Razon de la esperanza

La verdad de Dios para el pueblo de Dios

Archive for the ‘salvador’ Category

Un apóstol aislado – ¿puede Dios seguir usándolo?

with 3 comments

Alguien me pidió que predicara sobre “Juan en Patmos.” Y me di cuenta de que, ¡es un tema excelente para la gente aburrida y aislada durante COVID!

Primero, un poco de trasfondo. Juan escribió que, “estaba en la isla de Patmos por causa de la palabra de Dios y del testimonio de Jesús” (Apoc 1:9b). Patmos fue una isla pequeña, a una distancia de 100 kilómetros de Éfeso, el centro del ministerio de Juan por mucho.

Ser exiliado en una isla pequeña y remota (en latín, deportatio in insulam, “deportación a una isla”) era un castigo, una pena, típico en el imperio romano. Implicaba la separación de su pueblo, su familia, su tierra; era una pena de aislamiento, separación, y vergüenza.

Por supuesto, era un castigo relativamente liviano: el peor era la crucifixión, y la tradición dice que Andreas y Pedro fueron crucificados. Pues era una molestia llevarlo a cabo (involucraba transporte, muchos soldados, etc.), “deportación a una isla” era reservado para casos especiales: cuando un hombre es un peligro político, pero no violento; y también para gente que enseñaba la superstición (y así los romanos definían el cristianismo). Una isla fue una prisión natural, porque nadie iba a nadar 100 km.

Patmos es una isla de 35 kilómetros cuadrados, es decir, uno podría caminar su longitud en una sola tarde.

Juan ya había hecho mucho en su vida. Después de la resurrección de Jesús, él sirvió 60 y pico años, por mucho en la ciudad de Éfeso; escribió un evangelio y epístolas. Según la tradición él fue a Patmos por un par de años y luego fue liberado, regresó a Éfeso y murió allí.

Entonces, ¿qué hizo el apóstol en Patmos? ¿Se jubiló? De nada. Dios tuvo un plan para él, tal como tiene plan para todos nosotros.

Sugiero dos aplicaciones que son especialmente relevantes para el año de COVID.

UNA APLICACIÓN:

Principalmente, por supuesto, escribir el Apocalipsis. Algunos dicen que, “¡El Apocalipsis me asusta, no quiero leerlo!” Bueno, si un creyente tiene miedo del libro, es probable que lo entiende mal. El Apocalipsis nos reta, nos anima, nos reprime, sin embargo, no debe asustarnos.

¿Cuál es el tema del Apocalipsis? ¿Es para revelar el futuro; para prever el anticristo; para hablar de pestes y señales? Sí, pero, hay una meta más profunda.

La palabra “apokalypsis” es griego y significa “revelación.” Y el plan de Dios fue, revelar a Cristo mismo. En el primer capítulo, Juan tuvo una visión de Cristo, que empieza así: “Me volví para ver de quién era la voz que me hablaba y, al volverme, vi siete candelabros de oro. En medio de los candelabros estaba alguien semejante al Hijo del hombre…” (1:12-13).

El enfoque del libro no es el Diablo, no las varias bestias, sino Dios sobre su trono, y Cristo el Cordero. Les animo a leer Apoc 4-5. (O de hecho, se puede leer el libro entero en menos de una hora y media, o escuchar una grabación aquí). Y revela el destino de la gente que está en Cristo (en 19:6b-8) –

¡Aleluya!
Ya ha comenzado a reinar el Señor,
nuestro Dios Todopoderoso.
¡Alegrémonos y regocijémonos
y démosle gloria!
Ya ha llegado el día de las bodas del Cordero.
Su novia se ha preparado,
y se le ha concedido vestirse
de lino fino, limpio y resplandeciente.

Entonces, durante un período de pandemia, uno puede tener miedo; o uno puede recibir el mensaje de la revelación de Cristo, y que el Soberano de la creación, es nuestro “Señor Dios Todopoderoso, el que era y que es y que ha de venir” (4:8).

UNA SEGUNDA APLICACIÓN para nosotros en el año de COVID:

En Patmos, Juan fue aislado. Sí, tuvo interacción con los guardas, también con los habitantes de la isla, con mensajero(s) para enviar su nuevo libro. Sin embargo, fue desconectado con las iglesias de Asia, y ellos pasaban por tiempos difíciles: persecución, tentación, doctrina falsa. No pudo predicar, enseñar, aconsejar, visitar, viajar a las iglesias, nada.

Hoy en día, debido a las restricciones de COVID, también experimentamos el aislamiento y quizás el aburrimiento. Y uno puede caer en la idea de que: ¡No puedo servir al Señor tal y como he hecho, o tal como quiero, entonces, este capítulo de mi vida Dios me ha dejado a un lado!

photo-1473830394358-91588751b241

Sin embargo, miren lo que Juan dice en Apoc 1:6 – Dios ha hecho de nosotros “un reino, sacerdotes al servicio de Dios su Padre.” (Ver mis artículos sobre el tema: “El Sacerdocio Universal de los Creyentes” y “¿Yo? ¿Un Sacerdote?“)

Comparamos esto con los sacerdotes en el antiguo sistema: eran personas de una tribu, mejor una sub-sub-sección de una tribu; eran varones, por lo menos 30 años, pero se jubilaban cuando cumplían 50 años. ¡Y quizás! Uno podía servir en el lugar santísimo, quizás una vez durante su vida. Por ejemplo, dice en Lucas 1:8-9, sobre el sacerdote, el padre de Juan el Bautista: “Un día en que Zacarías, por haber llegado el turno de su grupo, oficiaba como sacerdote delante de Dios, le tocó en suerte, según la costumbre del sacerdocio, entrar en el santuario del Señor para quemar incienso.” Entonces, quizás un sacerdote tuvo una sola oportunidad durante su vida entera.

No es así para nosotros en el Nuevo Pacto: no importa su tribu, su sexo, su edad, su situación durante COVID, usted es ahora y para siempre un sacerdote. El Espíritu Santo no descansa. Y con mucho gusto, Dios le revelará, cuál es su tarea sagrada, sacerdotal, hoy o cualquier día.

Solamente es una cuestión de pedir al Señor.

“Un apóstol aislado – ¿puede Dios seguir usándolo?” por Gary S. Shogren, Profesor en Nuevo Testamento, Seminario ESEPA, San José, Costa Rica

¡Pruebe Arnold, comentario de Efesios!

with 6 comments

¡Recomiendo el comentario de Efesios por nuestro amigo Clinton Arnold! Es parte de la serie Comentario Exegético-Práctico del Nuevo Testamento (CEPNT), publicado por Andamio; Arnold también es el editor de la serie. He aquí una descripción de la serie. Se puede comprar de Andamio, de Amazon, de Kindle, y de Logos. También puede comprar mi comentario de 1-2 Tesalonicenses allí.

 

 

Aquí una selección:

Humanidad atrapada en la esclavitud 

Toda la humanidad está atrapada sin poder escapar de una forma triple de esclavitud. 

Pablo utiliza la palabra “muertos” para caracterizar esta esclavitud. Alguien que está muerto ha perdido toda habilidad para funcionar, razonar o sentir. Lo que resulta irónico es que en el retrato que Pablo hace de los muertos en este pasaje éstos mantienen su habilidad para caminar y actuar. Simplemente han sido separados del Autor de la vida y no tienen deseo alguno ni habilidad para complacerle o para relacionarse con él, su Hacedor. Pablo enseña en este pasaje que no hay nada que puedan hacer los muertos para ganarse el favor de Dios y especialmente su salvación. No hay señal de que ni siquiera lo deseen porque toda su vida está bajo el control de tres fuerzas poderosas que determinan su conducta diaria y su modo de pensar.

Ha quedado demostrado que el mundo, el diablo y la carne son poderes persuasivos que llevan a la humanidad a cometer actos que se desvían del carácter santo y justo de Dios. En el NT hay numerosos testimonios sobre estos tres poderes esclavizadores en las enseñanzas de Jesús, Juan, Lucas, Pedro y Santiago, aunque utilicen un vocabulario distinto. Estas tres fuerzas juntas forman una atadura ineludible, una trampa mortal que mantiene a la humanidad alejada de Dios y sobre una senda diaria de pecado tanto de pensamiento como de conducta.

Podríamos decir que una de estas fuerzas es externa a nosotros, otra es interna, y la otra obra poderosamente a través de las primeras dos además de directamente. La “edad de este mundo” es el medio político, social, económico y cultural insano e impío en el que vivimos. Representa el mal organizado en forma de presión social, ideología, sistemas y estructuras que nos proporcionan un guion de cómo vivir la vida separados de Dios y de sus propósitos. La “carne” es la tendencia e inclinación interior al mal. Es nuestra condición de criatura, infectada por las implicaciones de la caída de Adán, la que nos impulsa a actuar de forma contraria a la que Dios desea que hagamos. Representa una inclinación hacia nosotros mismos y a alejarnos de Dios. “El príncipe de la potestad del aire,” el diablo, es un espíritu inteligente y poderoso que es absolutamente malvado e intenta realizar el mayor mal posible en las vidas de los individuos y a través de ellos en la sociedad.

Los gentiles y judíos que viven en la época de Pablo no tendrían problema alguno para entender y aceptar el diagnóstico de Pablo sobre el dilema humano. Algunos de los gentiles, no obstante, les puede haber resultado difícil entender la inclinación interior al mal que Pablo denomina la “carne,” especialmente si han vivido bajo la influencia de cualquier forma de estoicismo. Puede que estén más dispuesto a aceptar el “mundo” y la idea de los espíritus malignos. Los occidentales de la época contemporánea, por el contrario, a menudo tienen muchas más dificultades para aceptar la noción de un ser personal llamado diablo que influye en la humanidad a través de un ámbito de espíritus malignos. Algunos estudiosos han hablado de esto como lenguaje mitológico que refleja la visión obsoleta de Pablo que resulta irrelevante en nuestra sociedad moderna. Sin embargo, Pablo veía al diablo y a los espíritus malignos como una realidad con la que había que enfrentarse; y así lo han visto los creyentes a lo largo de los siglos, y en todas las culturas y grupos étnicos del mundo.

Cualquiera que sea la dificultad que se tenga para aceptar el diagnóstico de Pablo, este presenta una visión equilibrada en concordancia con el resto de la revelación bíblica y que es necesario integrar a la visión cristiana contemporánea sea cual sea su cultura.

“¡Pruebe Arnold, comentario en Efesios!” por Gary S. Shogren, Profesor de Nuevo Testamento, Seminario ESEPA, San José, Costa Rica

¡Mi nuevo comentario de 1-2 Tesalonicenses!

leave a comment »

¡Con mucho gusto, noto que Logos Bible Software está preparando mi comentario de 1-2 Tesalonicenses! Reserve su ejemplar ahora y reciba un descuento.

Este es el mismo libro publicado por Andamio en Barcelona en noviembre 2019. También disponible en Amazon.

Además, hay varios artículos en este blog que tiene que ver con estas cartas. Busquen y los encontrarán. Gary

‘Las dos epístolas tempranas de 1 y 2 de Tesalonicenses, muestran cómo Pablo creó su característica estrategia de comunicación enviando cartas a través de un representante de confianza, para fortalecer a sus discípulos y proporcionar respuestas a nuevas preguntas. La iglesia de Tesalónica, mayormente gentil, vivía rodeada de gente que se burlaba de las enseñanzas monoteístas del evangelio, de la pureza personal y de la resurrección del cuerpo. Pablo escribe que Dios sin duda había seleccionado a los creyentes para que fueran su pueblo y con el tiempo reivindicarles ante el mundo.’

 

Title page Tesalonicenses

Written by Gary Shogren

13/03/2020 at 2:14 pm

Publicado en 1a y 2a de Tesalonicenses, 666, Amar amor, anticristo, Apantesis, Apóstol, Apostasía, Apostasia, Arrebatamiento, Ángeles, Ética, Biblia, canon, Cómo es Dios, Consejeria, Creador, cristiano, Cristología, Cultura, Deidad de Cristo, Dejado Atrás, Devocional, Discernimiento, discernimiento, Discipulado, Dones espirituales, edificacion, El apóstol Pablo, El Cielo, El Judaismo, El Mesías, Epistolas cartas, Escatología, Esclavos amos, ESEPA, espiritu, Espiritu Santo, Estudio biblico, Estudios de Palabra, evangelico, Evangelio de prosperidad, evangelismo, Filosofia, gentil, Gentiles, Gran Comision, Griego, Guerra espiritual, hermeneutica, Historia, Historia de la Iglesia, Hombre de iniquidad, Homosexualism homosexual homosexualidad, Idiomas biblicos, Iesous, Iglesia posapostolica, Iglesia Primitiva, Infierno, Inspiración de la Biblia, Israel, Jucio Final, judaizante, Koine, kurios, La Iglesia, La Iglesia y lo economico, Lider, Liderazgo cristiano, lo que detiene, marca de la bestia, Metodos de estudiar la Biblia, mimesis, misioneros, Misiones, Mundo espiritual, Nazismo, Nestle Aland, Nuevo nacimiento, Nuevo Pacto, Nuevo Testamento Interpretación, Ofrenda, Palabra de Fe, Persecucion, Personas de la Biblia, pornografia, Profecia, profecia, Rapto, Reincarnacion, Reino de Dios, Resurreccion, Rhema, Saduceos, Salvación, salvador, Sana doctrina, Santificacion, Satanas, Señor, Señorío, Segunda venida, Seminario ESEPA, Septuaginta, Sexo sexual, sufrimiento, Teología, Tesalonica, Texto griego del Nuevo Testamento, Textus receptus, Timoteo, Trasfondo de la Biblia, Tribulacion, Trinidad, Versiones biblicas, Vida Cristiana, Voluntad de Dios, Zondervan

Tagged with , , ,

¡Pruebe Strauss, comentario de Evangelio de Marcos!

with one comment

¡Recomiendo el comentario de Marcos por Mark Strauss! Es parte de la serie Comentario Exegético-Práctico del Nuevo Testamento (CEPNT), publicado por Andamio. He aquí una descripción de la serie. Se puede comprar de Andamio, de Amazon, de Kindle, y de Logos. También puede comprar mi comentario de 1-2 Tesalonicenses allí. Marcos fue escrito en griego por una audiencia gentil, a veces citando los dichos arameos de Jesús.

He aquí una sección:

Teología aplicada de Marcos 13:24-37

La segunda parte del discurso del Monte de los Olivos de Jesús continúa dos temas importantes introducidos en la primera parte: el peligro de la especulación escatológica y el llamamiento a estar alerta.

El peligro de la especulación escatológica

Al igual que los discípulos no deben caer en el error de asumir que los eventos catastróficos como las guerras, hambres y terremotos son signos seguros de la destrucción de Jerusalén o del fin de los tiempos (13:7-8), tampoco deben calcular el momento del fin, ya que sólo el Padre lo sabe (13:32). Más bien, deben permanecer fieles y en constante vigilancia, viviendo vidas santas.

Llamamiento a estar alerta

Los temas de la vigilancia y la preparación espiritual (cf. 14:34-38) son habituales en el NT. Además de varias parábolas sobre la administración en los evangelios (ver comentario en 13:34), Pablo les recuerda a los tesalonicences que como “hijos de la luz” e “hijos del día” no deben dormirse espiritualmente como los demás, sino permanecer despiertos y “en nuestro sano juicio, protegidos por la coraza de la fe y del amor, y por el casco de la esperanza de salvación” (1 Ts 5:5-8). La vigilancia aquí va ligada a la práctica de virtudes cristianas tales como la fe, la esperanza y el amor. De forma similar, Pablo anima a los corintios a “mantenerse alerta” (γρηγορεῖτε), lo cual se define como mantenerse firmes en la fe, ser fuertes y valientes, y hacer todo con amor (1 Co 16:13-14). La preparación para el regreso de Cristo no consiste en calcular la fecha exacta del Armagedón o vincular los eventos mundiales con el cumplimiento de las profecías bíblicas. Se trata de dejar que brillen nuestras luces espirituales mostrando el fruto del Espíritu (Mt 5:16; Gl 5:22).

El regreso triunfante del Hijo del hombre y la reivindicación de su pueblo

Un tercer tema teológico importante de este pasaje es el regreso del Hijo del hombre que viene “en las nubes con gran poder y gloria” (13:26) y la reunión de “sus escogidos” (13:27). Como señalamos anteriormente, este tema tiene su trasfondo en Dn 7:13-14, donde alguien semejante a “un hijo del hombre” bar ʾĕnāš = un ser humano) se acerca al Anciano de días y recibe toda la gloria y soberanía y un reino eterno. Aunque algunos identifican la referencia de Marcos con la ascensión y exaltación de Jesús a la derecha de Dios (ver comentarios sobre 13:26), nosotros hemos argumentado que para Marcos esta es la segunda venida de Cristo, la consumación del reino de Dios. El reino que fue anunciado por ­Jesús (1:15), explicado en parábolas (4:11, 26, 30), ofrecido en el presente (10:14, 15, 23-25; 12:34), y que será consumado en el futuro (9:1, 47; 11:10; 14:25; 15:43), llegará en toda su plenitud cuando el Hijo del hombre regrese.

En el NT, la segunda venida de Cristo se identifica con el acto de cierre de la historia humana. Se le suele llamar habitualmente su “venida” o “presencia” (παρουσία; 1 Ts 2:19; 3:13; 4:13; 5:23; 2 Ts 2:1, 8; Stg 5:7-8; 2 P 3:4), pero también su “revelación” (ἀποκάλυψις; 1 Co 1:7; 2 Ts 1:6-7; 1 P 4:13) y “manifestación” (ἐπιφανεία; 1 Ti 6:14; 2 Ti 4:8; Tit 2:13-14; cf. Col 3:4; 1 Jn 2:28). Aunque el momento se desconoce (Mt 25:13; Mc 13:32; 1 Ts 5:2), el regreso de Cristo será corporal y visible, de la misma naturaleza que su partida (Hch 1:11; cf. Mt 24:26-27; Lc 17:24; 1 Ts 4:16; Ap 1:7). Librará a su pueblo del sufrimiento (2 Ts 1:6-7; 1 P 4:13) y los rescatará de la ira (1 Ts 1:10), recompensando a aquellos que hayan perseverado (Mt 16:27; 2 Ti 4:8; Heb 9:28). Vendrá acompañado por la resurrección de los que hayan muerto “en Cristo” (1 Co 15:22-23; 1 Ts 4:16) en cuerpos imperecederos y glorificados (1 Co 15:42-44, 51-54; Col 3:4) y Cristo vivirá de forma permanente con su pueblo (Jn 14:2-3; 1 Ts 4:17; 2 Ts 2:1).

En el libro de Apocalipsis el regreso de Cristo viene marcado por una serie de eventos que darán fin a la época presente: el regreso triunfante de Cristo (Ap 19:11), el juicio a los malvados (19:15-20:15; cf. Mt 13:40-41; 25:31-46), la reivindicación de los justos (Ap 20:4-6), la resurrección de los muertos (20:4-6, 12-13), un reinado de mil años de Cristo (20:4-7), y un nuevo cielo y una tierra nueva (Ap 21-22). Sin embargo, la preocupación de Marcos en el pasaje presente no está en estos detalles, sino en la certeza de la futura revelación del Hijo del hombre (13:26) y en la reivindicación de sus seguidores fieles (13:27).

Tristemente, la segunda venida de Cristo ha sido fuente de interminables debates entre cristianos, en lo referente a su naturaleza, al momento concreto y a la secuencia de los hechos. ¿Será un solo evento o se dividirá en dos etapas (pre-, intermedia, o post-tribulación)? ¿Irá seguida de un milenio literal de mil años o del establecimiento inmediato de un nuevo cielo y tierra? Aunque este tipo de preguntas no carecen de importancia y merece la pena investigarlas, no se debería permitir que impidieran la comunión cristiana. No eran esas las preocupaciones de los autores bíblicos, que consideraban el regreso de Cristo como una esperanza grande y gloriosa para los creyentes. Como afirma con tanta elocuencia Pablo, la promesa del regreso de Cristo nos recuerda que todas las dificultades de la vida algún día se terminarán, cuando recibamos cuerpos imperecederos y glorificados y nos reunamos con aquellos “en Cristo” que perdimos a lo largo del camino (1 Co 15:51-54; 1 Ts 4:13-17). Su conclusión: “Por lo tanto, animaos unos a otros con estas palabras” (1 Ts 4:18).

“¡Pruebe Strauss, comentario de Evangelio de Marcos!” por Gary S. Shogren, Profesor de Seminario ESEPA, San José, Costa Rica

 

La deidad de Cristo en Tesalonicenses

with 9 comments


Según Mateo 1:23, Jesús (en la forma Iesous o Yeshua) significa “él salvará.” También cumple la profecía de Is 7:14 – “Y llamarás su nombre Emanuel, que traducido es: Dios con nosotros.”

En 1-2 Tesalonicenses, Pablo también revela como Jesús es la manifestación personal de Yahvé. Aquí es una sección de mi nuevo comentario exegético, disponible de Andamio.

Cristología de 1-2 Tesalonicenses

Pablo conoce bien el poder del mito para conformar la manera en que uno mismo entiende al individuo y a la comunidad. Sin embargo, al predicar a Jesus, no se limita a pedirle a la gente que reemplace los antiguos mitos con unos nuevos. Más bien, les pide que descarten el mito como una categoría del conocimiento para seguir a alguien que ha muerto de una manera determinada hace poco en Judea (1 Ts 2:15; 4:14) y que ha resucitado (1:10; 4:14). Según la teologia de Pablo, no se pueden aceptar las características éticas y existenciales del evangelio sin aceptar su matriz histórica.

Para Pablo, Jesus es el “Señor,” al que todo el mundo tiene que dar cuentas. Lee el resto de esta entrada »

¡Mi nuevo comentario de 1-2 Tesalonicenses!

leave a comment »

¡Con mucho gusto, noto que Andamio en Barcelona acaba de publicar mi comentario [noviembre 2019]! Creo que estará disponible en Amazon y también un libro electrónico de Logos. Al momento será difícil conseguir, tengan paciencia.

También, hay varios artículos en este blog que tiene que ver con estas cartas. Busquen y los encontrarán. Gary

Title page Tesalonicenses

Written by Gary Shogren

09/12/2019 at 3:50 pm

Publicado en 1a y 2a de Tesalonicenses, 666, Amar amor, anticristo, Apantesis, Apóstol, Apostasía, Apostasia, Arrebatamiento, Ángeles, Ética, Biblia, canon, Cómo es Dios, Consejeria, Creador, cristiano, Cristología, Cultura, Deidad de Cristo, Dejado Atrás, Devocional, Discernimiento, discernimiento, Discipulado, Discipulado, Dones espirituales, edificacion, El apóstol Pablo, El Cielo, El Judaismo, El Mesías, Epistolas cartas, Escatología, Esclavos amos, ESEPA, espiritu, Espiritu Santo, Estudio biblico, Estudios de Palabra, evangelico, Evangelio de prosperidad, evangelismo, Filosofia, gentil, Gentiles, Gran Comision, Griego, Guerra espiritual, hermeneutica, Historia, Historia de la Iglesia, Hombre de iniquidad, Homosexualism homosexual homosexualidad, Idiomas biblicos, Iesous, Iglesia posapostolica, Iglesia Primitiva, Infierno, Inspiración de la Biblia, Israel, Israel, Jucio Final, judaizante, Koine, kurios, La Iglesia, La Iglesia y lo economico, Lider, Liderazgo cristiano, lo que detiene, marca de la bestia, Metodos de estudiar la Biblia, mimesis, misioneros, Misiones, Mundo espiritual, Nazismo, Nestle Aland, Nuevo nacimiento, Nuevo Pacto, Nuevo Testamento Interpretación, Ofrenda, Palabra de Fe, Persecucion, Personas de la Biblia, pornografia, Profecia, profecia, Rapto, Reincarnacion, Reino de Dios, Resurreccion, Resurreccion, Rhema, Saduceos, Salvación, salvador, Sana doctrina, Santificacion, Satanas, Señor, Señorío, Segunda venida, Seminario ESEPA, Septuaginta, Sexo sexual, sufrimiento, Teología, Tesalonica, Texto griego del Nuevo Testamento, Textus receptus, Timoteo, Trasfondo de la Biblia, Tribulacion, Trinidad, Versiones biblicas, Vida Cristiana, Voluntad de Dios, Zondervan

Tagged with , , ,

La deidad de Cristo en Romanos

with 3 comments

Pablo alude a pasajes de Señor/Yahvé en sus cartas y los aplica al Señor Jesús. Más allá de los textos que se refieren a Cristo como Dios (Rom 9:5, Tito 2:13), estos textos son una revelación de la naturaleza divina de Jesús como creador y redentor. Romanos 10:9-10, 13 es uno de los ejemplos más sobresalientes de este fenómeno.

Ponencia: La Deidad de Cristo en Romanos

with 6 comments

El Comentario Bíblico Contemporáneo contendrá mi comentario sobre Romanos. Una lección excelente de esa carta, con 1-2 Corintios, es cómo Pablo atribuye a Cristo los atributos de Dios, especialmente el versículo de Joel, “todo aquel que invocare el nombre del Señor Yahvé, será salvo.”
Hablaremos sobre el texto hebreo de la Tanaj, la Septuaginta, y la enseñanza de Pablo a los creyentes en Roma.

Jueves el 11 de octubre hablaré sobre ese tema en Seminario ESEPA, San José, Costa Rica

¡Vengan y traigan sus amigos! Gary

 

Romanos 5:1 – ¿Tenemos paz con Dios? ¿O “tengamos”?

with 6 comments

La crítica textual, o sea, la ciencia de reconstruir el texto original de un libro, no es una cuestión de, ¿Cuál me suena bien? O ¿De cuál estoy acostumbrado?

La pregunta siempre es: ¿Qué escribió el autor? Y luego, ¿por qué diferentes copias de un texto tienen diferentes palabras (es decir, variantes)?

Rom 5:1 es particularmente interesante, y difícil. “Ya que hemos sido justificados mediante la fe, _____.”

Los manuscritos más antiguos (Sinaítico, Vaticano) y otros testigos tienen el verbo, éjōmen/εχωμεν, con la letra omega, “tengamos paz con Dios.” La gran mayoría tiene éjomen/εχομεν, “tenemos paz con Dios” con ómicron. En español los pronunciamos más o menos igual, en el primero el sonido de “o” es un poco más largo.

Códice Sinaítico, siglo 4

Como en español, un vocal señala la diferencia es entre el
indicativo y el subjuntivo del verbo.

Para complicarlo más, un escriba posterior corrigió Sinaítico, haciéndolo “tenemos”. (Ver el foto por abajo). Igual con Vaticano. Esta práctica no es nada extraño, de hecho, cuando es una cuestión de tanta labor, hacer una copia de la Biblia, uno la corrige en los márgenes, ¡en vez de botarla!

Aquí es el verbo en cuestión en Rom 5:1 Sinaítico. Noten el círuclo encima de la omega, ω. Es un omicron, la corrección agregada por un escriba posterior:

Uno de los manuscritso más antiguos hasta el momento, p46. Contiene secciones de Romanos, pero falta la página que contenía Romanos 5:1 (Romanos en ese códice empieza con 5:17); lástima, hubiera sido un dato muy importante.

El resultado es que, en nuestras Biblias, Rom 5:1 dice “tenemos paz” (DHH, LBLA, NTLH, NBLH, NTV, NVI, RV1908, RV60, RV95, RVA (TLA – “por eso vivimos en paz con Dios”).

¿Por qué en este caso escoger los manuscritos MENOS antiguos? Uno de los editores del texto crítico comenta que, “aunque el subjuntivo cuenta con mayor respaldo externo que el indicativo…la evidencia interna debe tener precedencia.” (Bruce Metzger)

Y, ¿por qué algunos manuscritos tienen “tengamos paz”? ¡Muy sencillo! Ya en el primer siglo y más allá, hubo poca diferencia en el sonido de las dos letras. Podemos adivinar que, el error entró durante un período cuando los escribas de la iglesia primitiva copiaban sus manuscritos así: uno leía su copia en voz alta, y otros escribas escribían lo que escuchaban. Al escuchar 5:1, algunos dijeron que, es el subjuntivo, otros el indicativo. Se llama un “error de audición.”

Los editores del texto crítico han dicho que, “Cierto que Pablo escribió ‘tenemos paz’, porque obviamente es su doctrina de reconciliación con Dios.”

Y por eso, una de las pocas ocasiones cuando los editores están de acuerdo con los manuscritos menos antiguos.

Aplicación: La persona justificada por su fe en Cristo, NO tiene que esforzarse para tener paz con Dios. La paz – la amistad, la reconciliación – es un don. Dios ha declarado la paz.

LINKS:

Les invito a que vaya a mi página de Facebook, y haga un clic en LIKE: Pensamientos sobre el NT Griego.

Uno puede leer el Códice Sinaítico AQUI. Les aseguro que los rumores son falses, Ni el Sinaítico ni el Vaticano son Biblias satánicas ni gnósticas ni gay!

Está la Biblia Nestle-Aland en contrad de la Deidad de Cristo? ¡No!“.

 

Romanos 5:1 – ¿Tenemos paz con Dios? ¿O “tengamos”? por Gary S. Shogren, PhD en Exégesis del Nuevo Testamento, Seminario ESEPA, San José, Costa Rica

El pecado de autojustificación [Romanos]

with 4 comments

De vez en cuando en este blog estaré compartiendo sobre la epístola a los Romanos. Son selecciones y resúmenes de mi comentario breve sobre la carta en El Comentario Biblico Contemporáneo, que será publicado por Ediciones Kairos, Buenos Aires.

Se han llenado de toda clase de maldad, perversidad, avaricia y depravación. Están repletos de envidia, homicidios, disensiones, engaño y malicia. Son chismosos, calumniadores, enemigos de Dios, insolentes, soberbios y arrogantes; se ingenian maldades; se rebelan contra sus padres; son insensatos, desleales, insensibles, despiadados. Romanos 1:29-31

En el previo párrafo, Pablo trató con los dos pecados estereotípicos de los gentiles: idolatría y fornicación (especialmente la fornicación homosexual).

Es bien extraño que muchos de nosotros los evangélicos leamos la parte sobre la homosexualidad y frenamos allí. La razón de esto no es difícil de encontrar: imaginamos que los gays son Los Otros, y nos parece fácil condenar el pecado de Ellos; y más fácil descuidar la depravación que a “Nosotros” nos infecciona. Esta “ceguera cognitiva” no es sencillamente un fenómeno sicológico, también tiene sus raíces en la autojustificación y por eso es perversidad. Por eso oramos con el salmista, “¿Quién está consciente de sus propios errores? ¡Perdóname aquellos de los que no estoy consciente!” (Salmo 19:12)

Pablo no permitió esta ceguera cognitiva. En 1:29-31 escribe una así llamada lista de vicios.[1] Los veinte elementos van desde infringir los diez mandamientos (se rebelan contra sus padres) a lo cotidiano (son chismosos). Si el más grande mandamiento de la Torá era amar a Yahvé con todo el ser (Dt 6:4), entonces, constituirse en enemigos de Dios es la mayor forma de maldad.

Entonces: no oremos por que “Dios, te doy gracias porque no soy como otros, es decir, gay!” si somos envidiosos, calumniadores, arrogantes.

Existe otra forma de autojustificación, asociada con la teoría de evolución. Se ha puesto de moda explicar cada tipo de conducta humana como el legado de algún hipotético pasado evolutivo. Este tipo de argumentación es, por definición, débil, ya que se puede tomar casi cualquier comportamiento de la naturaleza humana e imaginar alguna razón por la cual fue necesario para algún lejano ancestro. ¿Usted se irrita y enoja cuando se le pasa la hora de cenar? Pues bien, esto es porque su ancestro primate necesitaba un impulso de adrenalina para salir y cazar con rapidez algún animal con el fin de preservar su progenie. ¿Desea un varón más de una pareja? Esto ocurre así porque ellos tienen el impulso primitivo de reproducirse con muchas hembras con el fin de continuar la especie por medio de tantos hijos como les sea posible.

Cualquier conducta puede justificarse mediante la antropología, sociología, psicología, biología. Sin embargo, nuestro más alto estándar de lo que debemos practicar y de lo que debemos rechazar tiene que ser la Palabra de Dios; solo nuestro Creador es capaz de darnos la verdad y la perspectiva que nos falta.

NOTA

[1] Las listas de vicios y virtudes eran una figura común de expresión de esa época, por medio de ellas el autor compilaba algunos comportamientos y los presentaba con poca elaboración, con el objetivo de orientar a sus oyentes hacia la santidad y alejarlos de la maldad Un ejemplo de ellas lo vemos en los rollos del Mar Muerto, como esta: “al espíritu de falsedad le pertenece la avaricia, la debilidad de manos en el servicio de la justicia, la impiedad, la mentira, el orgullo y la altanería de corazón, etcétera”. (1QS IV, 9-11). ¡Filón escribió una lista con ciento cuarenta y siete elementos! En las cartas paulinas se puede mencionar 1 Corintios 6:9-10; otras dos listas de vicios que tienen la misma base hacen que excluyan del reino escatológico a quienes los practican (Ga 5:19-21; Ef 5:5). El fruto del Espíritu se presenta como una lista de virtudes (Gá 5:22-23), que fue otra figura de expresión.

“El pecado de autojustificación [Romanos],” por Gary S. Shogren, Profesor de Nuevo Testamento, Seminario ESEPA, San José, Costa Rica

Written by Gary Shogren

28/08/2018 at 12:34 pm

Publicado en Adam, adiccion, Adoración, Amar amor, Antiguo Pacto, Antiguo Testamento Interpretación, Apóstol, Ascensión, Ángeles, Ética, Bautismo, bautismo, Biblia, Cómo es Dios, Comida kosher, Creacion, Creador, cristiano, Cristología, crucifixion, Cuerpo de Cristo, Cultura, Deidad de Cristo, Descanso, Devocional, Diez mandamientos, discernimiento, Discipulado, Discipulado, Dones espirituales, edificacion, El apóstol Pablo, El Judaismo, El Mesías, Epistolas cartas, Escatología, Espiritu Santo, Estudio biblico, evangelismo, Exodo, Familia, Fruto del Espiritu, Génesis, generosidad, gentil, Gentiles, gracias, hermeneutica, Historia, Homosexualism homosexual homosexualidad, Humanidad de Cristo, Humildad, Idiomas biblicos, Iesous, Inspiración de la Biblia, Israel, Israel, Jucio Final, judaizante, Judíos netzaritas, La Iglesia, legalismo legalista, Manuscritos, mediador, Mesianico, Mesianismo, Misna, Nacimiento, Naturaleza, Nestle Aland, Nuevo nacimiento, Nuevo Pacto, Nuevo Testamento Interpretación, Oración, paciencia, Pecado, Perdón de pecado, Persecucion, Personas de la Biblia, Predicacion expositiva, Protestante, Resurreccion, Resurreccion, Romanos, Sabat sabbat, Salmos, Salvación, salvador, Sana doctrina, Santificacion, Satanas, Señor, Señorío, Segunda venida, Seminario ESEPA, Sexo sexual, Sionismo Sionista, sufrimiento, Texto crítico, Textus receptus, Trasfondo de la Biblia, Tribulacion, unidad, Vida Cristiana, Yahushuah, Yeshua

Tagged with , , ,

A %d blogueros les gusta esto: