente, el poder de Jesús parecería fallarle cuando Él mismo estaba muriendo. En otro caso, Jesús contrarresta a los que desprecian su acercamiento con los pecadores diciendo: “No son los sanos los que necesitan un médico, sino los enfermos” (Lucas 5:31). Luego agregó la aclaración: “No he venido a llamar a los justos, sino a los pecadores al arrepentimiento” (5:32). Jesús usó la metáfora médica para hacer su ministerio comprensible, señalando que el lugar para cuidar está al lado de los necesitados. La necesidad en vista, sin embargo, no es médica; es el problema del pecado.

Lee el resto de esta entrada »

¡Mi comentario de 1-2 Tesalonicenses, ahora de Logos!

¡Logos Bible Software ha publicado mi comentario de 1-2 Tesalonicenses!

El precio es $22.09 USD.

Este es el mismo libro publicado por Andamio en Barcelona en noviembre 2019. También disponible en Amazon.

Además, hay varios artículos en este blog que tiene que ver con estas cartas. Busquen y los encontrarán. Gary

‘Las dos epístolas tempranas de 1 y 2 de Tesalonicenses, muestran cómo Pablo creó su característica estrategia de comunicación enviando cartas a través de un representante de confianza, para fortalecer a sus discípulos y proporcionar respuestas a nuevas preguntas. La iglesia de Tesalónica, mayormente gentil, vivía rodeada de gente que se burlaba de las enseñanzas monoteístas del evangelio, de la pureza personal y de la resurrección del cuerpo. Pablo escribe que Dios sin duda había seleccionado a los creyentes para que fueran su pueblo y con el tiempo reivindicarles ante el mundo.’

Written by Gary Shogren

22/09/2020 at 1:35 pm

Publicado en 1a y 2a de Tesalonicenses, 666, Amar amor, anticristo, Apantesis, Apóstol, Apostasía, Apostasia, Arrebatamiento, Ángeles, Ética, Biblia, canon, Cómo es Dios, Consejeria, Creador, cristiano, Cristología, Cultura, Deidad de Cristo, Dejado Atrás, Devocional, Discernimiento, discernimiento, Discipulado, Dones espirituales, edificacion, El apóstol Pablo, El Cielo, El Judaismo, El Mesías, Epistolas cartas, Escatología, Esclavos amos, ESEPA, espiritu, Espiritu Santo, Estudio biblico, Estudios de Palabra, evangelico, Evangelio de prosperidad, evangelismo, Filosofia, gentil, Gentiles, Gran Comision, Griego, Guerra espiritual, hermeneutica, Historia, Historia de la Iglesia, Hombre de iniquidad, Homosexualism homosexual homosexualidad, Idiomas biblicos, Iesous, Iglesia posapostolica, Iglesia Primitiva, Infierno, Inspiración de la Biblia, Israel, Jucio Final, judaizante, Koine, kurios, La Iglesia, La Iglesia y lo economico, Lider, Liderazgo cristiano, lo que detiene, marca de la bestia, Metodos de estudiar la Biblia, mimesis, misioneros, Misiones, Mundo espiritual, Nazismo, Nestle Aland, Nuevo nacimiento, Nuevo Pacto, Nuevo Testamento Interpretación, Ofrenda, Palabra de Fe, Persecucion, Personas de la Biblia, pornografia, Profecia, profecia, Rapto, Reincarnacion, Reino de Dios, Resurreccion, Rhema, Saduceos, Salvación, salvador, Sana doctrina, Santificacion, Satanas, Señor, Señorío, Segunda venida, Seminario ESEPA, Septuaginta, Sexo sexual, sufrimiento, Teología, Tesalonica, Texto griego del Nuevo Testamento, Textus receptus, Timoteo, Trasfondo de la Biblia, Tribulacion, Trinidad, Versiones biblicas, Vida Cristiana, Voluntad de Dios, Zondervan

Tagged with , , ,

¡Pruebe Arnold, comentario de Efesios!

¡Recomiendo el comentario de Efesios por nuestro amigo Clinton Arnold! Es parte de la serie Comentario Exegético-Práctico del Nuevo Testamento (CEPNT), publicado por Andamio; Arnold también es el editor de la serie. He aquí una descripción de la serie. Se puede comprar de Andamio, de Amazon, de Kindle, y de Logos. También puede comprar mi comentario de 1-2 Tesalonicenses allí.

 

 

Aquí una selección:

Humanidad atrapada en la esclavitud 

Toda la humanidad está atrapada sin poder escapar de una forma triple de esclavitud. 

Pablo utiliza la palabra “muertos” para caracterizar esta esclavitud. Alguien que está muerto ha perdido toda habilidad para funcionar, razonar o sentir. Lo que resulta irónico es que en el retrato que Pablo hace de los muertos en este pasaje éstos mantienen su habilidad para caminar y actuar. Simplemente han sido separados del Autor de la vida y no tienen deseo alguno ni habilidad para complacerle o para relacionarse con él, su Hacedor. Pablo enseña en este pasaje que no hay nada que puedan hacer los muertos para ganarse el favor de Dios y especialmente su salvación. No hay señal de que ni siquiera lo deseen porque toda su vida está bajo el control de tres fuerzas poderosas que determinan su conducta diaria y su modo de pensar.

Ha quedado demostrado que el mundo, el diablo y la carne son poderes persuasivos que llevan a la humanidad a cometer actos que se desvían del carácter santo y justo de Dios. En el NT hay numerosos testimonios sobre estos tres poderes esclavizadores en las enseñanzas de Jesús, Juan, Lucas, Pedro y Santiago, aunque utilicen un vocabulario distinto. Estas tres fuerzas juntas forman una atadura ineludible, una trampa mortal que mantiene a la humanidad alejada de Dios y sobre una senda diaria de pecado tanto de pensamiento como de conducta.

Podríamos decir que una de estas fuerzas es externa a nosotros, otra es interna, y la otra obra poderosamente a través de las primeras dos además de directamente. La “edad de este mundo” es el medio político, social, económico y cultural insano e impío en el que vivimos. Representa el mal organizado en forma de presión social, ideología, sistemas y estructuras que nos proporcionan un guion de cómo vivir la vida separados de Dios y de sus propósitos. La “carne” es la tendencia e inclinación interior al mal. Es nuestra condición de criatura, infectada por las implicaciones de la caída de Adán, la que nos impulsa a actuar de forma contraria a la que Dios desea que hagamos. Representa una inclinación hacia nosotros mismos y a alejarnos de Dios. “El príncipe de la potestad del aire,” el diablo, es un espíritu inteligente y poderoso que es absolutamente malvado e intenta realizar el mayor mal posible en las vidas de los individuos y a través de ellos en la sociedad.

Los gentiles y judíos que viven en la época de Pablo no tendrían problema alguno para entender y aceptar el diagnóstico de Pablo sobre el dilema humano. Algunos de los gentiles, no obstante, les puede haber resultado difícil entender la inclinación interior al mal que Pablo denomina la “carne,” especialmente si han vivido bajo la influencia de cualquier forma de estoicismo. Puede que estén más dispuesto a aceptar el “mundo” y la idea de los espíritus malignos. Los occidentales de la época contemporánea, por el contrario, a menudo tienen muchas más dificultades para aceptar la noción de un ser personal llamado diablo que influye en la humanidad a través de un ámbito de espíritus malignos. Algunos estudiosos han hablado de esto como lenguaje mitológico que refleja la visión obsoleta de Pablo que resulta irrelevante en nuestra sociedad moderna. Sin embargo, Pablo veía al diablo y a los espíritus malignos como una realidad con la que había que enfrentarse; y así lo han visto los creyentes a lo largo de los siglos, y en todas las culturas y grupos étnicos del mundo.

Cualquiera que sea la dificultad que se tenga para aceptar el diagnóstico de Pablo, este presenta una visión equilibrada en concordancia con el resto de la revelación bíblica y que es necesario integrar a la visión cristiana contemporánea sea cual sea su cultura.

“¡Pruebe Arnold, comentario en Efesios!” por Gary S. Shogren, Profesor de Nuevo Testamento, Seminario ESEPA, San José, Costa Rica

¡Mi nuevo comentario de 1-2 Tesalonicenses!

¡Con mucho gusto, noto que Logos Bible Software está preparando mi comentario de 1-2 Tesalonicenses! Reserve su ejemplar ahora y reciba un descuento.

Este es el mismo libro publicado por Andamio en Barcelona en noviembre 2019. También disponible en Amazon.

Además, hay varios artículos en este blog que tiene que ver con estas cartas. Busquen y los encontrarán. Gary

‘Las dos epístolas tempranas de 1 y 2 de Tesalonicenses, muestran cómo Pablo creó su característica estrategia de comunicación enviando cartas a través de un representante de confianza, para fortalecer a sus discípulos y proporcionar respuestas a nuevas preguntas. La iglesia de Tesalónica, mayormente gentil, vivía rodeada de gente que se burlaba de las enseñanzas monoteístas del evangelio, de la pureza personal y de la resurrección del cuerpo. Pablo escribe que Dios sin duda había seleccionado a los creyentes para que fueran su pueblo y con el tiempo reivindicarles ante el mundo.’

 

Title page Tesalonicenses

Written by Gary Shogren

13/03/2020 at 2:14 pm

Publicado en 1a y 2a de Tesalonicenses, 666, Amar amor, anticristo, Apantesis, Apóstol, Apostasía, Apostasia, Arrebatamiento, Ángeles, Ética, Biblia, canon, Cómo es Dios, Consejeria, Creador, cristiano, Cristología, Cultura, Deidad de Cristo, Dejado Atrás, Devocional, Discernimiento, discernimiento, Discipulado, Dones espirituales, edificacion, El apóstol Pablo, El Cielo, El Judaismo, El Mesías, Epistolas cartas, Escatología, Esclavos amos, ESEPA, espiritu, Espiritu Santo, Estudio biblico, Estudios de Palabra, evangelico, Evangelio de prosperidad, evangelismo, Filosofia, gentil, Gentiles, Gran Comision, Griego, Guerra espiritual, hermeneutica, Historia, Historia de la Iglesia, Hombre de iniquidad, Homosexualism homosexual homosexualidad, Idiomas biblicos, Iesous, Iglesia posapostolica, Iglesia Primitiva, Infierno, Inspiración de la Biblia, Israel, Jucio Final, judaizante, Koine, kurios, La Iglesia, La Iglesia y lo economico, Lider, Liderazgo cristiano, lo que detiene, marca de la bestia, Metodos de estudiar la Biblia, mimesis, misioneros, Misiones, Mundo espiritual, Nazismo, Nestle Aland, Nuevo nacimiento, Nuevo Pacto, Nuevo Testamento Interpretación, Ofrenda, Palabra de Fe, Persecucion, Personas de la Biblia, pornografia, Profecia, profecia, Rapto, Reincarnacion, Reino de Dios, Resurreccion, Rhema, Saduceos, Salvación, salvador, Sana doctrina, Santificacion, Satanas, Señor, Señorío, Segunda venida, Seminario ESEPA, Septuaginta, Sexo sexual, sufrimiento, Teología, Tesalonica, Texto griego del Nuevo Testamento, Textus receptus, Timoteo, Trasfondo de la Biblia, Tribulacion, Trinidad, Versiones biblicas, Vida Cristiana, Voluntad de Dios, Zondervan

Tagged with , , ,

Calvino sobre la oración

Tanta gente rechaza a Calvino, otra gente lo ama, y ¡poca gente lo ha leido! Por ejemplo, es un mito, chisme realmente, que la fe reformada rechaza la necesidad de oración. De hecho, hasta Juan Calvino incluyó en su Institución, una sección entera sobre la necesidad de oración. Nuestra dependencia de nuestro Padre Soberano nos hace aún más propensos a correr a él en oración.

Escuchamos a Calvino:

Nos dirá alguno: ¿Es que no sabe El muy bien sin necesidad de que nadie se lo diga las necesidades que nos acosan y que es lo que nos es necesario? Por ello podría parecer en cierta manera superfluo solicitarlo con nuestras oraciones, como si El hiciese que nos oye, o que permanece dormido hasta que se lo recordamos con nuestro clamor.

Los que así razonen no consideran el fin por el que el Señor ha ordenado la oración tanto por raz6n de Él, cuanto por nosotros. El que quiere, como es razonable, conservar su derecho, quiere que se le de lo que es suyo; es decir, que los hombres comprendan, confiesen y manifiesten en sus oraciones, que todo cuanto desean y ven que les sirve de provecho les viene de Él. Sin embargo, todo el provecho de este sacrificio con el que es honrado revierte sobre nosotros. Por eso los santos patriarcas, cuanto más atrevidamente se gloriaban de los beneficios que Dios a ellos y a las demás les había concedido, tanto más vivamente se animaban a orar.

En confirmación de esto basta alegar el solo ejemplo de Elías, el cual, seguro de! consejo de Dios, después de haber prometido sin temeridad al rey Acab que llovería, no por eso deja de orar con gran insistencia; y envía a su criado siete veces a mirar si asomaba la lluvia (1 Re. 18, 41-43); no que dudase de la promesa que por mandato de Dios había hecho, sino porque sabía que su deber era proponer su petición a Dios, a fin de que su fe no se adormeciese y decayera.

De Juan Calvino, Institución de la Religión Cristiana III, xx, 3. Aquí el libro.

La deidad de Cristo en Tesalonicenses


Según Mateo 1:23, Jesús (en la forma Iesous o Yeshua) significa “él salvará.” También cumple la profecía de Is 7:14 – “Y llamarás su nombre Emanuel, que traducido es: Dios con nosotros.”

En 1-2 Tesalonicenses, Pablo también revela como Jesús es la manifestación personal de Yahvé. Aquí es una sección de mi nuevo comentario exegético, disponible de Andamio.

Cristología de 1-2 Tesalonicenses

Pablo conoce bien el poder del mito para conformar la manera en que uno mismo entiende al individuo y a la comunidad. Sin embargo, al predicar a Jesus, no se limita a pedirle a la gente que reemplace los antiguos mitos con unos nuevos. Más bien, les pide que descarten el mito como una categoría del conocimiento para seguir a alguien que ha muerto de una manera determinada hace poco en Judea (1 Ts 2:15; 4:14) y que ha resucitado (1:10; 4:14). Según la teologia de Pablo, no se pueden aceptar las características éticas y existenciales del evangelio sin aceptar su matriz histórica.

Para Pablo, Jesus es el “Señor,” al que todo el mundo tiene que dar cuentas. Lee el resto de esta entrada »

¡Mi nuevo comentario de 1-2 Tesalonicenses!

¡Con mucho gusto, noto que Andamio en Barcelona acaba de publicar mi comentario [noviembre 2019]! Creo que estará disponible en Amazon y también un libro electrónico de Logos. Al momento será difícil conseguir, tengan paciencia.

También, hay varios artículos en este blog que tiene que ver con estas cartas. Busquen y los encontrarán. Gary

Title page Tesalonicenses

Written by Gary Shogren

09/12/2019 at 3:50 pm

Publicado en 1a y 2a de Tesalonicenses, 666, Amar amor, anticristo, Apantesis, Apóstol, Apostasía, Apostasia, Arrebatamiento, Ángeles, Ética, Biblia, canon, Cómo es Dios, Consejeria, Creador, cristiano, Cristología, Cultura, Deidad de Cristo, Dejado Atrás, Devocional, Discernimiento, discernimiento, Discipulado, Discipulado, Dones espirituales, edificacion, El apóstol Pablo, El Cielo, El Judaismo, El Mesías, Epistolas cartas, Escatología, Esclavos amos, ESEPA, espiritu, Espiritu Santo, Estudio biblico, Estudios de Palabra, evangelico, Evangelio de prosperidad, evangelismo, Filosofia, gentil, Gentiles, Gran Comision, Griego, Guerra espiritual, hermeneutica, Historia, Historia de la Iglesia, Hombre de iniquidad, Homosexualism homosexual homosexualidad, Idiomas biblicos, Iesous, Iglesia posapostolica, Iglesia Primitiva, Infierno, Inspiración de la Biblia, Israel, Israel, Jucio Final, judaizante, Koine, kurios, La Iglesia, La Iglesia y lo economico, Lider, Liderazgo cristiano, lo que detiene, marca de la bestia, Metodos de estudiar la Biblia, mimesis, misioneros, Misiones, Mundo espiritual, Nazismo, Nestle Aland, Nuevo nacimiento, Nuevo Pacto, Nuevo Testamento Interpretación, Ofrenda, Palabra de Fe, Persecucion, Personas de la Biblia, pornografia, Profecia, profecia, Rapto, Reincarnacion, Reino de Dios, Resurreccion, Resurreccion, Rhema, Saduceos, Salvación, salvador, Sana doctrina, Santificacion, Satanas, Señor, Señorío, Segunda venida, Seminario ESEPA, Septuaginta, Sexo sexual, sufrimiento, Teología, Tesalonica, Texto griego del Nuevo Testamento, Textus receptus, Timoteo, Trasfondo de la Biblia, Tribulacion, Trinidad, Versiones biblicas, Vida Cristiana, Voluntad de Dios, Zondervan

Tagged with , , ,

¿Habría Pablo despreciado la educación teológica? [Estudios de 1 Corintios]

Dios no nos llamó para asesinar nuestros cerebros

“¿Bueno, realmente asiste al cementerio?” Así la bromita, quiso decir “seminario”, donde la gente supuestamente muere espiritualmente.

Es lo que Pablo quiso decir cuando Pablo denuncia la sabiduría mundial a favor del mensaje de la cruz?

“¿No ha convertido Dios en locura la sabiduría de este mundo?” (1 Cor 1:20), y “¿quién ha conocido la mente del Señor para que pueda instruirlo?” (2:16).

Entonces, ¿es un pecado avanzar intelectualmente? La respuesta es no.

Examinamos el ejemplo de Pablo mismo: como rabí judío, Saulo habría pasado por un riguroso entrenamiento. Él hablaba fluido en hebreo, así como en arameo, griego y –dado que él planeaba evangelizar España– probablemente latín. Saulo citaba constantemente las Escrituras, las cuales habría memorizado en hebreo y en la Septuaginta, la versión griega que él citaba en sus epístolas. Él estaba entrenado para predicar y enseñar. Sus epístolas reflejan una sólida educación en retórica y composición. Él se encontraba en casa en el púlpito de cualquier sinagoga del mundo y podía hablar lúcidamente a cualquier filósofo griego.

Cuando Pablo llegó a conocer a Cristo, éste no se deshizo de su formación. Su afirmación, “todo aquello que para mí era ganancia, ahora lo considero pérdida por causa de Cristo” (Fil 3:7) no significa que él haya vuelto la espalda a su entrenamiento bíblico, sino más bien cualquier esperanza de ganar el favor de Dios aparte de Cristo. Cuando Pablo dijo que “¿No ha convertido Dios en locura la sabiduría de este mundo?” (1 Cor 1:20), quiso decir que nosotros nunca podríamos llegar a conocer y amar a Dios a través del razonamiento humano aparte de la cruz. Él no estaba hablando de sabiduría divina, sino de la forma de pensar de los filósofos paganos.

Es incomprensible, este enfoque en algunos sectores de la iglesia, que un líder no debiera recibir entrenamiento, sino que debiese simplemente depender del Espíritu que le diga lo que tiene que decir. Solo basta con ver a Pablo, quien dependía del Espíritu, pero al mismo tiempo se preparó de forma suficiente para el fuego del Espíritu al estudiar las Escrituras. ¿Cómo nos atrevemos a pedir que Él nos supla palabras que decir, cuando no hemos osado aventurarnos en su palabra escrita?

De hecho, los “líderes” cristianos quienes menosprecian la formación bíblica y doctrinal de sus seguidores, típicamente están diciendo, “No tienen que crecer, ¡yo mismo les diré qué es la verdad!” Y en esa dirección se forman sectas.

Sin lugar a dudas, yo he conocido cristianos que tienen poca educación y entrenamiento, y muchos de ellos son usados maravillosamente por el Señor – pero eso a pesar de esa desventaja. Por otro lado, yo nunca he conocido a alguien que sería un mejor cristiano o pastor si solo él conociera menos acerca de la Biblia, sana doctrina, o herramientas prácticas para el ministerio. El entrenamiento sólido es el amigo, no el enemigo, del trabajo del Espíritu.

“¿Habría Pablo despreciado la educación teológica? [1 Corintios]” por Gary S. Shogren, PhD en Nuevo Testamento, Profesor en Seminario ESEPA, San José, Costa Rica

¿Cómo se define “carne” (sarx/σάρξ)?

Pablo resume el estado del ser humano aparte de Cristo como “mientras estábamos en la carne” (Greek, sarx/σάρξ; 7:5 RV 60). Es el equivalente del hebreo basar/בשר). Y George Ladd (Teología, 620) tiene razón cuando dice que “carne” es “el aspecto más difícil y complicado de la sicología paulina.”

Pablo no aceptó las categorías platónicas de su día, que dijeron que la causa de nuestros vicios es el cuerpo físico como tal. Entonces, la NVI elimina esta idea al traducir sarx como “naturaleza pecaminosa”, no como, “cuerpo físico”. Mejor, como dice Ladd:

Seguimos a los investigadores que entienden este uso ‘ético’ de sarx como referencia no a la materialidad física del ser humano ni a un elemento inferior en el mismo, sino a persona como un todo, vista en su condición caída, opuesta a Dios…Cuando se aplica esto al ámbito ético, se enfatiza la debilidad ética humana, o sea, su pecaminosidad delante de Dios. (Ladd, 627)

Con la doctrina rabínica, Pablo tampoco estuvo de acuerdo. Ellos no creyeron que la caída de Adán contaminó a sus descendientes, entonces el ser humano puede obedecer a Dios, si decide hacerlo. Cada persona tiene adentro dos espíritus o inclinaciones, y es solamente una cuestión de obedecer uno u otro:

Dios creó al hombre al principio y le dio la libertad de tomar sus decisiones. Si quieres, pues cumplir lo que él manda, y puedes ser fiel haciendo lo que le gusta. Delante de ti tienes fuego y agua: escoge lo que quieres. Delante de cada uno están la vida y la muerte, y cada uno recibirá lo que elija. (Sirá 15:14-17, siglo 2 a. C.); también el Manual de la Comunidad de Qumrán: Pues Dios los ha dispuesto por partes iguales hasta el tiempo final, ya ha puesto un odio eterno entre sus divisiones (1QS 4:16-17).

Eso significa que la persona “en la carne” no meramente encuentra dificultad en la obediencia de Dios; mejor, es imposible hacerlo: “los que viven según la carne no pueden agradar a Dios” (8:8). For Paul, “carne” es “el hombre natural” – sea el judío con su Torá o el pagano adorando su ídolo – “concebido sin haber recibido todavía la gracia.” (W. P. Dickson, citado en Ladd, 627).

RECURSOS:
George E. Ladd, Teología del Nuevo Testamento (Barcelona: CLIE, 2002), 620-630.
Karl Hermann Schelkle, Teología del Nuevo Testamento, 4 tomos (Barcelona: Herder, 1975-1978), 1.185-187.

“¿Cómo se define “carne” (sarx/σάρξ)?” por Gary S. Shogren, Profesor de Nuevo Testamento, Seminario ESEPA, San José, Costa Rica

 

Antes de enseñar una cosa, ¡estúdie dicha cosa!

Digo esto por un patrón que hemos visto muchas veces, de que hay un mundo de personas que pretenda enseñar una cosa sin haber estudiado tal cosa. Han escuchado cosas sobre el tema, o leído algo o visto videos de YouTube ideas sobre el tema.

Uno no escribiría un libro sobre la función del hígado sin ser un experto.

Probablemente esta verdad es autoevidente, sin embargo la repito:

  • Antes de decir al mundo qué significa el hebreo o el griego, bueno, mejor estudiar hebreo y griego. Y por muchos años.
  • Antes de enseñar la historia de la iglesia, estudie la historia de la iglesia, y a fondo.
  • Antes de enseñar una clase sobre, digamos, el islam o el mormonismo, estúdielos a fondo primero.

Es una aplicación básica de Santiago 3:1 –

Hermanos míos, no os hagáis maestros muchos de vosotros, sabiendo que recibiremos mayor condenación.

Por eso, cuando la gente me pide una opinión en mi blog, muchas veces objeto, así que mis pensamientos son ellos de un aficionado, y hay mejores recursos disponibles.

Bendiciones!

Gary

“Antes de enseñar, considere lo siguiente…” por Gary S. Shogren, Profesor de Nuevo Testamento, Seminario ESEPA, San José, Costa Rica

A %d blogueros les gusta esto: