Razon de la esperanza

La verdad de Dios para el pueblo de Dios

La mujer de Proverbios 31: ¿Hemos hecho de ella algo que nunca fue destinada a ser?

with 6 comments

Mujer virtuosa, ¿quién la hallará? Porque su estima sobrepasa largamente a la de las piedras preciosas.” (Prov. 31:10 RV)

Proverbios 31

¿Es alguna vez seguro – o cuerdo – para un varón inmiscuirse en un pasaje amado por las mujeres cristianas? ¿Me estoy agarrando desde el principio? Pues yo escucho a muchas hermanas refiriéndose a Proverbios 31:10-31 como el patrón que ellas quieren seguir. Busque en Google “mujer de Proverbios 31” y ahí habrá una avalancha de enlaces, anuncios de libros, aún “Ministerios de Proverbios 31.” La gente parece estar completamente intimidada por la “Srta./Sra. Perfecta” de Proverbios 31, por ejemplo: “Ella era alguien que lo tenía todo. Ella en realidad disfrutaba cocinar y limpiar. Ella crió hijos sin defectos quienes nunca tuvieron arrebatos. Ella nunca tuvo problemas con sus amigos. Ella permaneció equilibrada en sus finanzas. Y ella nunca tuvo respuestas hormonales hacia su esposo.” [1] Otros reportaron que les tomó un largo tiempo ¡atreverse a aún abrir y leer Proverbios 31!

El poema “¿Quién puede encontrar a una mujer virtuosa?” tiene una larga historia: se destaca al final de Proverbios – por una razón específica, como veremos – y en las casas judías tradicionales el hombre recita el pasaje Eshet Chayil (אשת חיל es “Mujer Virtuosa” en hebreo; es pronunciado ESH-eth CA-yeel) durante la cena del Shabat. [2]

Y entre los evangélicos también, hay una tendencia hoy a ver a la mujer de Proverbios 31 como El Único Patrón Esencial para el comportamiento piadoso femenino. Algunos informan que han revolucionado sus vidas al leer Prov. 31; otros han visto confirmada su visión previa de la feminidad bíblica.

Hablando de cosmovisiones, los evangélicos se han dividido en dos amplios campos en lo que respecta al papel de una mujer piadosa.

La visión Complementaria enfatiza que las mujeres deben someterse a sus esposos y organizar su agenda alrededor de la suya: “al varón le fue dada la responsabilidad de amorosa autoridad sobre la mujer, y la mujer debía ofrecer asistencia dispuesta, con corazón alegre y sumiso al hombre.” [3] Luego está la perspectiva Igualitaria, la cual dice en parte que “en el hogar cristiano, el esposo y la esposa deben aplazar sus necesidades para buscar llenar las preferencias deseos y aspiraciones del uno al otro. Ningún cónyuge debe buscar dominar al otro, sino que cada uno debe actuar como siervo del otro, en humildad considerando al otro como mejor que sí mismos.” [4]. Hay otros puntos de vista, los cuales no exploraremos aquí. Confesión: Yo me inclino un poco más hacia la perspectiva Igualitaria, no porque yo sienta alguna presión de las feministas, sino porque bajo el Nuevo Pacto, todos nosotros somos dirigidos a honrar los dones del Espíritu en todas las personas.

¿Pero qué sucede cuando las personas leen el pasaje?

Aquí hay alguien que “descubrió” que, de hecho, este describe un matrimonio “igualitario”:

Lo que encontramos es una mujer fuerte, digna, multi-talentosa, que cuida que es un individuo en su propio derecho. Esta mujer tiene más dinero para invertir, sirvientes que cuidar y bienes raíces que administrar. Ella es la socia de su marido, y a ella se le confía completamente la responsabilidad por sus tierras, propiedades y bienes, etc… [ella es] un modelo a seguir para las mujeres cristianas hoy. [5]

Pero otra persona leyó el mismo texto y encontró que la mujer de Proverbios 31 era en realidad una “complementaria”:

…[ella] es una ayuda idónea…[ella] sirve a su esposo, su familia…Una Mujer Virtuosa busca la aprobación de su marido antes de hacer las compras…Una Mujer Virtuosa es una ama de casa. [Además, si nosotros creemos que la Biblia es relevante, entonces] como mujeres cristianas hoy, nosotros podemos ser Mujeres de Proverbios 31. [6]

Entonces, la Mujer Virtuosa es el igual de su esposo; o ¡espere! – tal vez ella es su ayuda idónea. Ella conduce una “fábrica” doméstica; o tal vez ella es un ama de casa al estilo de hoy en día. Ella toma la iniciativa para comprar algunas propiedades; o ella lo cede a su esposo. Para usar una vieja metáfora, ¿Estamos mirando hacia abajo a un pozo y viendo la verdadera Mujer Virtuosa de tiempo atrás, o estamos en realidad viendo nuestras propias caras, reflejadas en el agua? [7].

Exploremos el pasaje brevemente desde tres direcciones. Primero, ¿cómo es que calza la Mujer Virtuosa dentro del libro de Proverbios? Segundo, ¿cómo es que ella calza dentro de su contexto histórico? Tercero, ¿cuál es su mensaje para hoy en día?

Primero, ¿cómo calza ella dentro del libro de Proverbios? Ella está situada al puro final, y esto fue a propósito – ella cierra el libro, así como la Sabiduría lo abrió en 3:13-18:

¡Dichoso el que halla la sabiduría
y se encuentra con la inteligencia!
¡Son más provechosas que la plata!
¡Sus frutos son más valiosos que el oro refinado!
Son de más valor que las piedras preciosas;
lo más deseable no es comparable a ellas.
Con la mano derecha ofrece una larga vida,
y con la izquierda ofrece riquezas y honra.
Sus caminos son un deleite,
y en todas sus veredas hay paz.
La sabiduría es un árbol de vida
para los que echan mano de ella;
¡dichosos los que no la sueltan!

Note especialmente que ella, la Sabiduría, es más preciosa que las joyas y los metales preciosos, como la mujer de Proverbios 31, y que las personas la respetan. La mujer sabia o virtuosa está en contraste a la “mujer necia” de Prov. 2:16-19 –

Te librarás de la mujer ajena,
de esa extraña que con sus palabras te halaga
pero abandona al compañero de su juventud
y se olvida de su pacto con Dios.
Por eso su casa conduce a la muerte
y sus sendas terminan entre los muertos.
Quien a ella se allega, no vuelve jamás;
¡ya no reencuentra los senderos de la vida!

Así que esta mujer es figurativa, ella representa la Necedad y sirve como contrapunto a la Sabiduría; ella es también literal, el tipo de mujer que trae a la ruina a un hombre. Ella le es infiel a él, y su hogar se derrumba. Así, la Mujer Virtuosa no es solo la esposa de un hombre; el hombre debe ser devoto a la mujer/Sabiduría como la forma de honrar a Dios.

Segundo: ¿Cómo calza ella en su trasfondo histórico? Toda la Escritura fue escrita dentro de un contexto histórico; y todos leemos la Escritura también a la luz de nuestro propio contexto. En el caso de Prov. 31, ella tiene ropa de lino o de lana, no mezclas de algodón y poliéster. Ella siembra uvas, en lugar de tomates. Ella misma es la que teje; incluso ella tiñe su propia ropa. Ella prepara su propia comida.

Mientras que el pasaje podría ser usado – y lo ha sido, en el judaísmo y en el ristianismo – para enseñar a las mujeres, en su contexto está dirigido al hombre que está buscando una esposa. Estas palabras se las enseñó a Lemuel su madre (31:1), para ayudarlo en su búsqueda; ella ya le había dicho que se mantuviera alejado de la mujer malvada y del mucho vino (31:3-7).

Su rasgo más notable es que ella es laboriosa; atareada; eficiente – la mayoría de los versículos son de ese tema. Ella compra propiedades (16); ella trae “comida exótica de lejos” (14). Ella produce textiles que un agente vende por ella (18, 19, 24, 31) – en el Medio Oriente, las telas eran uno de los oficios en los que se le permitía involucrarse a las mujeres. Ella misma trabaja en la fábrica doméstica (13, 15, 16, 17, 21, 22, 24), trabajando largas horas (15, 18b, 27). [8] La mujer virtuosa y su marido también eran acomodados. Ella maneja una familia con sirvientes (15; un par de blogueros plantearon la inevitable pregunta que, Sí ellos van a estar a la altura de la Mujer Virtuosa, entonces ¿no deberían ellos tener ayuda en el hogar?). Su marido es un líder de la ciudad (23). Esto es, ella no es exactamente un “ama de casa” en el sentido de la palabra en el siglo 20 o 21 de hoy en día; es relativamente prospera. Esto calza muy bien con el origen del poema, dirigido a Lemuel, quien era ya un rey o iba a serlo.

¿Por qué es ella digna de alabar? Aunque la madre de Lemuel aprecia una mujer que teme a Jehová (30b), y quien es sabia, amable, y generosa (20, 26), el grueso de este poema continúa regresando a esto como su tema: Lemuel, no solo busques una cara bonita. Escoge una mujer laboriosa, una con un brazo fuerte, una que pueda dirigir tu hogar bien. Y, oh sí, ella debería ser piadosa.

Tercero: ¿Cuál es su mensaje para hoy en día, y específicamente para las mujeres cristianas? Yo no estoy cuestionando si la mujer de Proverbios 31 es un modelo a seguir para hoy en ciertos aspectos de la vida. Lo que yo sí me pregunto es, ¿La hemos convertido nosotros en algo que ella nunca fue destinada a ser: un patrón integrado, hecho y derecho de lo que una mujer cristiana debe ser y hacer? ¿Y si su rasgo más notable es que ella está super-ocupada, y por cierto, también piadosa? Eso está bien, pero no es lo mejor.

Y con respecto a las mujeres de hoy en día, ella es la minoría y no la norma. Muchas mujeres son solteras, muchas no tienen hijos, la mayoría no son ricas, la mayoría no tienen ayuda en el hogar. Por supuesto que nosotros podemos expandir la lección a otras mujeres, como lo hace este blog:

La Mujer de Proverbios 31 es el ejemplo ideal de una mujer piadosa, no porque ella sea perfecta, sino porque todo lo que hace es un resultado de su relación con su Salvador. Ella es un ejemplo para toda mujer que quiere agradar al Señor porque ella le teme primero y ante todo, y todas las otras áreas de su vida florecen debido a eso. Eso es algo que no sólo aplica a mujeres casadas, sino a toda mujer. [9]

Esta es una excelente opinión sobre ella – pero claramente no es lo que el pasaje enfatiza. Y yo percibo que otros blogueros están teniendo un trabajo difícil, tratando de hacer de Prov. 31 la respuesta a toda pregunta acerca de la piedad femenina. Una persona escribió que la mujer virtuosa respeta a su esposo, cuida su cuerpo, prepara comida saludable, busca la aprobación de su esposo antes de hacer compras, es hospitalaria. Cosas maravillosas – pero que no se pueden encontrar en Prov. 31: usted tiene que importarlas de otro lado. Otro bloguero escribió que “Si de algo, la mujer de Proverbios 31 debería ser un estímulo para que las mujeres persigan una más cercana, más íntima relación con Jesús – y no presionarnos a ser ‘perfectas’”. Esto es excelente, pero una vez más, no es lo que uno obtiene de la lectura del pasaje. ¿Cuándo encuentra esta mujer tiempo para orar? ¿O para estar con su esposo? (Al hablar del “Sr. Proverbios 31,” los comentaristas han señalado que la esposa es activa y predominante, mientras que el esposo es extrañamente pasivo y ausente; no exactamente un modelo a seguir para los hombres).

Aquí hay un camino a seguir: hace un par de años yo escribí un blog para padres. [10] En él yo sugerí:

No podemos averiguar lo que un padre cristiano debe ser simplemente al examinar un pequeño grupo de versículos. Más bien, encontramos la descripción de nuestro trabajo dispersa a lo largo de los 30 mil versículos que se encuentran entre Génesis y Apocalipsis. Un padre cristiano hace, primero, segundo y tercero, lo que cada cristiano se supone que haga.

Ni debería una mujer conseguir una concordancia para encontrar “mujer, esposa, madre” y buscar esos versículos para obtener una completa descripción de trabajo – este es un error “hermenéutico”, un camino equivocado para interpretar la Biblia. Ella debería buscar todos los versículos que tienen que ver con seguir al Señor, ya sea que estén dirigidos específicamente a mujeres o no. ¡Mujeres– y hombres! – deberían aprender de la Biblia completa, y encontrar patrones a seguir en María, Marta, Pedro, Juan, Aquila y Priscilla, y en Lemuel y su esposa futura ideal.

La mujer de Proverbios 31 es un ejemplo maravilloso, por supuesto. Pero ella solo da una imagen limitada de lo que una mujer cristiana debería ser. Ni la Biblia da ninguna indicación de que esto es lo que Dios pretendía cuando nos dio el pasaje específico a nosotros.

¿Cuál es la mayor prioridad de la mujer cristiana? No casarse, no operar un hogar o industria exitosos, ya sea grande o pequeño, no tener hijos, no ser lista o creativa, no “tenerlo todo bajo control” o estar “a la altura” de lo que alguna mujer perfecta está haciendo. No estar a la altura del ideal de la suegra (¡recuerde a la mamá de Lemuel!). No, el primer mandamiento es amar al Señor su Dios con todo su ser. Es el primer mandamiento para las mujeres porque es el más importante para todo creyente. Ama a tu prójimo como a ti mismo es el segundo. Sigue a Jesús, aún si lo haces en lugar de buscar el matrimonio, tener hijos, y ser dueña de una casa.

Puedo ofrecer esto: la Mujer de Proverbs 31 –mientras que es una ayuda significativa, inspirada para las mujeres, para los hombres que buscan a una esposa, y de hecho para todos los creyentes – es solo un conjunto de verdades entre miles que se encuentran en la Palabra de Dios.

NOTAS:

[1] Véase http://proverbs31.org/a-letter-from-lysa/

[2] Véase http://judaism.about.com/od/shabbatprayersblessings/f/eshetchayil.htm

[3] Del grupo, Council on Biblical Manhood and Womanhood, http://cbmw.org/uncategorized/summaries-of-the-egalitarian-and-complementarian-positions/

[4] De Christians for Biblical Equality, http://www.cbeinternational.org/?q=content/men-women-and-biblical-equality

[5] Véase http://www.gci.org/bible/poetry/prov31

[6] De http://avirtuouswoman.org/10-virtues-of-the-proverbs-31-woman/. De una página web un poco más afilada es una interpretación que yo etiquetaría “patriarcal” antes que “complementaria”: “Ninguna esposa tiene una excusa para no ser una gran cocinera” y “Ella sabe cómo seducir a su propio esposo. Ella es una experta en hacer el amor. Muchas esposas fallan en esta área, no satisfaciendo románticamente las necesidades de su esposo.” http://www.jesus-is-savior.com/Womens%20Page/prov_31.htm

[7] Esto es adaptado de Albert Schweitzer, En Busca del Jesús Histórico, 1906.

[8] Esto no significa que cada mujer debe quedarse en la casa; este pasaje, como 1 Tim. 5:13-14, es un conjunto en un contexto donde las mujeres tienen básicamente dos opciones: las pecadoras, deambular por la ciudad; las rectas, trabajar – lo que resultó ser en la casa. Otras mujeres, especialmente Lidia (Hechos 16:14 – Lidia también comerció con tinte “púrpura”, véase Prov. 31:22; era probablemente rica) y probablemente Febe (Rom. 16:1-2), eran mujeres de negocios que viajaban, comerciaban y hacían negocios como su trabajo.

[9] De http://www.thefulltimegirl.com/2013/05/01/the-not-so-perfect-proverbs-31-woman/

[10] Véase http://openoureyeslord.com/2012/06/15/im-a-dad-what-does-god-want-me-to-do

Ver también: “Soy Padre – ¿Qué es lo que debo hacer?”

“La Mujer de Proverbios 31: ¿Hemos hecho de ella algo que nunca fue destinada a ser?” Por Gary S. Shogren, Ph. D en Exégesis del Nuevo Testamento, profesor en el Seminario ESEPA, San José, Costa Rica

 

Anuncios

6 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Bonito artículo Gary, me gusta mucho el que uno tenga que valorar todo el texto y no sólo proverbios 31 aunque se podrían rescatar algunos elementos. Es bueno tomar en cuenta el modelo original que dista mucho del machista o feminista pero que uno puede encontar complementariedad, es decir mutua ayuda sin caer en el menosprecio complementario. Aquí entramos en un terreno algo cuestionable sobre lo que significa complementarismo o igualitarismo. A veces se crea una falsa dicotomía por qué no ambos?…somos iguales en valor y dignidad pero necesitamos funcionar complementariamente. De hecho en el campo de la terapia familiar se habla de modelos complementarios (uno predomina sea hombre o mujer, no es saludable), simétricos (competencia constante, no funciona no es saludable) y el mixto (se valoran mutumente pero entienden que deben complementarse)…creo que la Biblia tiene principios sabios y verdaderos, no sólo habría de enfocarnos a proverbios 31 como dices, por cierto—una mujer muy emprendedora y no solo eso, querida y admirada por sus hijos y su esposo…Bienaventurada la llaman.

    No podemos hacer una lista copia al carbón de lo que debe ser una mujer hoy según proverbios 31 pero quizá sí rescatar algunos elementos tomando en consideranción el códico familia Paulino (Efesios 5 entre otros pasajes), la valoración mutua y la funcionalidad en el yugo (cónyugues). Amor a su compañera y Respeto su esposo. Desde mi perspectiva de la pareja en el Edén, después de la salida del Huerto y con la venida de Cristo la espiritualidad nos lleva a trabajar en equipo!

    lareasmLuvin

    23/02/2016 at 12:54 pm

    • Muchas gracias, amigo!

      Bueno, la perspectiva que dice “somos iguales en valor y dignidad pero necesitamos funcionar complementariamente” ES EN SI por definicion la perspectiva complementaria, no una sintesis entre las dos perspectivas.

      Gary Shogren

      23/02/2016 at 1:35 pm

      • …con la diferencia que no puse que la agenda de la mujer debe estar en torno al del hombre que sí es esencial en la definición que diste arriba…ok…en qué diferiría “el ser igual en valor y dignidad pero necesitamos funcionar complementariamente de tu definición de igualitarismo?…gracias amigo!

        lareasm

        23/02/2016 at 3:07 pm

        • Hola! Todo depende de su definicion de “complementariamente.” Cada cristiano cree que Dios nos hacía para funcionar juntos. Pero, en términos populares la palabra significa que la razón básica de ser de cualquier mujer es servir a un hombre. El igualitariano no lo afirma.

          Gary Shogren

          07/03/2016 at 9:35 am

  2. gracias por compartir estimado Gary. Me gusta mucho pensar que hay libertad en Cristo para las mujeres, sabiendo que El es la cabeza de todo cuerpo u organización de cristianos. Una casa cuyos miembros operan o funcionan como un gran equipo o cuerpo es la mejor forma de operar. Siempre tendrá que haber una cabeza, una columna, los brazos las piernas y el resto, todos necesarios y con roles, dones y talentos que han sido repartidos según la voluntad de Dios por medio de Jesucristo nuestro Señor. Soy independiente y me gusta cuidar y administrar lo que el mismo Dios me ha dado. Me gusta vivir en armonía y equilibrio teniendo muy presente los principios responsables de la buena mayordomía. Bendiciones

  3. […] de la esperanza, el profesor Gary Shogren, tiene publicadas algunas interesantes reflexiones sobre Proverbios 31. Mi parte favorita […]


Y usted, ¿qué opina? Por favor seguir las Reglas para Compartir

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: