Razon de la esperanza

La verdad de Dios para el pueblo de Dios

Posts Tagged ‘lunas de sangre

¡Cómo calcular cuándo vendrá Jesús – sin siquiera ser un profeta!

with 21 comments

Baje el artículo completo aquí: Shogren_Como calcular cuando vendra Jesus sin siquiera ser un profeta última

shogrenLo que sigue es mi respuesta ante el estallido de la Fiebre de Luna de Sangre y el Virus de Shemitah, y más ampliamente, a la epidemia de rápida difusión de predicciones sobre la pronta venida de Jesús entre el 2015-2017. Yo la ofrezco al Cristo cuya venida yo amo.

Alrededor del 41% de las personas estadounidenses creen que Jesús definitivamente o probablemente regresará por el 2050. Esa cifra se dispara a 58% cuando el encuestador le preguntó a blancos, evangélicos estadounidenses.[1] Entonces, una vez que empezamos con una suposición básica, que debemos estar en los Últimos Días, muy pocos lo cuestionarán: se vuelve un asunto de cómo, cuándo, y dónde, y ya, toda una industria profética brota.[2]

Mis lectores saben que yo mantengo una interpretación estrictamente literal de Mateo 24:36: que cuando Jesús dijo que ningún humano – o ángel, o el Hijo del Hombre – conoce el tiempo de la Segunda Venida, su intención original era el prohibir toda fijación de fechas, no solo el “día o la hora” sino cualquier tiempo en absoluto; y que él quería decir que nosotros debemos dejar fuera las predicciones amateur de los Últimos Tiempos.

Yo menciono este versículo, el cual se encuentra en mi Biblia en Mateo 24; pero yo sospecho que alguien ha estado poniendo corrector al v. 36 de muchas copias.

Hay dos tipos de individuos que fijan fechas para la Segunda Venida: el que se ve a sí mismo o a sí misma como un “profeta” que recibe mensajes de Dios; y el que insiste que él o ella no sea llamado “profeta”. Yo los analizo de la siguiente manera:

Fijador de Fechas por Revelación – en el 2ndo siglo, un hombre llamado Montano afirmó que Jesús pronto regresaría, a un pequeño pueblo en Asia Menor; más recientemente, todo tipo de profetas – también algunos psíquicos – predicen la Segunda Venida – nosotros podemos probablemente poner a Emanuel Swedenborg en este grupo, también Edgar Cayce; así hizo Joseph Smith, fundador de los Santos de los Últimos Días. Sólo vaya a YouTube y encontrará bastantes de estos sueños y visiones.

Fijador de Fechas por Cálculo – estas son las personas que nosotros estudiaremos en este artículo. Ellos basan sus predicciones principalmente en el texto bíblico o alguna lectura poco probable del texto bíblico. Nos agobian con números, docenas de versículos, referencias a eclipses lunares, asteroides asesinos, campos magnéticos vacilantes, chips RFID (Identificadores de Radio Frecuencias),[3] “estelas químicas”, terremotos, aseveraciones acerca de cuántos años tiene verdaderamente una “generación”, y así por el estilo. Llamémosles Contadores Ágiles de los Últimos Tiempos o CAUT.

Me imagino que nosotros podríamos considerar a un tercer grupo los Fijadores de Fechas Combinados; ellos apelan a veces a sus cálculos, ahora a sueños y visiones. Aquí tenemos uno, un hombre que establece fechas de acuerdo con las fiestas judías, y además recolecta testimonios de “Sueños y Visiones del Rapto de setiembre [2015]”. Por ejemplo, él cuenta uno de sus sueños sobre cómo Puerto Rico estaba cubierto por la nieve – de ahí que el fin está cerca.[4]

asteroid

¿Quiénes son los Contadores Ágiles de los Últimos Tiempos (CAUT)?

Una de las razones por las cuales los CAUT rehúyen la etiqueta de “profeta” es porque Deut 18:15-22 prescribe la pena de muerte para todos aquellos que hacen predicciones “presuntuosas” Lee el resto de esta entrada »

Anuncios

¡Nos vemos después del 15 si el “rapto” lo permite!

with 11 comments

Compartido por nuestro amigo y colega, Alexander Cabezas M[1]

Alex Cabezas

Invitado Alex Cabezas Mora

Ya tengo semanas de estar escuchando que algunas personas están hablando de un eminente “rapto” o “arrebatamiento” de la iglesia.  Además, se dice que éste ocurrirá en el mes de setiembre del presente año. Al principio no le presté atención, pero últimamente veo que crece como una ola, los post, los banner, los mensajes en las redes sociales y por ello quería referirme brevemente.

No sé a quién o quiénes se le pueden dar crédito por este nuevo rumor, pero al menos veo algunos detonantes que parece, están ayudando proliferar la noticia con fuerza.  Algunos se basan en acontecimientos naturales, la conjunción de algunos astros, un eclipse solar parcial, hechos mundiales y ceremonias judías.  Qué decir de “la decisión de la ONU que busca dividir la tierra de Israel (incluida Jerusalén), y la formalización del Estado de Palestina”[2] y la lista parece interminable.

Buscando en Internet encontré desde rabinos a pastores, profetas, latinos y norteamericanos que están dando la alerta: ¡se acerca el fin y con ello, el “rapto”!

En México el pastor Armando Alducin, afirmaba que el día y la hora nadie lo sabe, solo Dios.  Esto es cierto, pero luego en el minuto 9:26 de un video declara: “estoy seguro que nos vamos en el mes de setiembre.  En las fiestas de las trompetas”[3].

Otro promotor apocalíptico, un francés llamado Claude Ignerski, en un escrito extenso de 212 páginas: “Revelación del Fin de los Tiempos: Tomo 3ero, Septiembre 2015: 7 Pruebas Irrefutables de la Fecha del Rapto de la Iglesia”.  Documento que se consigue fácilmente en línea, calcula o predice que el fin del mundo será en el año 2022 (página 66), y el “rapto” setiembre del 2015 (página 79).

Consultando con amigos de América del Sur, el termómetro del entusiasmo por la espera de un “rapto”, está en los niveles más bajos, es decir, casi no se escucha del tema. ¿Menos influencia del Norte?  Es probable.

Reconozco que el libro de Apocalipsis y otros libros escatológicos, están cargados de imágenes, símbolos y detalles que, de no contar con las herramientas hermenéuticas necesarias, nos exponemos a especulaciones subjetivas que nos llevarán a conclusiones erradas, aunque tengamos buenas intenciones por tratar de conocer algo del futuro.

Por cierto, no podemos olvidar que casi todo lo mencionado en el Apocalipsis tuvo su cumplimiento en el primer siglo, según la opinión de los eruditos bíblicos.  Cabe agregar, los expertos son personas que toman en serio la Biblia y pasan décadas estudiándola, lo más importante, también tienen al Espíritu Santo y aman al Señor como cualquier cristiano promedio. Esto lo digo pues casi siempre hay una tendencia a despreciar la opinión de los eruditos, en contra de la posición popular de otras personas con escaza o nula formación, pero elocuencia para hablar y convencer.

Reconozco que mucha de esta euforia apocalíptica que estamos viviendo, surge porque vivimos tiempos difíciles y cambiantes.  Al formar parte de una sociedad que cada vez camina hacia el caos en parte, gracias a nuestra mala administración de los recursos que se nos ha conferido.  Anhelamos respuestas, deseamos garantizar nuestra estabilidad, seguridad y esperanza. No queremos vivir en la zozobra, en el oscurantismo o en el temor producto de sentirnos efímeros, vulnerables y terrestres, de allí que todos suspiramos por conocer los acontecimientos vedados en el mañana.

Es justo allí donde la misión de la Iglesia debería cobra mayor fuerza y florecer. Si consideramos que somos el instrumento para animar, alentar y mostrar el camino de esperanza a los demás.

Pero si por lo contrario, nos volvemos alarmistas, sensacionalistas y escapistas, afectamos la visión, el alcance y el testimonio, y en vez de sembrar ánimo, podemos perder credibilidad y relevancia, por estar anunciando aconteceres sin cumplimiento.

¿Por qué que cada vez que menciono “rapto” lo hago entre comillas?  Esto es porque esta doctrina es debatile, nos guste o no.  En mi caso personal, que es el consenso de otros seguidores de Jesús, creemos que Jesús volverá en gloria y majestad para gobernar sobre las naciones y establecer su reino. Jesús lo afirmó en Hechos 1:1-11 y otros pasajes, pero el día, la hora, la fecha, el año, nuevamente queda dentro de los designios del Trino Dios. Se nos manda a estar preparados, más no a especular.  ¿Acaso no es arrogancia creer que Dios les dirá el día y la hora a unos cuantos elegidos y no a todos?

Si este enfoque le parece novedoso o difícil de asimilar, quizás debería preguntarse si en verdad está estudiando o investigando estos temas con fuentes serias y confiables. Con todo y eso si no estoy en lo correcto, mi esperanza está puesta en el Señor y él sabrá pasar por alto este pequeño detalle.

Para cerrar, lo que más me resulta alarmante y considero escándalo, es el silencio o la falta de pronunciamiento de las iglesias, denominaciones o alianzas, sobre esta ola de especulaciones. Quedarnos callados no resolverá las cosas, ignorarlo no ayudará a mantener en “casa las cosas de la casa”, así como tampoco ayudará a guardar las espaldas de otros.  No es sostenible que la gente se reconcilie con Dios sobre la base del temor.  No me gustaría ver un éxodo masivo de personas dejando las iglesias por sentirse engañadas o manipuladas por falsas profecías, entonces queramos o no, todos (la Iglesia), sufrirá las consecuencias de nuestro silencio. Así que ¡nos veremos después del 15, si el “rapto”, lo permite!

[1] Alexander Cabezas es pastor asociado, educador, teólogo, y  profesor de seminarios teológicos en Costa Rica.

[2] Sustraído el 10 de setiembre de:  Proliferan teorías que Rapto supuestamente será en septiembre 2015, Noticias Cristianas: http://www.noticiacristiana.com/iglesia/escatologia/2015/08/proliferan-teorias-que-rapto-supuestamente-sera-en-septiembre-2015.html

[3] Video de la prédica de Armando Alducin:  https://www.youtube.com/watch?v=Z6brUSI7YLc

A %d blogueros les gusta esto: