Razon de la esperanza

La verdad de Dios para el pueblo de Dios

¿Por qué un huracán golpearía Texas o el Caribeo o Florida, y no otro lugar?

with 7 comments

Paralelo: ¡Los apóstoles falsos son golpeados por el Huracán Irma!

El ser humano, por su naturaleza, siempre busca la causa y el efecto. Tengo una llanta desinflada, entonces: ¡tiene un agujero! Sigue sonando ese timbre, entonces: ¡debe ser que hay alguien en el portón!

Pero no siempre tenemos razón. A veces asignamos una causa incorrectamente: Bebo un sorbo de café e inmediatamente suena el teléfono, entonces concluyo que uno causó el otro. Este es un error lógico, la falacia de post hoc ergo propter hoc = A sucede, luego B, entonces debe ser que A fue la causa de B.

Nosotros quienes creemos en un Dios todopoderoso creemos que todas las fuerzas de la naturaleza están bajo su control. El libro de Job destaca la idea: “A la nieve le ordena caer sobre la tierra, y también a las lloviznas y a las lluvias torrenciales.” (Job 37:6 RVC) Es decir, Dios está involucrado en los detalles, o sea, no sencillamente lanzó el globo para que siga en su propio curso. Por supuesto, hay causas secundarias: los vientos dominantes; la humedad atmosférica; las corrientes oceánicas. Algunos dicen que la inundación de Houston fue empeorada por el hecho de que habían edificado en llanuras que son sujetas a inundaciones; otros dicen, y estoy de acuerdo, que el cambio climático causará tormentas más extremas en el futuro. Sin embargo, estos hechos no nos ayudan con la pregunta mayor, ¿Por qué aquí y no allí? ¿Por qué Houston y no, por ejemplo, Corpus Christi?

La ruta de Hurracán Harvey, 2017

Cada vez que hay un desastre o ataque terrorista, algunos inmediatamente llegan para anunciarnos La Razón Definitiva por qué Dios Lo Hizo Suceder. Me refiero a esos tipos quienes afirman que saben la razón de la Caída de las Torres Gemelas o por qué Katrina aplastó Nueva Orleans. Lo extraño es que, salvo casos excepcionales, estas personas han permanecido mudas en cuanto al huracán Harvey y Houston.[1] Mi teoría es que, ellos decidieron que Nueva York y Nueva Orleans sufrieron pues Ellos Son Malos; pero cuando vino el peor huracán en la historia estadounidense esto no podría ser el juicio de Dios, puesto que ¡los Tejanos Son Buena Gente! Como muchos grupos religiosos a través de la historia, estos “profetas” modernos disciernen el significado de un evento dependiendo si afectó a los Hijos de la Luz o los Hijos de las Tinieblas.

Entonces:

  • Una persona dice que los Estados Unidos sufre ataques terroristas porque tienen baños transgéneros.[2]
  • Jerry Falwell, dos días después de 9/11 anunció al mundo que culpó “A los paganos, a los abortistas y a las feministas, también a los gays y a las lesbianas, a todos los que intentan secularizar los Estados Unidos, les señalo a la cara y digo: vosotros habéis contribuido a que esto pase.”[3]
  • ¿El Ébola? Según John Hagee fue causado, sin ninguna duda, porque Obama dijo que los palestinos deben tener permiso de tener su capital en Jerusalén Oriental.[4]
  • ¿El tiroteo en Sandy Hook en Newtown? Según James Dobson de Enfoque en la Familia, la causa fue el matrimonio gay, nada más y nada menos.[5]
  • ¿El SIDA? Muchos están de acuerdo con Falwell, que “El SIDA no es solamente el castigo de Dios a los homosexuales; es el castigo de Dios a una sociedad que tolera a los homosexuales.”[6] No explican por qué el grupo más afectado en el mundo son los cristianos de África.
  • ¿El terremoto en Haití en 2005? Según Pat Robertson, fue porque ellos habían establecido un pacto con el diablo hace 200 años.[7] De hecho esta historia es una mera leyenda.

Y ya he visto supuestas “explicaciones” de por qué Dios mandó el terremoto de México de 2017 y el huracán Irma.[8]

Pero, ¿me pregunto cómo podemos explicar este desastre que mató a 150 cristianos?

Avalancha en Sierra Leone que mató a 1000 personas, incluso una vigilia cristiana

Como he dicho, no quisiera adoptar una postura racionalista y modernista que dice que los eventos naturales suceden porque suceden, sin la intervención de Dios. Mi observación tiene que ver con “conocimiento,” mi duda es que ciertos ungidos modernos entiendan la mente de Dios tan íntimamente que pueden ponerse de pie para anunciar, ¡Por esta razón, y punto!

Mientras que tenemos el deseo de encontrar el sentido de eventos horribles, unos pocos anhelan nuestra admiración cuando dicen, “Sí, pero ¡yo sé las razones reales de los eventos!” Es el tipo de personalidad que cree en las teorías de conspiración. Sin embargo, si su nombre no es Jeremías o Ezequiel, o a menos que tenga un versículo bíblico para decir que “Este tornado fue causado por esto,” deberíamos tener un temor profundo de levantarnos como el portavoz del Señor.

Deut 18:20 – “El profeta que tuviere la presunción de hablar palabra en mi nombre, a quien yo no le haya mandado hablar, o que hablare en nombre de dioses ajenos, el tal profeta morirá.” Y Jer 23:16 “dice que los profetas falsos hablan visión de su propio corazón, no de la boca de Jehová.”

Y estos versículos aplican igualmente bien a quienes dicen que son profetas y a quienes no, puesto que ambos presumen revelar la mente de Dios.

El novelista estadounidense Thornton Wilder es famoso por su El Puente de San Luis Rey.[9] Empieza con un desastre ficticio: “El viernes 20 de julio de 1714, a mediodía, el puente más bonito de todo el Perú se rompió y precipitó al abismo a cinco viajeros.” Padre Junípero, un monje quien fue testigo del accidente, llegó a estar obsesionado con la idea de “Y ¿por qué?” Él cree en la justicia de Dios, entonces tiene que concluir que estos individuos, no más y no menos, tuvieron que morir ese día para que el plan perfecto de Dios fuera cumplido. Junípero prueba un cálculo tras otro, y por fin recopila un cuaderno enorme con toda su evidencia. Pero después de seis años tuvo que concluir que no estaba más cerca de una respuesta a la gran pregunta. Su método era el “científico”: Si tan solo yo pudiera recoger todos los datos, entonces sería revelado que el Efecto tiene una Causa identificable.

Con respecto a las víctimas del huracán, sospecho que uno podría usar las mismas fórmulas del Padre Junípero y terminar con la misma conclusión decepcionante.

La gente está leyendo de nuevo Lucas 13:1-5 esta semana, el cual contiene la declaración más clara de Jesús con respecto a este asunto:

1 En este mismo tiempo estaban allí algunos que le contaban acerca de los galileos cuya sangre Pilato había mezclado con los sacrificios de ellos. 3 Respondiendo Jesús, les dijo: ¿Pensáis que estos galileos, porque padecieron tales cosas, eran más pecadores que todos los galileos? Os digo: No; antes si no os arrepentís, todos pereceréis igualmente. O aquellos dieciocho sobre los cuales cayó la torre en Siloé, y los mató, ¿pensáis que eran más culpables que todos los hombres que habitan en Jerusalén? Os digo: No; antes si no os arrepentís, todos pereceréis igualmente.

Contiene dos lecciones: primero, cualquier desastre puede incluir gente más malvada, menos malvada, y quién sabe qué, que Dios sabe, pero para nosotros la evidencia es circunstancial.

Segundo, los desastres nos recuerdan que las cosas malas suceden, y que de hecho Dios ha advertido sobre un juicio duro para quienes sigan en su pecado.

Entonces, tenemos una oportunidad de caminar con Dios hoy, y ¿quién sabe si tendremos otra mañana?

Mientras tanto, el pueblo de Dios debe caminar con muchísima cautela con respecto a la cuestión de “¿Por qué Dios permitió esto aquí, ahora?” Solamente Dios sabe, y por eso, él requiere de nosotros humildad espiritual e intelectual, no esta actitud presuntuosa y audaz.

NOTAS:

[1] Hay excepciones: Rick Wiles implica que Houston fue inundada por su aceptación de homosexuales (https://soundcloud.com/rightwingwatch/rick-wiles-hurricane-harvey-is-punishment-for-houstons-affinity-for-sexual-perversion), igualmente Kevin Swanson (http://www.mientrastantoenmexico.mx/huracan-harvey-fue-castigo-dios-los-homosexuales-asegura-pastor/)

[2] http://www.huffingtonpost.com/entry/anne-graham-lotz-god-sends-terror_us_573a9844e4b08f96c183fc12

[3] https://www.truthorfiction.com/falwell-robertson-wtc/

[4] http://www.tiemposprofeticos.org/john-hagee-el-ebola-es-un-juicio-de-dios-sobre-america-porque-obama-esta-tratando-de-dividir-israel/

[5] http://www.acontecercristiano.net/2012/12/james-dobson-tiroteo-de-newtown-es-el.html

[6] http://www.washingtonpost.com/wp-dyn/content/article/2007/05/18/AR2007051801392.html

[7] https://www.youtube.com/watch?v=Ke2ljU-JU20

[8] http://es.rodexo.com/2017/09/08/pastores-afirman-que-huracan-irma-es-juicio-de-dios/

[9] He aquí una versión bilingüe de este libro impresionante: http://www.novelas.rodriguezalvarez.com/pdfs/Wilder,%20Thornton%20%27%27The%20Bridge%20of%20San%20Luis%20Rey%27%27-En-Es.pdf

“¿Por qué un huracán golpearía Texas o el Caribeo o Florida, y no otro lugar?” por Gary S. Shogren, Profesor de Nuevo Testamento, Seminario ESEPA, San José, Costa Rica

Anuncios

7 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Así es, estimado hermano Gary…, que el Señor nos de humildad, y su carisma de sabiduría y discernimiento para el tiempo en que estamos viviendo, y no caer en el error de “estigmatizar” tal o cual circunstancia….
    Job Cap.42
    “Entonces Job respondió al Señor:

    «Sé que todo lo puedes,
        y que nadie puede detenerte.

    Tú preguntaste: “¿Quién es este que pone en duda mi sabiduría con tanta ignorancia?”.
        Soy yo y hablaba de cosas sobre las que no sabía nada,
        cosas demasiado maravillosas para mí.

    Tú dijiste: “¡Escucha y yo hablaré!
        Tengo algunas preguntas para ti
        y tendrás que contestarlas”.

    Hasta ahora solo había oído de ti,
        pero ahora te he visto con mis propios ojos.

    Me retracto de todo lo que dije,
        y me siento en polvo y ceniza en señal de arrepentimiento».
    Conclusión: el Señor bendice a Job
    7 Después de que el Señor terminó de hablar con Job, le dijo a Elifaz el temanita: «Estoy enojado contigo y con tus dos amigos, porque no hablaron con exactitud acerca de mí, como lo hizo mi siervo Job. 8 Así que, tomen siete toros y siete carneros, vayan a mi siervo Job y ofrezcan una ofrenda quemada por ustedes mismos. Mi siervo Job orará, y yo aceptaré la oración a favor de ustedes. No los trataré como se merecen, a pesar de no haber hablado de mí con exactitud, como lo hizo mi siervo Job». 9 Así que Elifaz el temanita, Bildad el suhita y Zofar el naamatita, hicieron lo que el Señor les mandó, y el Señor aceptó la oración de Job.
    10 Cuando Job oró por sus amigos, el Señor le restauró su bienestar. Es más, ¡el Señor le dio el doble de lo que antes tenía! 11 Entonces todos sus hermanos, hermanas y anteriores amigos vinieron y festejaron con él en su casa. Lo consolaron y lo alentaron por todas las pruebas que el Señor había enviado en su contra; y cada uno de ellos le regaló dinero[a] y un anillo de oro”.

    Marcos Daniel Ledesma

    14/09/2017 at 7:04 pm

  2. Nada de esto nos debe tomar por sorpresa, mucho menos opinar deliberadamente, lo que SÍ es cierto es que el tema de la soberanía de Dios ha estado ausente EN EL PÚLPITO.

    Guido Romero

    15/09/2017 at 5:19 pm

  3. […] Ensayo paralelo: ¿Por qué un huracán golpearía Texas o el Caribeo o Florida y no otro lugar? […]

  4. Bendiciones hermano Gary,sus atinados comentarios y sus horizontes diversos nos aclaran y así debe ser, ver con más humildad y confiar en Dios y su soberanía sin miramientos prejuiciosos ….

    Denis Quintero.

    06/10/2017 at 5:33 pm

  5. Yo creo que hay cosas a las que no le podemos dar explicación. Pero si podemos especular un poco. La Biblia proclama que en Jesucristo subsiste el control de la naturaleza (Colosenses 1:16-17). ¿Podría Dios prevenir los desastres naturales? ¡Absolutamente! ¿Algunas veces influencia Dios el clima? Si, ver Deuteronomio 11:17 y Santiago 5:17. ¿Algunas veces causa Dios los desastres naturales como juicio contra el pecado? Si, ver Números 16:30-34. El libro de Apocalipsis describe muchos eventos que definitivamente pueden ser descritos como desastres naturales (Apocalipsis capítulos 6, 8 y 16). Entonces, ¿Es cada desastre natural un castigo de Dios? Absolutamente no.

    Hector Garcia

    25/11/2017 at 9:24 am


Y usted, ¿qué opina? Por favor seguir las Reglas para Compartir

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: