Razon de la esperanza

La verdad de Dios para el pueblo de Dios

Las ovejas y las cabras un domingo por la mañana [Estudios sobre 1ª de Corintios]

with 4 comments

¿Es usted una oveja o una cabra?

¿Es usted una oveja o una cabra?

Cuando el Hijo del Hombre venga en su gloria, separará a la gente así como el pastor aparta las ovejas de las cabras. Pondrá las ovejas a su derecha y las cabras a su izquierda.

Luego el Rey dirá a los de su derecha,

Vengan, benditos de mi Padre; tomen su herencia, el reino preparado para ustedes desde la creación del mundo. Porque yo estuve solo y me sentí como extranjero pero ustedes me hicieron sentir bienvenido; estuve confundido y ustedes me aclararon las cosas; la vida me derribó y ustedes me levantaron; yo era desconocido y ustedes me llamaron por mi nombre.

Entonces los justos contestarán, “Señor, ¿cuándo te vimos solo y como extranjero y te recibimos; confundido y te aclaramos las cosas; derribado y te levantamos; desconocido y te llamamos por tu nombre?”

El Rey responderá,

Un domingo por la mañana visité tu iglesia disfrazado. Me senté y parecía tímido y sin amigos; te acercaste a mí, me hablaste y me preguntaste sobre mí. Llegué sin Biblia, compartiste la tuya conmigo y me señalaste dónde estaban leyendo. Tus líderes hablaban claramente de manera que pude comprender y me mostraste la letra de las canciones con un retroproyector. Lloré durante la oración, pusiste tu mano sobre mi hombro y me preguntaste si podías hacer algo por mí. Me preguntaste mi nombre y lo recordaste cuando me viste después del culto, y me presentaste a tus amigos.

Esa fue mi experiencia, pero además de eso, cada vez que hiciste tales cosas por muy más apenado que entrara, lo hiciste por mí.

Luego les dirá a los de su izquierda,

Apártense de mí, ustedes malditos, hacia el fuego eterno que Dios ha preparado para el diablo y sus ángeles. Porque estuve solo y me sentí como extranjero pero ustedes no me recibieron; estuve confundido y no quisiste ayudarme; me viste derribado y no me levantaste; fui un desconocido y no me llamaste por mi nombre.

Ellos también dirán, “Señor, ¿cuándo te vimos solo y como extranjero y no te recibimos; o confundido y te despreciamos; o derribado y no te levantamos; o desconocido y no te llamamos por nombre?”

El Rey responderá,

Un domingo por la mañana visité tu iglesia disfrazado. Me senté, tímido y sin amigos, nunca volteaste la cabeza para mirarme, pero hablabas en voz alta con tus amigos. Llegué sin Biblia y te burlaste de mi ignorancia. Tus líderes hablaban demasiado rápido y con un volumen tan alto que a duras penas pude comprender lo que decían. Durante los cantos todos, excepto yo, parecían saberse la letra, pero yo no pude seguirla. Lloré durante la oración, pero tú saltabas y movías los brazos de modo que no te diste cuenta. Una cantidad de gente sujetaba el micrófono y gritaba con ruidos extraños, todos aplaudían, chillaban y alababan a Dios, pero eso me dio miedo y me dejó más confundido. Todos se interrumpían unos a otros y no pude comprender lo que pasaba. Tú por fin me preguntaste con el fin de saber si podía dar el 10% de mis ingresos a la iglesia; cuando te conté que estaba desempleado me reprendiste por mi falta de fe.

“Esa fue mi experiencia, pero además de eso,” concluyó el Rey, “cuandoquiera que olvidaste hacer el bien a cualquier persona que encontraste, me olvidaste a mí.”

Pablo dijo a los corintios:

Hay, por ejemplo, tanta diversidad de idiomas en el mundo; y ninguno carece de significado. Por eso, si yo desconozco el significado del idioma, seré como extranjero al que habla, y el que habla será como extranjero para mí (1ª de Corintios 14:10-11).

En particular, ellos querían hablar en lenguas sin traductor. Sin embargo, aplica a todos nosotros cuando hablemos en la iglesia.

Otras entradas:

Estudios sobre 1a Corintios

“Las ovejas y las cabras un domingo por la mañana [Estudios sobre 1ª de Corintios],” por Gary Shogren, PhD en Nuevo Testamento, Profesor en Seminario ESEPA, San José, Costa Rica

Anuncios

4 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. […] Las ovejas y las cabras un domingo por la mañana [Estudios sobre 1ª de Corintios] […]

  2. Simplemente maravillosos! Muchas gracias Gary.

    Pablo Villagòmez Cortès

    02/06/2013 at 8:43 am

  3. Hermano amado de Dios que Dios tesigadando saviduria y prosperida en todo…..proverbios.4.7.. hermano graciaz , D.T.B de parte del hermano jesus antonio fonseca…

    Anónimo

    12/09/2013 at 6:26 am


Y usted, ¿qué opina? Por favor seguir las Reglas para Compartir

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: