Razon de la esperanza

La verdad de Dios para el pueblo de Dios

“El líder cristiano y el aprendizaje para la vida”

with 4 comments

Presentado a Seminario Todas Las Naciones (https://todaslasnaciones.com/) en Ciudad Juárez, México, el 21 de octubre 2021

Los discursos de graduación son una mezcla variada, unos buenos, otros olvidables. Escuché uno muy bueno en mi colegio en 1977; uno de sus consejos para los graduados fue: “Amplíen su educación,” él dijo, “tanto formal como informal, en la medida de lo posible”. Esta frase, “en la medida de lo posible”, “hasta el límite”, se me ha quedado desde entonces.

La ciencia nos dice que, su cerebro no es un músculo, pero actúa como tal. Cuanto menos lo usa, más flácido se vuelve. Cuanto más lo usa, más robusto. Y si lo lleva al límite, se sorprenderán sus capacidades. Esto sólo tiene que ver en parte con el coeficiente intelectual; tiene mucho que ver con la perseverancia.

A algunos se nos exige que hagamos cursos para conservar nuestras credenciales: en las últimas semanas me lo han comentado personas del sector inmobiliario y profesionales de la medicina. Un pastor de Australia me dice que su denominación exige el “Desarrollo Profesional Continuo” a cada pastor. Pero, ¿y si nadie le obliga a seguir creciendo?

En los últimos años he tomado, creo, nueve cursos formales, nadie obligándome.[i] No obstante, nuestro tema aquí es, el lado informal de la educación – el tipo que comenzó para aquellos graduados en junio de 1977 y que presumiblemente continúa para algunos de ellos hoy. Alguien definió el aprendizaje informal o “para la vida” o “permanente” de esta manera: “es voluntaria, en lugar de obligatoria, y está completamente auto-motivada – con el objetivo principal de mejorar el desarrollo personal o profesional”.

He mirado alrededor del pueblo de Dios y les traigo buenas y malas noticias. Buenas noticias: para dos de nuestros pastores, uno en Costa Rica y otro en EE.UU., es evidente que leen libros nuevos, claramente siguen estudiando la Biblia y explorando cómo aplicarla. Por otro lado, veo sermones de predicadores que aparentemente no han explorado el texto bíblico más allá de lo que aprendieron en el seminario. Hay profesores que, como dice una comedia británica, “Nunca lee un libro nuevo, ni piensa un pensamiento nuevo”. He escuchado a otros profesores que están constantemente aprendiendo cosas nuevas, adquiriendo nuevas habilidades – de año en año sus cursos se profundizan y mejoran. Eso no tiene que ver con la edad de la persona: conozco a un profesor que es intelectualmente uno de los más ágiles, y tiene casi 90 años. Anhelo ser como él, y espero que otros también lo hagan.

¿Cómo podría un líder cristiano establecer un curso de aprendizaje permanente? Esta no es una lista completa; las 10 actividades que sugiero, son las que yo mismo he aprovechado:

#1 Leer. Empezaremos por la más obvia. Leer, con un enfoque en libros o revistas serias. Tenga siempre un libro a mano: para mí, eso solía significar un libro de bolsillo. Ahora significa varios libros en mi reproductor de mp3, para poder leer mientras estoy paseando o en el gimnasio. También leo para divertirme; pero para aprender, leo buen material, y leo mucho.[ii] Entonces, lea la Biblia de cabo a rabo; léala en otras versiones. Lea a los padres de la Iglesia. Lea los grandes libros cristianos, no sólo el bestseller de este año. Nadie debería imaginar que “sólo leer la Biblia” hará que nuestra enseñanza sea más bíblica; después de todo, el apóstol Pablo conocía claramente la literatura y la filosofía griega y romana, y su predicación era más acertada por todo ello.[iii] Últimamente me han parecido estimulantes: Ireneo, Tertuliano, John Milton, Bernardo de Claraval, Leslie Newbiggin y Henri J. M. Nouwen. Asimismo, La mente cautiva, por Czesław Miłosz; Emerson, Thoreau; Mary Wollstonecraft. También leo mucha historia. Pero mientras leemos, seamos curiosos. Seamos adversarios. Preguntemos: ¿Por qué? Preguntemos: ¿Cómo lo sabemos?¿Quién lo dice? Porque como dijo Einstein: “Cualquier hombre que lee mucho y emplea poco su propio cerebro, cae en hábitos perezosos de pensamiento”.

#2 Escribir. “La lectura hace a un hombre completo; la conferencia a un hombre listo (“conferencia” en el sentido de interacción con otros; ver #4, abajo); y la escritura a un hombre exacto”; así, Francis Bacon. (Una vez más, pues estoy contando mi propia experiencia, ¡perdonen la profusión de “yo, me, mío”!) Escribo dos blogs, Openoureyeslord.com (abre nuestros ojos Señor) en inglés, Razondelaesperanza.com en español. Retomé este ministerio en 2010 y he escrito más de 400 artículos distintos en ellos. A veces, no conozco mi propia opinión antes de investigar y escribir un artículo. Y casi todos los días alguien me escribe alguna pregunta de teología. Como recibo muchas peticiones, tengo que dar respuestas breves pero precisas.

#3 Escapar de la Burbuja. Por favor, si esto ha sido alguna vez relevante, es hora de que todos salgamos de nuestras cámaras de eco (medios sociales diseñados para reforzar sus creencias actuales y limitar su conocimiento; y por favor, no contestes que sólo esas otras personas tienen una cámara de eco; todos la tenemos). Si COVID es una plaga, también lo es la cantidad de noticias falsas que circulan los cristianos, tenemos una crisis de conocimiento. Una de nuestras responsabilidades debe ser, la investigación de los rumores que nuestra gente escucha; así indicó Pablo, quejandose de los “supuestos maestros enseñan doctrinas falsas y prestan atención a leyendas.” (1 Tim 1:3-4, mi paráfrasis). Dude siempre, pregunte siempre por qué, incluso si – ¡sobre todo si! – los datos le parecen correctos. Utilice una herramienta para determinar qué es fiable, qué no, un fact checker; un experto en epidemiología debe tener más autoridad que fulano-de-tal de Twitter, YouTube en mi experiencia es una fuente pésima. Desgraciadamente, cuando alguien dice: “Oh, mi amiga Susanna está muy bien informada sobre todos los temas, sabe lo que realmente está pasando”, es muy posible que Susanna se haya limitado a una narrativa política y haya caído en el “sesgo cognitivo”: no cuestiona las cosas que encajan con lo que ella ya cree; rechaza lo que no encaja. Cuando oiga que la vacuna contra el COVID le implanta un microchip en el brazo; o que altera su ADN para que sea sumiso al anticristo; o que el planeta Nibiru está a punto de destruir la tierra – pregúntese: ¿Quién lo dice? ¿En qué se basan las pruebas? Si los expertos rechazan esta creencia, ¿qué pruebas ofrecen para hacerlo? Hoy día vi un video por una mexicana en la tienda; porque no reconoció el tipo de etiqueta de precio en cada artículo, concluyó que “no puede ser otra cosa que la marca de la bestia, no puede haber otra explicación”. Desafortunadamente, he visto que muchas fuentes cristianas son menos, no más, confiables con respecto a las noticas o los rumores. (Yo uso, entre otros, Associated Press, https://apnews.com/hub/ap-fact-check). Por supuesto, también hay cámaras de eco teológicas. Si usted es reformado, ¿cuándo fue la última vez que leyó un tratamiento sólido de la teología wesleyana? Si no es reformado, ¿cuándo leyó algo que no fuera de tercera mano?

#4 Hablar con Gente Lista. Conozco a algunas personas inteligentes. Tal vez estaría de acuerdo con ellos de todos modos, pero lo que busco es gente lo suficientemente inteligente como para darme nueva información; y para hacerme reevaluar mis presuposiciones. El problema, por supuesto, es que hay muchos que dicen ser inteligentes, o incluso tener un alto coeficiente intelectual, pero no le ayudarán a crecer escuchándolos. Conozco a algunas personas muy inteligentes y elocuentes que no pueden o no quieren salir de su burbuja. Una pregunta para ellos podría ser: ¿Puede imaginar una situación en la que una nueva información le haga cambiar de opinión sobre algún asunto importante? Si su respuesta es “no” o si es poco realista, no van a ayudarle en su camino. Por supuesto, el truco es: ya tiene que estar bien informado para saber quién está bien informado y quién no. El otro truco es, por supuesto, no limitarse a hablar a personas inteligentes, sino estar abierto a aprender de ellas.

Nuestro tema es el aprendizaje permanente, para la vida entera, es decir, no un programa holístico de la vida cristiana. Sin embargo, ahora, hagamos una pausa aquí, ya que algunos podrían plantear la pregunta: “¿Todo este enfoque en el intelecto no matará inevitablemente nuestro espíritu? ¿No es el gran mandamiento amar a Dios, y no es el intelectualismo lo que mató a los fariseos y produce esos individuos que no sirven a Dios?” Yo digo que no. Veamos el Gran Mandamiento: “Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente y con todas tus fuerzas.” (versión de Marcos 12:30 RVR). Como es evidente, tenemos órdenes estrictas de utilizar nuestra mente, nuestro intelecto, como herramienta para amar a Dios. Así que démosle la vuelta y pongámoslo de esta manera: si alguien parece estar vivo intelectualmente, pero muerto en su corazón, el problema no es que use demasiado su intelecto; el problema es que ha ejercitado demasiado poco su vida espiritual. Es como el fisicoculturista que sólo se ejercita con el brazo derecho y se convierte a un monstruo. Para decirlo de otra manera, piense en algunos cristianos que han desarrollado rigurosamente su intelecto: Spurgeon; Bonhoeffer; C. S. Lewis; Calvino; Wesley; el apóstol Pablo. ¿Los acusamos de superficialidad espiritual?

#5 Unirse A Un Club. Hace unos años, alguien dijo: “¡Oye, estamos formando un grupo en Facebook para leer el libro de Isaías en su antigua versión griega, la Septuaginta! Leeremos los 66 capítulos en un año”. Eso sonaba intrigante, así que me apunté. Ahora bien, en la definición que citamos antes, decían que el aprendizaje permanente es “completamente auto-motivado”. Y sí, me ofrecí como voluntario para el club, y no recibí ninguna nota académica. Pero pronto descubrí que aprender en un “club” es una motivación estupenda. Por mi parte, no quiero quedarme atrás mientras el resto del grupo va por delante. Bueno, desde el grupo de Isaías, he organizado una serie de clubes de Facebook de un año de duración. Suelen ser para aprender un nuevo idioma o para hacer más lecturas en un idioma que ya conocemos: así, un año fue para leer todo el Nuevo Testamento griego; luego leer los Padres Apostólicos en griego; leer el Pentateuco en hebreo; aprender arameo; el único grupo más largo era, leer toda la Septuaginta en griego en dos años (2019-2020). En 2021 la meta es aprender latín en 2021. ¡Por favor, créanme cuando digo que no me habría mantenido al día en latín sin la presión de los compañeros! Los grupos han sido educativos y divertidos.

#6 Usa Nueva Tecnología. Cuando empecé a predicar, nunca utilicé un micrófono. No teníamos micrófono. Escribía mis notas en trozos de papel y gritaba. Años después, y mi tecnología está muy por detrás de lo que veo que usan otros líderes, pero juega un papel fundamental. Hago la mitad de mis lecturas (ver #1) en un reproductor de mp3 (descargo libros de Audible, también de Librivox.org, que tiene muchos clásicos espirituales). Mis estudiantes de griego en ESEPA y nuestros clubes de idiomas de FB utilizan la maravillosa aplicación en línea, Quizlet.com, para aprender vocabulario. He utilizado el software bíblico Logos desde que todavía salía en disquetes. Más, hay un montón de recursos útiles en línea.

#7 Aprender Con El Cuerpo Entero. Aprenda con sus ojos, sí, pero también con sus manos, sus pies, toda su anatomía. Sí está estudiando griego, léalo, escríbalo, háblelo. Y el aprendizaje de nuevas habilidades nos hace mejores estudiantes en general. Un ejemplo: nuestro amigo Jim publicó en FB la otra semana – “Actualmente trabajo en una granja de investigación para un empleado de la Universidad de Delaware. Qué gran curva de aprendizaje en todo, desde la preparación del suelo, el crecimiento de la soja, el riego comercial, el uso de un tractor de auto-conducción. Cada día diferente, cada día estoy nervioso”. ¿Qué es Jim, un agricultor? De nada: es un pastor jubilado, que tiene un doctorado en los escritos de C. S. Lewis. Pero Jim será un mejor teólogo porque mantiene sus manos y su espalda ocupadas; está científicamente demostrado que estimula el cerebro. Mi esposa se ha dedicado a trabajar la madera, construye mesas y estantes. Desde que llegó COVID, estoy aprendiendo a cocinar.

#8 Diversificar Sus Intereses. Para seguir aprendiendo hay que ejercitar la mente en varias direcciones, no sólo en el campo de la teología o el ministerio. Estoy haciendo un curso de dibujo – es divertido, pero también sé que me ayuda a ser un mejor teólogo al mantener mi cerebro en movimiento. ¿Por qué no hace una lista de cosas para usted? Y busca oportunidades para aprender de nuevo, cuando alguien dice: ¡Un grupo de nosotros va a ser voluntario en una casa para Habitat para la Humanidad! Vamos a comprar entradas para la sinfonía local. ¡Vamos a bucear con esnórquel! Tengo un telescopio, ¿quiere venir a ver las estrellas y aprender unas constelaciones básicas?

#9 Aprender Un Nuevo Idioma. Muchos pastores y la mayoría de los teólogos en América Latina pueden leer y hablar inglés, además de cualquier idioma bíblico que hayan estudiado. En Canadá, estudian francés e inglés. En EE.UU., por otro lado, sólo el 15-20% dominan dos idiomas. Pero la ciencia del cerebro es concluyente. El dominio de una segunda (o tercera o cuarta) lengua evita la demencia y le hará pensar mejor, y no sólo porque pueda obtener información de otras lenguas: hace que el cerebro sea más ágil en general. La iglesia primitiva era multilingüe: Pablo probablemente conocía cuatro idiomas (hebreo, arameo, griego, seguramente, y latín). Pensamos en Pedro como un rústico pescador, pero tenemos 1 Pedro, escrito en un precioso griego unos 30 años después de Pentecostés. Sólo puedo especular: ¿pasó esas décadas mejorando su griego? Santiago, el hermano del Señor, también sabía escribir una epístola con buen estilo. Nunca ha habido un momento más fácil para aprender una segunda lengua moderna o para estudiar una antigua. Hay cursos fácilmente disponibles, recursos gratuitos en línea. ¡Y piense en el gran cerebro que tendrá!

#10 Enseñar A Otros. En las universidades de medicina en los Estados, a los estudiantes de medicina les dicen que la forma de dominar un procedimiento quirúrgico es mediante estos tres pasos: Ver uno, hacer uno, enseñar uno. Han captado la idea para este punto: si quiere aprender una cosa, aprenderla de verdad, podría enseñársela a otra persona. Los predicadores afirman con frecuencia que, “¡obtengo más de la preparación de un sermón que la mayoría de la gente al escucharlo!” Los profesores hacen la misma observación. Una dirección que he encontrado útil es: enseñar a personas con menos educación o a niños. ¿Por qué? Porque es fácil decir “lo sé todo sobre X” mientras podamos utilizar todas las grandes palabras y categorías de pensamiento difíciles. Usted sabrá si entiende la teología cristiana si puede enseñarla a niños del kinder hasta, digamos, tercer grado.

Leer, Escribir, Escapar De La Burbuja, Hablar Con Gente Lista, Unirse A Un Club, Usar Nuevas Tecnologías, Aprender Con El Cuerpo Entero, Diversificar Sus Intereses, Aprender Un Nuevo Idioma, Enseñar A Otros. Estas son las cosas que hago y puedo recomendar personalmente. Y aunque no tengo un undécimo tip, aquí va un consejo entre amigos:

¡DIVIÉRTASE! Ahora bien: A mí, no me gusta memorizar el vocabulario del latín, pero me aseguro de obtener mi recompensa emocional cuando abro la Biblia en latín y la entiendo. No voy a luchar contra la corriente cuando no es necesario. La gente inteligente con la que hablo es gente con la que realmente quiero pasar tiempo. Y escribir ponencias como ésta es un trabajo, pero me encanta tenerla hecho – ¡o al menos el primer borrador terminado! – y espero que la gente lo aproveche. ¡HAGA QUE SU APRENDIZAJE SEA DIVERTIDO Y SIEMPRE SERÁ IMPULSADO A APRENDER!


NOTAS

[i] Estos cursos no entran en la definición de educación “informal”; sin embargo, nadie me obligó a tomar las siguientes clases, así que las cuento aquí. En las últimas dos décadas he tomado estos nueve: Mentoring; Teología de América Latina; Diseño de experiencias de aprendizaje significativas; Comprensión de Lectura Avanzada; Historia del Evangelicalismo; Familias Lingüísticas del Mundo (de Great Courses); el nuevo lenguaje, Symbolic Universal Notation (SUN), para poder ayudar a editar un Antiguo Testamento para sordos y ciegos (https://www1.cbn.com/cbnnews/world/2020/march/new-symbolic-system-of-writing-brings-bible-to-deaf-and-blind-users-worldwide). Y también, Matemáticas y Geometría de los Negocios (en un tiempo estaba considerando tomar un MBA en liderazgo de organizaciones sin fines de lucro, y esto era un requisito).

[ii] Uso siempre el sitio web www.goodreads.com, donde marco mi progreso en lectura, también libros que quiero leer en el futuro.

[iii] Juan Wesley reclamó que, “en 1730 empecé a ser homo unius libri [un hombre de un sólo libro], a no estudiar (comparativamente) ningún libro más que la Biblia”. (“in 1730 I began to be homo unius libri [un hombre de un solo libro], to study (comparatively) no book but the Bible.”). Hay que tomar esto en contexto, y dar peso a la palabra “comparativamente”, así que Wesley era un erudito tremendo, quien investigó y escribió libros sobre muchos temas. Su punto fue que, solamente la Biblia fue su autoridad final.

4 respuestas

Subscribe to comments with RSS.

  1. Muy edificante su artículo, soy un Pastor en Panamá, solo tengo un técnico superior en teología, que sitio me recomienda para aprender griego del Nuevo Testamento, saludos

    Gabriel

    16/10/2021 at 10:37 pm

  2. Justo le escribi hace unas semanas a la revista Vamos acerca de la importancia de la capacitacion continua del misionero. Recomendé leer mucho pero me hizo falta lo que ud menciona de escribir y reunirse con personas listas, muy importante para el crecimiento del obrero. Yo recomiendo YouTube pero mas en la parte del #7 Aprender con el cuerpo o tambien en la parte de diversificar sus intereses, mi esposa ha mejorado mucho coloreando y yo he aprendido dibujo en grafito y carbon a puro YouTube. En cocina tambien nos ha ayudado mucho a ambos pero hay que entender que no es la fuente de la verdad en cuanto a noticias ni teologia. Gracias por su comentario y también disfruté mucho el grupo de Latin. Vico

    Vico

    19/10/2021 at 11:23 pm


Y usted, ¿qué opina? Por favor seguir las Reglas para Compartir

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: