Razon de la esperanza

La verdad de Dios para el pueblo de Dios

Israel, Palestina, y una esperanza para la paz

with 2 comments

Para descargar el ensayo entero, haz clic aquí: Shogren_Israel Palestina y Esperanza para la Paz

Seminario ESEPA ofreció una conferencia en 2014 sobre el tema de “Israel y Palestina.” Me invitaron a que participara; ofrecí los siguientes pensamientos como un estudiante de la Biblia. Entretanto pude visitar Israel y Palestina en mayo de 2017, incluso el museo del Holocausto, Yad Vashem.

I. ¿Dónde están las respuestas?

El Medio Oriente – hay muchos otros niveles de curso: históricos, religiosos, políticos, militares, pero empezaremos con nuestro norte, la Biblia. Y del evangelio yo les ofrezco dos verdades para guiarnos:

Primero, el pueblo de Dios hoy no es equivalente al Estado moderno de Israel; mejor, consiste de personas que creen en Cristo, nada más y nada menos. Como lo dice en Rom 9:24 (NVI aquí y en otras citas, a menos que se mencione otra versión) – “Ésos somos nosotros, a quienes Dios llamó no sólo de entre los judíos sino también de entre los gentiles.” Y en Gálatas 3:7 (LBLA) se dice, “Por consiguiente, sabed que los que son de fe, éstos son hijos de Abraham.” Esta es la promesa para los creyentes en Cristo, sean gentiles o judíos, y punto. No hay ninguna otra manera para nadie, ni siquiera para los israelitas, de ser salvos, como algunos enseñan hoy, falsamente. Cualquier creyente en Jesús es ahora un verdadero descendiente de Abraham; mientras que cada no creyente no es de Abraham. Esto no es La Teología del Reemplazo (o Supersesionismo), así que:

Segundo, la otra verdad es de Romanos 11, la cual habla del árbol de olivo, en el cual los creyentes gentiles han sido “injertados.” Pero luego viene una promesa sorprendente en Rom 11:23 – “Y si [los judíos] dejan de ser incrédulos, serán injertados, porque Dios tiene poder para injertarlos de nuevo”; 11:26 – “De esta manera todo Israel será salvo, como está escrito.” Yo tomo eso como una conversión universal de israelitas a Cristo como un evento escatológico en – o cerca de – la segunda venida. Pablo no habla de un regreso de Israel a la Tierra en incredulidad, la necesidad de que el Israel moderno controle toda Jerusalén o todas sus antiguas fronteras, ni la conveniencia de construir un Tercer Templo – el templo que le interesa en sus cartas (1 Corintios, Efesios) es el templo que es el cuerpo de Cristo.

II. ¿Cómo es que la Biblia nos ayuda a resolver preguntas modernas acerca del Medio Oriente?

Sí, sin embargo, no asumo una perspectiva “apocalíptica” de la profecía, así que no estoy convencido que los eventos actuales del 2017 o después estén específicamente predichos en la Biblia. No hay rasgo del conflicto entre Israel y Palestina, ISIS, armas nucleares de Irán, la Guerra del Golfo I, la Guerra del Golfo II, la Guerra Afgana, etc. Pero basado en las verdades del evangelio que acabo de mencionar, yo ofreceré algunas preguntas y respuestas breves desde mi perspectiva.

¿Deberían los cristianos considerar el estado moderno de Israel como la nación escogida de Dios? ¿O como un grupo, Cristianos Unidos por Israel, dice, “apoyar a nuestros hermanos y hermanas, el estado de Israel”? Yo digo que no – el pueblo antiguo de Dios será redimido al final, cuando ellos vengan a Cristo, pero por el momento el incrédulo Israel no tiene el derecho exclusivo de nuestro apoyo, más que lo que la justicia exige que debe dársele a cualquier pueblo. Un compromiso con la Biblia no es seguido por el llamado “Sionismo Cristiano.”

¿Tiene Israel el derecho de existir? Absolutamente, y así también los palestinos y los costarricenses y los nicaragüenses. Algunos palestinos han reconocido el derecho de Israel de existir, y así lo han hecho algunos israelíes referente a Palestina, pero hay un enfrentamiento cuando un lado no admite la existencia del otro a menos que el otro lo haga primero.

¿Debemos defender a Israel, tal y como algunos escondieron judíos durante el Holocausto? , los cristianos siempre quedan bajo la obligación de proteger a los perseguidos. Sería la obligación solemne defender a los 6 millones de judíos y los 5 millones de no judíos de los nazis, grupo que incluyó a los esclavos, los líderes católicos, los gitanos, los discapacitados, y – ¡sí! – los homosexuales y los Testigos de Jehová. Cuando pareció en agosto de 2014 que ISIS iba a exterminar a miles de cristianos y yazidis, fue nuestra obligación orar y ayudarlos a todos, a pesar de que hemos estado en desacuerdo con los yazidis por casi 2000 años.[1]

¿Los judíos han inventado el Holocausto para ganar la simpatía del mundo? No, y es un gran insulto decirlo. La “negación del holocausto” es una teoría de conspiración popular en algunos círculos árabes, y parte de la educación de los niños es que el holocausto nunca sucedió.

¿Tiene el moderno estado de Israel un derecho absoluto a todo el territorio que Dios le prometió a Abraham? Yo digo que no. En Génesis 15:18 Dios le dice a Abraham “A tus descendientes les daré esta tierra, desde el río de Egipto hasta el gran río, el Éufrates” (esto se repite en Josué 1:4). Hay personas que dicen que, si Israel permite que aun un metro cuadrado de Cisjordania esté bajo el control de los palestinos, entonces es un acto de maldad y falta de fe. Por ejemplo, en el año 1967, Rabí Tzvi Yehuda Kook argumentó que toda la tierra al este del río Jordán tenía que ser ocupada por el Estado de Israel y que Israel no tenía el derecho de ceder ni un milímetro.[2] Aquí también digo que, No. De hecho, Israel nunca ha ocupado todo el territorio de estos dos textos; así que ¿por qué, de un momento a otro, ellos están bajo la obligación de ocupar Palestina y no, por ejemplo, las otras áreas mencionadas en la promesa, de Jordania, Siria, Gaza, Líbano, Egipto?

¿Todos los judíos apoyan la idea de anexar toda Palestina? No, sólo una minoría empuja por eso, por ejemplo, el partido político Likud y el actual Primer Ministro Benjamín Netanyahu. Esta idea está volviéndose más y más difícil, dado que la población árabe está creciendo más rápido que la judía. Esto significa que en el 2014 los judíos ya eran superados un poco en número, y en los próximos 20 años lo serán aún más. Si ellos quieren tomar todos los territorios palestinos, eso resultará en el fin de la patria judía, puesto que los judíos serán minoría. Si ellos quieren seguir siendo un estado judío, eso significará quitarles el derecho al voto a los no judíos; o expulsar a 6 millones de no judíos. Yo no considero ninguna de estas ideas viables y ciertamente tampoco justas.

¿Está el estado de Israel encogiéndose, como algunos insinúan? No, y de facto está creciendo, día tras día. Desde 1967 ha ocupado todo el territorio de Palestina, y también ha construido asentamientos allí. El territorio israelí está creciendo, el palestino se está encogiendo. Un gran grupo de israelíes rechaza este Movimiento de Asentamiento Israelí, por cierto.

¿Debería Israel dejar territorio para obtener la paz? No, pero la pregunta está expresada incorrectamente. Algunos árabes quieren a Israel completamente fuera de la tierra; el resto quieren que Israel se retire de la tierra que la Naciones Unidas no le concedió en 1948. Así que yo diría, que ellos deberían desocupar la tierra que no es de ellos.

¿Tiene Israel el derecho de defenderse a sí misma? tiene el derecho, y sí se defiende a sí misma. Supuestamente el mundo entero y su prensa son anti-Israel, pero yo noté en CNN el lunes en la mañana una noticia dura contra los palestinos que mataron cinco personas, incluyendo cuatro rabíes, con un hacha. “Después del ataque, Netanyahu ordenó la demolición de las supuestas casas de los atacantes y arrestaron a múltiples miembros de la familia de cada hombre.” (ABC News)

¿Deberíamos orar por la paz de Jerusalén? Absolutamente. Y en mi diario de oración, yo tengo escrito: Orar por la paz de Jerusalén: subpunto, por Israel; subpunto, por Palestina. Un libro con el que me encontré tiene el título “Como orar por la Paz de Jerusalén: Una Guía para orar por Israel, Jerusalén y el pueblo escogido de Dios” – y con el cual yo no puedo estar de acuerdo, por lo menos no es una imagen completa de lo que un cristiano debería estar haciendo hoy en día.

¿Significa la intransigencia palestina que nunca podrá haber un acuerdo de paz? Esto es, como algunos insinúan, mientras existan fanáticos palestinos, ¿significa esto que la guerra debe continuar sin cesar? Mi respuesta es No, y tal cosmovisión le da demasiado poder al mal. ¿Realmente queremos decir que unos pocos extremistas van a detener a Dios si Él elige intervenir?

¿Será posible tener paz en el Medio Oriente ahora, u ocurrirá solo cuando Cristo regrese? Yo digo que , por supuesto, la paz es posible ahora; aun cuando el conflicto en el Medio Oriente es extremadamente convulso, como lo son muchos conflictos humanos. Israel ha estado en paz con Egipto por más de 40 años. ¿Por qué no Israel y Palestina?

Para resumir:

He expresado mi opinión, de que: Israel tiene el derecho de existir en paz como una nación, y debería de retirarse del territorio palestino ocupado y dejar de construir asentamientos en él. Israel ha empujado a los palestinos fuera de la tierra, la tierra de Palestina ocupada, y la tierra para más asentamientos. No tiene ningún derecho dado por Dios para anexar tierra, ni la tierra ya anexada ni ninguna tierra futura. Israel sí tiene el derecho de defenderse ella misma. Los palestinos también tienen el derecho de vivir en su territorio, desocupado y con su propio gobierno. Ambos Israel y Palestina necesitan dejar su persecución de cristianos – y hay persecución de ambas partes, de acuerdo a La Voz de Los Mártires.[3] Ambas partes necesitan dejar este acercamiento a la diplomacia de “vaya usted primero.” Los árabes necesitan dejar la desestimación revisionista del Holocausto y permitir a Israel vivir en paz. Israel a través de su expansión y Palestina a través de su uso del terror están ambas obligadas ante Dios a dejar las injusticias.

III. ¿Cuál es un plan cristiano para el medio oriente?

No diría que existe un sólo plan bíblico, sin embargo, creo que una opinión de lo que es un plan bíblico y sabio: es la idea de que los israelís tengan un estado y que los palestinos tengan un estado, es decir, creo que el llamado Solución de los Dos Estados es el plan más sabio y factible. Como cristiano yo no sé de ninguna razón bíblica o pragmática para prohibir a los palestinos el tener su capital en el Este de Jerusalén y a Israel en la parte Oeste de la ciudad.

El camino de la paz también se ve obstaculizado, irónicamente, por algunos cristianos evangélicos estadounidenses, quienes dicen que cualquier concesión a los árabes en cualquier forma es una traición a Dios. Por poner un ejemplo, pensemos en el grupo norteamericano “Cristianos Unidos por Israel.” Su líder John Hagee, el autor de este libro Cuatro Lunas de Sangre, afirma que su grupo existe “para dejar de presionar a Israel a renunciar a la tierra por la paz.” ¿Por qué? Porque, dice, Dios les dio la tierra, entonces ningún proceso de paz puede funcionar. Sin embargo, este es el camino que los zelotes adoptaron, que resultó en la destrucción del Templo y de Jerusalén en el 70 d. C., como Josefo describe en detalle en su La Guerra de los Judíos.[4]

Veamos esta idea, que “El Medio Oriente nunca tendrá paz verdadera, duradera hasta que Cristo regrese.” La suposición es que los judíos, musulmanes, y cristianos no pueden vivir uno al lado de otro. ¿Es esto cierto? Hablando de un microcosmo, nuestro pueblo en los EE. UU. tiene todas las tres religiones viviendo juntas sin violencia religiosa, y nadie se asombra de eso. El año pasado nosotros fuimos a un restaurante indio: un par de hombres cerca de nosotros eran musulmanes; otra pareja de hombres no muy lejos, judíos; y por supuesto mi esposa y yo, cristianos. ¡Y el dueño del restaurante era hindú! Ninguna guerra estalló, no hubo insultos, no hubo problemas.

Parte de este asunto es que muchos cristianos leen la Biblia apocalípticamente, y pierden mucho de su verdadero significado. Yo creo en la profecía bíblica, y considero que yo vivo “aguardando la esperanza bienaventurada,” pero mucho de lo que escucho o leo en línea no tiene nada que ver con un estudio cuidadoso de la enseñanza bíblica. Por ejemplo, algunos acaban de escribir en mi blog acerca de los seis aviones rusos que se acercaron al espacio aéreo de EE. UU. hace unas pocas semanas atrás, y afirmaron que era el cumplimiento de Jeremías 50-51.

Desde esta perspectiva, se pone mucho peso en Daniel 7:27 (RVA), el cual no es un pasaje fácil de interpretar. Quizás es una figura del anticristo que “Por una semana él confirmará un pacto con muchos, y en la mitad de la semana hará cesar el sacrificio y la ofrenda.” La lógica apocalíptica opera de esta forma: si el anticristo quiere promover la paz, entonces cualquier movimiento hacia la paz es del anticristo. Si Israel busca cualquier tipo de tratado con Palestina, este es por definición un trato con el diablo. Entonces, cada vez que alguien busca la paz, es un acto satánico. En lógica, esta es la falacia de “generalización apresurada” = inferir una conclusión general a partir de una prueba insuficiente. Dios es un Dios de paz, la paz no es en sí satánica, así que tenemos que presumir que la paz es un estado agradable delante Dios.

IV. Un Paralelo Moderno – Irlanda del Norte

Hay paralelos que nosotros podríamos citar, de tratados de paz que ocurren entre naciones en conflicto. Un ejemplo, por supuesto, está cerca de casa: en 1858 hubo un acuerdo entre Nicaragua y Costa Rica, el Tratado Cañas-Jerez para determinar el límite entre ellos. Ha habido fricción en cuanto al significado del tratado desde entonces, especialmente en los últimos años. ¿Es esta una así-llamada paz perfecta, permanente? ¡No! Cada ciertos años, alguien invade una pequeña isla, alguien reclama el derecho de enviar barcos hacia arriba y abajo del Río San Juan, alguien se queja a la ONU. Más que paz, es un cese de violencia armada. Es confuso, desorganizado; es fastidioso y tedioso. Pero ¿no ven eso?, así es como se ve la paz – esto no significa que todos se toman de la mano y se abrazan y se reparten cervezas frías; esa no es la realidad, porque como en la guerra, la paz es un asunto desordenado. Pero cada día que nosotros en Costa Rica no estamos en una batalla armada contra Nicaragua, ese día es un relativo éxito.

Un segundo ejemplo es Irlanda del Norte: Irlanda y Gran Bretaña tuvieron problemas durante décadas, especialmente desde los 60s hasta los 90s. Ambas partes tenían grupos terroristas, había disturbios, bombardeos, asesinatos llevados a cabo por ambas partes. Los Conflictos o Los Problemas, como eran llamados, se creía que eran insolubles, en parte porque era una guerra entre protestantes y católicos; fue una guerra religiosa. “Ustedes son del diablo,” gritaba un lado; “Ustedes siguen al anticristo,” gritaba el otro. ¿Cómo conciliar dos grupos, cuando cada uno está seguro de que, cualquier tratado es un tratado del infierno? Finalmente, ellos firmaron el “Acuerdo de Viernes Santo” en 1998. Los terroristas en su mayor parte renunciaron a la violencia.

¿Resultó esto en una paz perfecta? No. Pero cada año donde se tiene un promedio de 5 personas muertas en lugar de 300 asesinadas – y estamos hablando de este nivel de víctimas – estas son relativamente buenas noticias, ¡esta es una paz para ser buscada!

1969 en Irelanda del Norte (AP Photo)

¿Tenemos que esperar hasta el siglo venidero? No. ¿Puede Dios ayudarnos a traer paz a Israel y Palestina, sea de corto o largo plazo, antes de la Segunda Venida? Sí. Porque tenemos a un Dios de poder y de paz, y no es nada ingenuo pedirle un milagro, “que busquemos la paz y la sigamos”. No soy optimista sobre la naturaleza humana, mi teología en esta área es bastante pesimista. Lo que propongo aquí no es el optimismo, sino fe en un Dios de esperanza y paz.

Santiago 317 En cambio, la sabiduría que desciende del cielo es ante todo pura, y además pacífica, bondadosa, dócil, llena de compasión y de buenos frutos, imparcial y sincera. 18 En fin, el fruto de la justicia se siembra en paz para los que hacen la paz.

Otros artículos:

Gog de Magog está muerto – y yo he visto su tumba

¿Su pastor/maestro/experto/guru de YouTube fijó una fecha incorrecta para la Segunda Venida? ¡No permita que se salga con la suya!

NOTAS:

[1] http://www.europapress.es/internacional/noticia-quienes-son-yazidies-persiguen-20140814085846.html

[2] http://www.jpost.com/Israel/Hollow-government-must-be-replaced

[3] http://www.persecucion.org/

[4] http://www.biblioteca.org.ar/libros/130941.pdf

“Israel, Palestina, y una esperanza para la paz,” por Gary S. Shogren, Profesor de Nuevo Testamento, Seminario ESEPA, San José, Costa Rica

Anuncios

2 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Mil gracias se te agradece mucho ________________________________

    Lic. Fer Zeba

    20/10/2017 at 4:50 pm


Y usted, ¿qué opina? Por favor seguir las Reglas para Compartir

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: