Razon de la esperanza

La verdad de Dios para el pueblo de Dios

Posts Tagged ‘segunda vida

¿Habla la Biblia de una sociedad sin efectivo? ¡No!

Cientos de “expertos proféticos” reclaman que, “La Biblia preve una economía sin efectivo”, una “cashless society.” Ellos citan Apocalipsis 13:17 – “ninguno pudiese comprar ni vender, sino el que tuviese la marca o el nombre de la bestia, o el número de su nombre.”

Entonces, ¡cajeros automáticos, tarjetas de crédito, Bitcoin, etc., etc., cumplen o cumplirán la profecía bíblica!

De nada. De hecho, Apocalipsis no dice nada sobre una economía sin efectivo. Se podrá cumplir, literalmente, sin o con efectivo. Un solo ejemplo sencillo prueba el punto:

Fulano de Tal va a la tienda, quiere comprar papas.
Vendedor: ¿Un kilo? 100 pesos por favor.
Comprador: He aquí el efectivo.
Vendedor: Gracias. También, bueno – ¿usted tiene la marca?
Comprador: No, no la tengo.
Vendedor: Lo siento, entonces, váyase.

Ergo: es totalmente posible interpretar Apoc 13 SIN importar la presuposicion de que tiene que ver una sociedad sin efectivo. Y de hecho, por 2000 años ningun interprete del Apocalipsis dijo que, “Momento, no se puede cumplir sin un microchip.”

Insistir en que hay una sola posibilidad de cumplir Apocalipsis revela una falta de imaginación. Es igual a decir: Apoc 6:9 habla de una pesta; COVID es una pesta; entonces, COVID es el único cumplimiento posible de Apoc 6:9.

La especulación profética no una ayuda para entender la Palabra de Dios.

Links:

“¡Cómo calcular cuándo vendrá Jesús – sin siquiera ser un profeta!”

Profecías Bíblicas que NO se encuentran en la Biblia

“¿Habla la Biblia de una sociedad sin efectivo? ¡No!”, por Gary S. Shogren, Profesor de Nuevo Testamento, Seminario ESEPA, San José, Costa Rica

Profecía bíblica, cap. 1 – “Profecías bíblicas” que NO se encuentran en la Biblia

Tengo planeado al menos dos artículos más de esta serie, en los que describiré las expectativas del fin del tiempo que pueden o no encontrarse en la Biblia, dependiendo de su interpretación; y las expectativas del fin del tiempo que están en la Biblia.

Yo crecí en el bosque. Por “bosque” no me refiero a un parque con algunos árboles dispersos, sino a un lugar donde los grandes terrenos estaban tan ahogados por la maleza y las espinas y las ramas caídas y las rocas de la última Edad de Hielo que era literalmente imposible atravesar. Mi mente regresa al bosque cada vez que me abro paso a través del matorral creado por nuestros profetas modernos. Debido a su creatividad, las predicciones que la gente dice estar en la Biblia superan, exponencialmente, las predicciones que realmente sí están en la Biblia. Por eso, antes de que podamos empezar a hablar de las profecías bíblicas, tenemos que limpiar el terreno de la maleza, las cosas que se le han dicho a la gente están en la Biblia, pero que parece que no podemos encontrar en ninguna página real de la Escritura. Escribo esto, no porque no me gusten las profecías bíblicas, sino porque las respeto demasiado como para verlas a la ligera.

La misma extensión de este artículo es el desafortunado efecto secundario de los muchos “mitos de la profecía” que hay afuera. Una razón para esto es que las predicciones del fin del tiempo son un gran negocio: observe los libros de Tim LaHaye, Jack Van Impe, Jonathan Cahn, John Hagee, e incluso David Jeremías. Sólo la serie de libros Dejados Atrás ha vendido más de 65 millones, sin mencionar las películas y la mercancía. Para Irwin Baxter no es difícil vender sus muy caros DVD’s; y hay sitios influyentes o grupos como Cristianos Unidos por Israel (CUFI) de Hagee. Muchos de ellos emplean la misma estratagema de apertura: “He estado estudiando y enseñando las profecías bíblicas por X número de años; por lo tanto, ¡deberías confiar en mí para saber lo que hay en la Biblia!”

De hecho, no: la Palabra de Dios nos dice qué creer, y el creyente no tiene necesidad de un Guardián de la Profecía para acceder a sus páginas.

Aquí nos enfocaremos en aquellos que enseñan con la Biblia en una mano, y los titulares de hoy en la otra Lee el resto de esta entrada »

A %d blogueros les gusta esto: