Razon de la esperanza

La verdad de Dios para el pueblo de Dios

Archive for the ‘Codice Vaticano’ Category

Hechos NVI y el bautismo del etíope

leave a comment »

Así escucho en YouTube: La NVI no puede ser una versión confiable, ¡así que quita Hechos 8:37 de la Palabra!

Examinamos los datos.

En la Nuevo Versión Internacional se ve este texto:

36 Mientras iban por el camino, llegaron a un lugar donde había agua, y dijo el eunuco:

—Mire usted, aquí hay agua. ¿Qué impide que yo sea bautizado?

38 Entonces mandó parar la carroza, y ambos bajaron al agua, y Felipe lo bautizó.

En Reina Valera Revisada, tenemos otro versículo agregado:

36Y yendo por el camino, llegaron a cierta agua, y dijo el eunuco:

Aquí hay agua; ¿qué impide que yo sea bautizado? 37Felipe dijo: Si crees de todo corazón, bien puedes.

Y respondiendo, dijo: Creo que Jesucristo es el Hijo de Dios.

38Y mandó parar el carro; y descendieron ambos al agua, Felipe y el eunuco, y le bautizó.

Ahora, algunos dicen que, ¡aja! La Nueva Versión Internacional es parte de un complot. Quita la doctrina de salvación por la fe en Cristo; borra la necesidad de bautismo; ¡niega la verdad de que, Jesucristo es el Hijo de Dios!! Y desde allí, esta versión es satánica o católica o de la Nueva Era.

Si lo aceptamos, hipotéticamente, entonces tendremos preguntarnos, por qué estos conspiradores aparentemente no tenían ningún problema con, por ejemplo, Hechos 8:12 NVI, “Pero cuando creyeron a Felipe, que les anunciaba las buenas nuevas del reino de Dios y el nombre de Jesucristo, tanto hombres como mujeres se bautizaron.” U olvidaron que Pablo iba a decir en Romanos 10:9 NVI, “si confiesas con tu boca que Jesús es el Señor, y crees en tu corazón que Dios lo levantó de entre los muertos, serás salvo.” Entonces, ¡sería un complot llevado a cabo por incompetentes!

Y recordemos que, los traductores de la NVI o la Nueva Traducción Viviente no quitaron este versículo a discreción, o porque no lo quieren, sino porque, la evidencia antigua sugiere fuertemente que, Lucas no escribió el v. 37. Si Lucas no lo escribió, el Espíritu Santo no lo inspiró, no es la Palabra de Dios para el Pueblo de Dios.

En este cuatrimestre, enseño el curso Canon y Texto Bíblico – Nuevo Testameno. Una tarea fue el estudio de Hechos 8:37 para concluir si Lucas lo escribió o si un copista lo agregó, siglos después. Doy la bienvenida a William Granados, quien compartirá su tarea; su nota no dependió de su conclusión, a propósito, sino de que él siguió los pasos correctos en la ciencia de la crítica textual. ¡Bendiciones lectores y William! Gary


William Granados García
Análisis de Hechos 8:37

NA28: 36 ὡς δὲ ἐπορεύοντο κατὰ τὴν ὁδόν, ἦλθον ἐπί τι ὕδωρ, καί φησιν ὁ εὐνοῦχος· ἰδοὺ ὕδωρ, τί κωλύει με βαπτισθῆναι; 38καὶ ἐκέλευσεν στῆναι τὸ ἅρμα καὶ κατέβησαν ἀμφότεροι εἰς τὸ ὕδωρ, ὅ τε Φίλιππος καὶ ὁ εὐνοῦχος, καὶ ἐβάπτισεν αὐτόν.
RV60: 36 Y yendo por el camino, llegaron a cierta agua, y dijo el eunuco: Aquí hay agua; ¿qué impide que yo sea bautizado? 37 Felipe dijo: Si crees de todo corazón, bien puedes. Y respondiendo, dijo: Creo que Jesucristo es el Hijo de Dios. 38 Y mandó parar el carro; y descendieron ambos al agua, Felipe y el eunuco, y le bautizó.
NVI: 36 Mientras iban por el camino, llegaron a un lugar donde había agua, y dijo el eunuco: —Mire usted, aquí hay agua. ¿Qué impide que yo sea bautizado? 38 Entonces mandó parar la carroza, y ambos bajaron al agua, y Felipe lo bautizó.

Hechos 8:37 es un versículo controversial a la luz de la crítica bíblica. Muchas personas se alarman porque consideran un sacrilegio el hecho de que las versiones modernas de la Biblia omitan un versículo tan importante que hace una confesión de fe en Jesucristo y de esta manera violen la Sagrada Escritura. Pero vayamos al contexto del asunto para entender el malentendido.

Ante la pregunta del Etíope a Felipe sobre cuál es el impedimento para ser bautizado si allí hay agua, Felipe responde (según las versiones tradicionales de la Biblia como RV60, por ejemplo): “Si crees de todo corazón, bien puedes. Y respondiendo, dijo: Creo que Jesucristo es el Hijo de Dios”. Este es el versículo 37. Luego de esto Felipe manda a detener el carro y ambos descienden al agua para que el eunuco sea bautizado.

Ahora bien, cuando vemos la NVI, BLPH, NTV, TLA, e incluso la RVA, observamos que se omite todo este versículo. Es decir, se omite la frase “Si crees de todo corazón, bien puedes. Y respondiendo, dijo: Creo que Jesucristo es el Hijo de Dios” (ειπεν δε ο φιλιππος ει πιστευεις εξ ολης της καρδιας εξεστιν αποκριθεις δε ειπεν πιστευω τον υιον του θεου ειναι τον ιησουν χριστον). Para muchos acá está en juego un aspecto importantísimo de la fe cristiana: Creer en el corazón que Jesucristo es el Hijo de Dios. Algunos suponen que si en estas versiones se omite esto es porque intentan ocultarnos algo y tienen intenciones de no reconocer a Jesús como el Hijo de Dios. No hay nada más alejado de la verdad que este tipo de afirmaciones sin fundamento teórico.

A continuación, intentaré realizar un breve análisis para dilucidar el problema acá presente y así comprender cuál es el sentido y propósito de la crítica bíblica, tomando como ejemplo este versículo, para poder entender su contribución a la fe de la iglesia.

Evidencia externa

Para comenzar es necesario comprender que cuando decimos “evidencia externa” hacemos referencia a los manuscritos existentes que brindan apoyo a una u otra lectura de un determinado texto. Entre las principales consideraciones para tomar una decisión sobre un pasaje son: la antigüedad de los manuscritos, la diversidad de las familias textuales que posean el texto, también usualmente la lectura más difícil de explicar sea la aceptada por el hecho de que lo más probable es que un escriba intente clarificar un pasaje antes que dificultarlo, etc.

En este caso, el versículo 37 no aparece en la mayoría de los manuscritos antiguos de mayor importancia sino en manuscritos un poco más tardíos y con diversas variaciones. Este versículo falta en los principales manuscritos griegos, y lo excluyen casi todas las ediciones críticas modernas. Metzger señala que este versículo “es una adición occidental que no se encuentra en 𝔓45 א A B C 33 81 614 vg sirp, h copsa, bo et, aunque sí en E y en múltiples mss minúsculos, itgig, h vgmss sirh con* copG67 arm, con bastantes variaciones de menor importancia” (p. 314).

A todo esto añade que no hay una razón que explique la omisión de este versículo por parte de los escribas. La explicación más plausible es que se agregara como una nota al margen representando una fórmula de confesión como requerimiento sine qua non el bautismo sería aplicado. Así, “aunque el manuscrito neotestamentario que contiene estas palabras data del siglo VI (ms E), la tradición de la confesión de fe en Cristo por parte del etíope ya circulaba en las últimas décadas del siglo II” (Metzger, p. 314).

Esto precisamente es también lo que señalan diversos comentaristas al respecto de esta variante: Guy Williamson, por ejemplo, señala: “Posiblemente comenzó como una nota marginal, inspirada en la ordenanza del bautismo, y pasó después al texto durante su transmisión” (p. 107).

La hipótesis que sostiene el reconocido comentarista bíblico Kistemaker es similar: “Quizás en la iglesia primitiva se consideró necesario que el etíope primero profesara su fe antes de ser bautizado. Los escribas, entonces, agregaron el comentario de Felipe y la confesión del eunuco al margen del manuscrito de Hechos. Las palabras dichas por el eunuco pudieron haber sido usadas como una fórmula bautismal hacia el final del siglo II; las palabras eran conocidas en aquellos días, lo que es evidente en los escritos de Ireneo, el padre de la iglesia, quien cita parte de esta fórmula. El versículo 37 fue agregado al texto griego vía manuscritos medievales posteriores; y de allí fue traducido a nuestra propia lengua” (2007, p. 342).

Entonces, si la evidencia externa sugiere que el texto de 8:37 no fue escrito originalmente por Lucas, ¿cómo es que ha llegado hasta nosotros este versículo? Como se ha señalado, algunos manuscritos minúsculos incluían este texto desde bien temprano, a pesar de que su contraparte los supera. El erudito F. F. Bruce señala que el asunto es que “aunque esta adición no se encuentra en el Texto Bizantino, Erasmo la incorporó en sus ediciones impresas; creía que había sido omitida por descuido de los copistas” (p. 177).

A esto podemos añadir las palabras de Metzger quien señala que “aunque esta frase no aparece en el manuscrito medieval en el que Erasmo se basó (ms 2) si aparece en el margen de otro manuscrito (ms 4) de donde Erasmo la toma y la incluye en su edición por considerarla un descuido de los escribas” (p. 314).

Por consiguiente, la traducción que posteriormente se realiza al español tomando como base el texto griego de Erasmo incluye este versículo. Sin embargo, en vistas de la enorme evidencia que hoy poseemos en contra, la mayoría de las versiones modernas de la biblia han decidido omitir este versículo y agregar una nota o corchetes para hacernos entender que este versículo no fue originalmente escrito por Lucas.

Evidencia interna

Si a la luz de la evidencia externa se comprende que el pasaje es un añadido, ahora es necesario analizar la evidencia interna para concluir si este pasaje está en concordancia con respecto al contenido del texto bíblico, y en este caso específicamente si está relacionado con el contenido de Hechos y con el estilo de su autor (Lucas).

Si analizamos el contexto del pasaje podemos dilucidar una curiosa interrupción en la narración. La maravilla de dicha narración es que se puede sobreentender que el Eunuco ha creído en Cristo y por consiguiente Felipe procede a bautizarlo. Así el texto entre la pregunta del impedimento para ser bautizado (v. 36, que parece ser una pregunta retórica) y la detención del carro para proceder al bautismo (v. 38) tiene una conexión más evidente. Sin embargo, como señala Bruce, quizás a algún escriba esto no le parecía suficiente ya que Felipe debía haber buscado la genuinidad de la fe del eunuco, pero “sin duda, Felipe estaba bien seguro, pero hay mentes incapaces de contentarse con dejar que tales cosas se sobreentiendan” (p. 181).

Por otra parte, para algunos comentaristas como Metzger y Kistemaker la expresión τον ιησουν χριστον no es característica de Lucas. Si se observa, por ejemplo, un pasaje similar en cuanto una formulación teológica en un evento de diálogo narrativo, vemos que la expresión es un tanto diferente. En Hechos 16:16-41 se narra la historia del encarcelamiento de Pablo y Silas. Allí, después de un acto milagroso en el que tienen la posibilidad de escaparse de prisión, el carcelero está a punto de suicidarse. Pablo clamó para hacerle notar que ellos aún estaban en la cárcel y no se habían escapado. El carcelero se asusta y se postra temblando ante Pablo y Silas y les implora sobre qué debe hacer para ser salvo. La respuesta de ellos es la siguiente: “Cree en el Señor Jesús, y serás salvo, tú y tu casa” (v.31; πίστευσον ἐπὶ τὸν κύριον Ἰησοῦν καὶ σωθήσῃ σὺ καὶ οἶκός σου,).

Nuevamente la crítica señala que ciertos manuscritos agregan a τὸν κύριον Ἰησοῦν la palabra Χριστον. Sin embargo se prefiere, a la luz de la evidencia, la expresión τὸν κύριον Ἰησοῦν. Este es sólo un ejemplo para mostrar lo expresado por Metzger y Kistemaker al respecto del estilo lucano que prefiere hablar del Señor Jesús y no típicamente del Señor Jesucristo (así también Esteban en 7:59). Por tanto, la evidencia interna tampoco sustenta con mucha fuerza la existencia original del v. 37 como sí lo hace la afirmación de que es una adición posterior al texto escrito por Lucas.

Conclusiones

Se ha observado que la evidencia externa apunta a que el versículo 37 es una adición posterior que realizó algún escriba, quizás por fines litúrgicos, para complementar el texto de Lucas. Esta adición pudo realizarse al margen del texto pero posteriormente fue añadida al texto en sí. Tenemos el texto en la RV60 de esta forma debido a la decisión errónea que tomó Erasmo al elaborar su edición del Nuevo Testamento Griego (sin embargo, hay que reconocer que Erasmo no tenía el aparato crítico que poseemos actualmente, con lo cual no era una decisión fácil y considero que para su momento fue la mejor decisión).

La evidencia interna también manifiesta que el versículo 37 no se sustenta con fuerza ya que no encaja muy bien en la narración del texto que desarrolla Lucas. La pregunta del eunuco en v. 36 parece ser más bien retórica antes que informativa. Además, como señalan los expertos, este versículo no refleja el estilo de Lucas cuando se refiere a Jesús, ya que casi siempre usa las expresiones Jesús, Señor Jesús, Señor, o Jesús de Nazaret; mientras que Señor Jesucristo prácticamente no aparece (solamente en 2:38 Pedro usa nombre de Jesucristo). Por lo demás, la evidencia interna también apunta a que este versículo es un añadido posterior y no el texto original de Lucas.

Como se puede comprender, la omisión de este versículo en las versiones modernas de la Biblia no tiene ningún aspecto conspirativo, más bien pretenden establecer el texto original tal como lo escribieron los autores bíblicos inspirados por Dios, en este caso Lucas. Así que en lugar de hablar de omisión de un versículo en las versiones modernas de la Biblia, deberíamos estar hablando de la adición de un versículo en las versiones un poco menos modernas de las Escrituras. Asimismo, la confesión de fe en Jesucristo no se ve afectada en ningún sentido al reconocer la omisión de este versículo en alguna versión moderna de la Biblia ya que como se pudo observar en Hechos 16:31 en cualquier edición crítica del Nuevo Testamento se afirma la doctrina cristiana según la cual para ser salvo solamente hay que creer en el Señor Jesús.

Referencias bibliográficas
Bruce, F. F. (2007). Hechos de los Apóstoles: Introducción, comentarios y notas. Michigan, EE.UU: Libros Desafío.
Kistemaker, S. J. (2007). Comentario al Nuevo Testamento: Hechos. Grand Rapids, MI: Libros Desafío.
Metzger, B. (2006). Un comentario textual al Nuevo Testamento Griego. Sociedad Bíblica Americana.
Williamson G. (1993), en Carro, D., Poe, J. T., Zorzoli, R. O. (eds.) Comentario bı́blico mundo hispano. Hechos (1. ed.) El Paso, TX: Editorial Mundo Hispano.

El vocablo más difícil de 1 Tesalonicenses

Tomado de mi comentario: Gary S. Shogren, 1-2 Tesalonicenses, Comentario Exegético-Práctico del Nuevo Testamento, Barcelona: Andamio, 2019), pp. 168-171. También un libro de Logos.

 

  • que cada uno de vosotros sepa tener su propia esposa en santidad y honor (RV 60)
  • que cada uno aprenda a controlar su propio cuerpo de una manera santa y honrosa (NVI)
  • que cada uno de vosotros sepa cómo poseer su propio vaso en santificación y honor (LBLA, BTX)

Este es el versículo más complejo de la correspondencia tesalonicense debido a la dificultad del lenguaje de la proposición “controlar/poseer su propio cuerpo/vaso [skeuos/σκεῦος].” [1] Lo más probable es que los tesalonicenses supieran lo que quería decir Pablo con skeuos; lo habrían oído antes de él. O, pudieron pedirle al mensajero Timoteo aclaración. Hoy en día no tenemos un Timoteo para aclarar el tema. (¡Y el nivel de dificultad para el estudioso moderno demuestra que, la traducción de la Biblia no es ejercicio sencillo de buscar las palabras en un diccionario!)

La mejor interpretación, a mi parecer, es que todos los cristianos, hombres y mujeres, deben saber cómo mantener el control de sus cuerpos de una manera que agrade a Dios en la santidad sexual.

El nombre “vaso” (skeuos/σκεῦος) presenta dificultades inusuales para el intérprete. En otros contextos, se utilizaba literalmente como contenedor (Mc 11:16); aquí es una metáfora, pero ¿de qué? Dos milenios de interpretaciones han producido las siguientes opciones: Lee el resto de esta entrada »

Todos mis ensayos sobre la traducción de la Biblia

Algunos me los han pedido, entonces aquí, ¡todos mis ensayos sobre la traducción de la Biblia! Tengo que mencionar desde el principio que, muchos sonarán “negativos” – eso por una buena razón, de que hay un montón de información errónea y hasta desinformación circulando.

Si no me conocen, aquí la historia de mi vida. Soy misionero profesor en Seminario ESEPA en Costa Rica. Mi formación es la exégesis del Nuevo Testamento y mientras no soy experto en la crítica textual, es un tema que he enseñado por más de 30 años, junto con el idioma griego, la exégesis, el trasfondo histórico del NT, etc. También he trabajado por varios años como consultor para la traducción de la Biblia para los 2000-plus idiomas que no tienen Biblia, ni un solo versículo, como consultor y escritor para Asociados Wycliffe. He producido comentarios sobre 1-2 Tesalonicenses (Andamio) y 1 Corintios (CLIE), todo basado en mi propia exégesis del original, y con plena atención a la tradición textual. También he publicado un libro sobre la gramática griega.

Si alguien quiere estudiar los idiomas bíblicos y su exégesis, por favor póngase en contacto con Seminario ESEPA. Tenemos cursos presenciales en Costa Rica y en línea.

EL NUEVO TESTAMENTO CONFIABLE

Primero que nada, empezamos con la buena noticia de que, el Nuevo Testamento como lo tenemos, es confiable como el mensaje inspirado de Dios. Les invito que miren una conferencia entera sobre el tema, en video: “La confiabilidad del Nuevo Testamento.”

EXÉGESIS Y LOS IDIOMAS

La exégesis morfosintáctica: ¿realmente existe como tal?

En el mejor de los casos, el análisis morfo-sintáctico nos lanza al camino de un estudio bíblico más profundo. En el peor de los casos, la gente paga dinero para, supuestamente, aprender griego en línea Lee el resto de esta entrada »

Invitación especial: DEBATE sobre la Nueva Versión Internacional

Busco un candidato para debatirme sobre la traducción de la Biblia. En particular, encuentro muchos diálogos en Facebook y muchos videos en YouTube sobre una versión u otra, y ese medio realmente no es conveniente para un diálogo de esa naturaleza.

Por lo tanto, estoy creando aquí mismo en mi blog un espacio para un debate escrito. Formulo el tema según lo que sigo viendo en los medios sociales, restrigiéndolo al Nuevo Testamento NVI.

PROPUESTA:  El pueblo de Dios debe rechazar la Nueva Versión Internacional NT, así que se basa en el texto crítico.

Yo no creo esto, opino que el pueblo de Dios puede usar esta versión y otras si quiere. Entonces, yo hablaré EN CONTRA, es decir que argumentaré que el pueblo de Dios no tiene esa obligación de rechazar la NVI-NT por esa razón específica.

Busco alguien para argumentar A FAVOR de la proposición, alguien para decir que el pueblo de Dios está obligado a descartar la NVI-NT por la razón de que se basa en el texto crítico.

No hablaremos de otros asuntos importantes, por ejemplo, sobre la metodologia de traducción, sobre versiones “literales” versus “dinámicas”, ni sobre los libros apócrifos (no es relevante en este caso). Dialogaremos sobre datos concretos, no sobre especulaciones ni teorías de conspiración.

El debate no será “sincronizado”. Entonces, uno escribirá, luego el otro, y tendremos tiempo para formular nuestros pensamientos en los intervalos. Proveeré un formato, con límites de tiempo y de palabras

Requisitos:
Así que yo basaré mis argumentos en el griego del NT, en los manuscritos antiguos, en las ediciones impresas, incluso la Nestlé-Aland y el Textus receptus, en la historia de la iglesia, en la historia de la transmisión del texto del NT, en una familiaridad general con la NVI, se cree que será mejor que mi oponente tenga experiencia por lo menos intermedia en esas mismas áreas.

Requisitos personales: un respecto para la Biblia, una habilidad de no desviarse, un tono positivo.

Nuestra meta aquí jamás es desacreditar la Palabra, ni atacar a la gente de fe, sino para enriquecernos con mejor información.

¿CUÁL PALADÍN ACEPTARÁ EL RETO? ¡Responda abajo en los Comentarios! o Escríbame, gshogren@esepa.org

Por favor, dígame por qué es calificado, y qué por lo general serían sus objecciones a la NVI-NT. No voy a imprimir la petición de cada candidato, así que no quiero rechazar las calificaciones de nadie públicamente. Espero que mi punto no ofenda, es que, quiero que el debate no sea de copy-paste, sino argumentos bien fundados. Es posible que no habrá nadie calificado – he tratado de hacer esto en el pasado, sin éxito. ¡A ver!

Para la gente que quiere seguir este debate, pido que pase tiempo anteriormente leyendo un poco de la NVI-NT, así que ¡hay mucha gente que ha escuchado comentarios sobre ella, pero no la ha leído! Yo podría recomendar 1 Corintios (he estudiado ese libro en la NVI, palabra tras palabra, es excelente), también las Cartas Pastorales por ejemplo u otros libros cortos. Se puede leerla aquí: Nueva Versión Internacional

¡Gracias! Gary Shogren, Seminario ESEPA, San José, Costa Rica

¡Únase al Safari! Leer la Septuaginta en 2019-2020

En el pasado, he dirigido grupos de estudio. Un año fue el NT Griego entero, hace rato los libros de Torá en hebreo. ¡En 2019-2020 el safari más largo de todos!

La Septuaginta (o LXX) es la original traducción de la Biblia a otro idioma, llevada a cabo por los rabinos. Fue la Biblia de la diáspora judía y de la iglesia primitiva.

Nuestra Meta: Una excursión de dos años a través de la Septuaginta griega, incluso los libros “deuterocanónicos”. Empezaremos el 1 de enero 2019 y terminaremos los fines de 2020. El plan de lectura semanal significa que leeremos aproximadamente 1.5 capítulos por día. Por ejemplo, la semana de 1-6 de enero, leeremos Génesis 1-12 LXX. Los salmos se encontrarán de vez en cuando. Incluso vamos a leer algunos manuscritos pre-cristianos. Aviso: este safari no es un curso de griego. Los participantes deben ya tener un nivel intermedio o alto de koiné.

Método: Vaya a la página Septuagint in 2019-2020 en Facebook. Y descargue nuestros recursos de DROPBOX.

Ya tenemos más de 100 participantes. Y uno de los viajeros es nuestro amigo David Baer, Ph D de Cambridge University y experto en el Antiguo Testamento, especialmente la Septuaginta. Él escribe:

¿Para qué leer la Septuaginta? ¿Tóda la Septuaginta? ¿A lo largo de dos años … ?
No es difícil imaginar que semejante proyecto se quedara a la orilla de la carretera de nuestras vidas, una ‘buena idea’ que jamás encuentra espacio entre las prioridades y el trajín cotidianos.
Sin embargo, me apunto. Me apunto porque la lectura de la Septuaginta trae consigo varios beneficios.
En primer lugar, el estudiante que se ha decidido a aprender el griego del Nuevo Testamento en realidad se ha capacitado para leer una pequeñísima porción de la literatura judía y cristiana que se escribió en griego. Los que hemos llegado hasta el punto de poder leer el Nuevo Testamento en griego hemos logrado algo importante. De eso no cabe duda. Pero no podemos decir que leemos el griego. Todavía no.
La lectura de la Septuaginta, precisamente porque se trata del mismo griego koiné del Nuevo Testamento pero en textos que no nos son tan conocidos como los del Nuevo Testamento, representa la mejor forma de aprender el griego.
En segundo lugar, la Septuaginta era la forma de la Biblia más conocido durante las primeras generaciones de la iglesia cristiana. Aunque las diferencias entre los textos masoréticos hebreos y la Septuaginta no son de proporciones escandalosos, no se puede negar que diferencias hay. La lectura de la Septuaginta nos permite caminar en los zapatos de esos primeros cristianos que conocían sus Escrituras principalmente o aún exclusivamente en vestimenta griega.
En tercer lugar, la lectura de la Septuaginta es una puerta de entrada conveniente para encontrarse con temas de la crítica textual de la manera más concreta posible. Tal lectura nos da la oportunidad de reflejar sobre la difícil tarea de comprender aquella relación compleja entre textos que gozan de un origen compartido pero que han llegado a ser distintos mediante el manejo reverente al cual fueron sometidos por creyentes judíos y cristianos.
Finalmente, ¡la lectura de la Septuaginta es divertida! Más cuando se realiza entre un cohorte de amigos—o de lectores que en su buen momento se volverán amigos—mediante el reto intelectual compartido de leer textos antiguos lentamente.
¡Leamos, pues, la Septuaginta, uniendo esfuerzos a los de nuestros antepasados espirituales, cuyas manos y ojos también cayeron sobre textos griegos llamados ‘Palabra de Dios’!
picture2.png

Romanos 5:1 – ¿Tenemos paz con Dios? ¿O “tengamos”?

La crítica textual, o sea, la ciencia de reconstruir el texto original de un libro, no es una cuestión de, ¿Cuál me suena bien? O ¿De cuál estoy acostumbrado?

La pregunta siempre es: ¿Qué escribió el autor? Y luego, ¿por qué diferentes copias de un texto tienen diferentes palabras (es decir, variantes)?

Rom 5:1 es particularmente interesante, y difícil. “Ya que hemos sido justificados mediante la fe, _____.”

Los manuscritos más antiguos (Sinaítico, Vaticano) y otros testigos tienen el verbo, éjōmen/εχωμεν, con la letra omega, “tengamos paz con Dios.” La gran mayoría tiene éjomen/εχομεν, “tenemos paz con Dios” con ómicron. En español los pronunciamos más o menos igual, en el primero el sonido de “o” es un poco más largo.

Códice Sinaítico, siglo 4

Como en español, un vocal señala la diferencia es entre el
indicativo y el subjuntivo del verbo.

Para complicarlo más, un escriba posterior corrigió Sinaítico, haciéndolo “tenemos”. (Ver el foto por abajo). Igual con Vaticano. Esta práctica no es nada extraño, de hecho, cuando es una cuestión de tanta labor, hacer una copia de la Biblia, uno la corrige en los márgenes, ¡en vez de botarla!

Aquí es el verbo en cuestión en Rom 5:1 Sinaítico. Noten el círuclo encima de la omega, ω. Es un omicron, la corrección agregada por un escriba posterior:

Uno de los manuscritso más antiguos hasta el momento, p46. Contiene secciones de Romanos, pero falta la página que contenía Romanos 5:1 (Romanos en ese códice empieza con 5:17); lástima, hubiera sido un dato muy importante.

El resultado es que, en nuestras Biblias, Rom 5:1 dice “tenemos paz” (DHH, LBLA, NTLH, NBLH, NTV, NVI, RV1908, RV60, RV95, RVA (TLA – “por eso vivimos en paz con Dios”).

¿Por qué en este caso escoger los manuscritos MENOS antiguos? Uno de los editores del texto crítico comenta que, “aunque el subjuntivo cuenta con mayor respaldo externo que el indicativo…la evidencia interna debe tener precedencia.” (Bruce Metzger)

Y, ¿por qué algunos manuscritos tienen “tengamos paz”? ¡Muy sencillo! Ya en el primer siglo y más allá, hubo poca diferencia en el sonido de las dos letras. Podemos adivinar que, el error entró durante un período cuando los escribas de la iglesia primitiva copiaban sus manuscritos así: uno leía su copia en voz alta, y otros escribas escribían lo que escuchaban. Al escuchar 5:1, algunos dijeron que, es el subjuntivo, otros el indicativo. Se llama un “error de audición.”

Los editores del texto crítico han dicho que, “Cierto que Pablo escribió ‘tenemos paz’, porque obviamente es su doctrina de reconciliación con Dios.”

Y por eso, una de las pocas ocasiones cuando los editores están de acuerdo con los manuscritos menos antiguos.

Aplicación: La persona justificada por su fe en Cristo, NO tiene que esforzarse para tener paz con Dios. La paz – la amistad, la reconciliación – es un don. Dios ha declarado la paz.

LINKS:

Les invito a que vaya a mi página de Facebook, y haga un clic en LIKE: Pensamientos sobre el NT Griego.

Uno puede leer el Códice Sinaítico AQUI. Les aseguro que los rumores son falses, Ni el Sinaítico ni el Vaticano son Biblias satánicas ni gnósticas ni gay!

Está la Biblia Nestle-Aland en contrad de la Deidad de Cristo? ¡No!“.

 

Romanos 5:1 – ¿Tenemos paz con Dios? ¿O “tengamos”? por Gary S. Shogren, PhD en Exégesis del Nuevo Testamento, Seminario ESEPA, San José, Costa Rica

A %d blogueros les gusta esto: