Razon de la esperanza

La verdad de Dios para el pueblo de Dios

¿Podemos Confiar en el Nuevo Testamento? O, ¿Lo han cambiado a través de los siglos? Parte Uno

with 9 comments

Para leer el artículo entero, descargue aquí: Gary Shogren_Podemos Confiar en el Nuevo Testamento

También he aquí el PowerPoint: Gary Shogren_Podemos Confiar en el Nuevo Testamento

¿Es el Texto Critico una conspiracion contra la Palabra de Dios? Un estudio de Tito. Descargue el artículo entero aquí.

Deidad de Cristo Tito 2 y Romanos 9

Y un libro gratuito por el gran erudito el Dr. Keener: La Biblia en su Contexto por Craig Keener

Y otro libro gratuito por el padrino de eruditos evangelicos, F. F. Bruce: Bruce, F. F._Son fidedignos los documentos del nuevo testamento

Introducción: ¿Por qué es este tema importante?
I. ¿Qué es el Nuevo Testamento?
II. ¿De dónde viene el Nuevo Testamento?
III. ¿Han cambiado el Nuevo Testamento?
IV. El Textus receptus y el texto crítico
V. ¿Cómo se logró tener el Nuevo Testamento en español?
VI. ¿Cómo se logra hacer una buena traducción
VII. Caso particular: La Nueva Versión Internacional
Conclusión

 Introducción: ¿Por qué es este tema importante?

14Pero estoy seguro de vosotros, hermanos míos, de que vosotros mismos estáis llenos de bondad, llenos de todo conocimiento, de tal manera que podéis amonestaros los unos a los otros. 15Mas os he escrito, hermanos, en parte con atrevimiento, como para haceros recordar, por la gracia que de Dios me es dada 16para ser ministro de Jesucristo a los gentiles, ministrando el evangelio de Dios, para que los gentiles le sean ofrenda agradable, santificada por el Espíritu Santo.

Así escribe Pablo en Romanos 15:14-16, señalando a los romanos y a nosotros que el mensaje escrito de los apóstoles es un canal por el cual fluye la gracia de Dios.

He dedicado mi vida a la enseñanza del Nuevo Testamento, especialmente las cartas de Pablo. Pero más importante, leo el Nuevo Testamento como discípulo de Cristo. Leo diariamente porciones de la Biblia, casi siempre una sección de uno de los evangelios.

Entonces, si el Nuevo Testamento es una estafa, o algo escrito en la Edad Media por algunos monjes, o algo que fulano de tal inventó hace poco, bueno, ¡me gustaría saberlo! Y si es históricamente confiable, como me enseñaron, quisiera averiguar esto también, y compartir esta información con los demás.

Estemos claros: Los datos que vamos a presentar este fin de semana no es una prueba como tal que el Nuevo Testamento es inspirado, o que sea la Palabra de Dios, o que sea sin error. Es que, este no es ese tipo de información. En vez de eso, vamos a enfocarnos en una sola pregunta – “¿Podemos confiar en el Nuevo Testamento?” en el sentido que, “¿es el Nuevo Testamento lo que escribieron hace 2.000 años, o es un libro que han cambiado a través de los siglos, al copiarlo mal, o al traducirlo mal?”

I. ¿Qué es el Nuevo Testamento?

El Nuevo Testamento no es, estrictamente hablando, un libro, sino una colección de varios libros, todos escritos a mano, sobre rollos. Empieza con cuatro evangelios, que relatan el ministerio y la enseñanza de Jesús. Jesús enseñó en arameo, un dialecto oriental, pero sus dichos fueron traducidos al griego en los evangelios publicados. Todos los demás libros fueron compuestos directamente en griego koiné – el koiné, es un dialecto simplificado que sirvió como el lenguaje común en el mundo mediterráneo oriental en el primer siglo, hablado por muchos en Galilea y en Jerusalén, y usado incluso por los judíos súper-estrictos. Fue el lenguaje de la iglesia primitiva empezando con el sermón de Pedro el día de Pentecostés.

Otro libro del Nuevo Testamento es los Hechos de los Apóstoles, otro es el Apocalipsis, e interesantemente 21 de los libros son cartas, o epístolas, mostrando que la iglesia desde sus primeros días fue una comunidad dispersada por miles y miles de kilómetros cuadrados. El Nuevo Testamento fue traducido a los diferentes idiomas que hablaban los cristianos: al siríaco (la Peshitta, la cual es una traducción del griego; la iglesia de Iraq que es perseguida por ISIS todavía usa esta versión), al latín, etc. Para nuestros efectos, tenemos interés en el griego original. Aunque algunos libros fueron escritos por personas que no eran apóstoles (Marcos, Lucas, Santiago), nos referimos a los libros como “literatura apostólica”. Así el Nuevo Testamento, y para nosotros hoy en día, vamos a decir que es una colección de 27 libros escritos en griego.

Hay indicaciones en el Nuevo Testamento mismo de que los autores querían que los lectores originales sacaran copias para circular, entonces la circulación fue mucho más rápida de lo que habría sido el caso con otras composiciones de esa época. Los 27 rollos en pocos años fueron recopilados en tres tomos (códices), y luego como parte de la Biblia entera.

II. ¿De dónde viene el Nuevo Testamento?

Cuando llegamos a Cristo, nos dijeron, ¡Esta es la Biblia, léala! Entonces tenemos una Biblia. Pero solamente luego nos preguntamos, ¿de dónde salió la Biblia? La respuestas sencilla e inmediata quizás es, ¡Bueno, la compré en La Casa de la Biblia, en Plaza Víquez! Pero lo que quiero decir es, ¿originalmente de dónde viene?

Alguien (mejor, grupos de personas) han traducido el Nuevo Testamento del griego, en nuestro caso, al idioma castellano. Con unas pocas excepciones (ciertas versiones mesiánicas, o la versión de los Testigos de Jehová), este es el caso, que fue traducido de manera confiable.

Pero, hay que traducir algo. ¿De dónde viene el texto griego? Y aquí es dónde la historia se vuelve más interesante y más compleja. Pues no tenemos los 27 libros en la mano, dictados por Pablo mismo o escritos por Lucas mismo. Entonces, ¿cómo es posible que tengamos el Nuevo Testamento? Pues los cristianos durante siglos copiaron a mano los libros individuales, y lo hicieron hasta la invención de la imprenta Gutenberg en el siglo 15. ¿Sabe lo difícil que es hacerlo? Cuando era niño, un hombre vino a nuestra iglesia, y nos dijo, Miren, en la Unión Soviética es muy difícil conseguir una Biblia, son casi ilegales, y no hay fotocopiadoras. Entonces, la gente tiene que escribir a mano o a máquina los libros de la Biblia. Nos desafió a que nosotros nos fuéramos a casa y escribiéramos una sola página de la Biblia, y que lo hiciéramos sin ningún error. Lo hice, ¡y qué pena!

Cuando Pablo escribió Romanos, el cual citamos, otros cristianos sacaron copias para sus iglesias. Y otros sacaron copias de las copias. Y en poco tiempo había cientos de copias, cada una, una copia de una copia.

Lo que tenemos hoy en día no es la colección de los 27 libros originales; tenemos un montón de copias de copias de copias; y se llaman técnicamente “manuscritos” – copias escritos-a-mano. ¿Cientos? No: miles, y están guardadas alrededor el mundo. En mi Biblia hay una lista, cada manuscrito tiene su código, dice, cómo es, de qué tamaño, en cuál biblioteca o museo se encuentra, cuál es su edad – copia hecha en el siglo 4to u 8vo u undécimo, por ejemplo

Entonces, alguien va a traducir la Biblia al español, ¿esta persona lee todas las copias? Pues no es un solo manuscrito, sino una colección y síntesis de manuscritos. Algunos prefieren el Textus receptus, la mayoría de estudiosos y traductores alrededor del mundo el llamado texto crítico, pero pondremos esta pregunta a un lado por ahora.

III. ¿Han cambiado el Nuevo Testamento?

Más o menos se ha dado por sentado entre algunas personas, que La Biblia, la han copiado y traducido y modificado tantas veces que no es para nada como el original. Entonces, el Nuevo Testamento no es nada confiable, pues Mateo no es lo que Mateo escribió, ni lo que Juan o Pablo escribieron.

El argumento principal, en contra de la confiabilidad del Nuevo Testamento, es lo que ya hemos dicho: que no existen los originales; y si no tenemos el original de Romanos, digamos, con la misma tinta que Pablo usó, entonces no podemos confiar en el Nuevo Testamento que venden en las tiendas.

Es una cuestión importante, así que vamos a intentar manejar correctamente la evidencia que existe, que todos los eruditos afirman – sean creyentes o no.

En algún sentido, no importa tanto que no tengamos los originales. Lo que queremos no es el rollo original, sino el texto original.

¿Qué es esto? Por un lado tenemos la palabra “manuscrito”, por otro lado la palabra “texto”.

  • Un manuscrito es una copia, del latín, escrito a mano.
  • El texto es la forma del original. Estas palabras, en este orden.

Usemos un ejemplo pequeñito. Si yo abro mi Biblia en 1 Juan 4:8, en español, donde dice “Dios es amor”; y luego escribo sobre la pizarra “Dios es amor”, sin error, entonces el texto que escribí es igual al texto de la Biblia.

Usemos un ejemplo más amplio, y por eso tengo que usar una “Máquina de Tiempo”. Digamos que viajamos al primer siglo, y cuando llegamos a Asia Menor, descubrimos que Juan acaba de escribir la carta, 3ª de Juan. Entonces, tomamos una foto de la carta, y al “Volver al Futuro” examinamos la foto. No tenemos el documento original – sin embargo sin duda tenemos el texto original, palabra por palabra.

Pero ahora alguien va a decir, está todo perfecto, Gary, pero usted no tiene ninguna Máquina de Tiempo, entonces, ¡no vale! Bueno, correcto. Sin embargo lo que sí tenemos es la ciencia de la crítica textual.

Hemos mencionado que hay algunos llamados “expertos” quienes re-escribieron la Biblia para conformarla a su teología, pero los expertos reales tienen la misma meta: analizar las copias de las copias para determinar – cuál fue el texto original; y por ese camino, averiguar lo que los apóstoles dijeron.

Cuando el monje católico Erasmo en el siglo 16 recopiló lo que iba a ser llamado el Textus receptus, usó 6 manuscritos, éstos estaban muy dañados, todos del siglo 12-15, o sea, apenas eran antiguos.

A partir del siglo 19, los eruditos en el campo empezaron a descubrir otros manuscritos, muchos eran mucho más antiguos que los que se habían encontrado hasta el momento. Incluso copias de la Biblia del siglo 4to, por ejemplo. Y desde luego, han descubierto copia tras copia, muchas más antiguas que nunca. Dice Daniel Wallace, uno de los líderes en el campo, “Tenemos ahora hasta 18 manuscritos del Nuevo Testamento (todos fragmentarios) del siglo 2, y uno del siglo 1ero. 40% del Nuevo Testamento se encuentra en estos 18.”

El papiro p52, del año 125 d. C., contiene unos versículos de Juan 18

El papiro p52, del año 125 d. C., contiene unos versículos de Juan 18

Y ¿cuáles son los resultados? Es asombroso – que todos los 5.800 manuscritos apoyan el texto del Nuevo Testamento tal y como está. Todos los nuevos que se han descubierto también. Las diferencias (técnicamente llamadas “variantes”) son relativamente triviales. De vez en cuando cambian el significado un poco, pero ninguno de los 5.800 manuscritos agrega o quita ninguna doctrina cristiana.

Déjeme darle un ejemplo simple, y luego uno más complicado:

Juan 18:32 – “para que se cumpliese la palabra que Jesús había dicho, dando a entender de qué muerte iba a morir.” (RV 1960); “Esto sucedió para que se cumpliera lo que Jesús había dicho, al indicar la clase de muerte que iba a sufrir.” (NVI)

Los manuscritos 2224, Sinaítico, p52, todos son iguales.

Además, hay prueba concreta de lo que decía el Nuevo Testamento en citas de otras fuentes – por ejemplo, los líderes de la iglesia primitiva citaron el Nuevo Testamento. Clemente de Roma (96 d. C.) citó los evangelios.

El texto del Nuevo Testamento es seguro – 100% es imposible, pues si tuviéramos dudas sobre una sola letra, entonces sería 99% o 99.5% seguro. No estamos inventando esto, es un análisis matemático de la evidencia que existe en los manuscritos.

Cuando Dan Brown escribió su libro, El Código Da Vinci, acusó a la iglesia de tergiversar el Nuevo Testamento, específicamente al Emperador cristiano Constantino en el año 325 d. C. En el cap 55 – “Constantino encargó y financió la redacción de una nueva Biblia que omitiera los evangelios en los que se hablara de los rasgos ‘humanos’ de Cristo y que exagerara los que lo acercaban a la divinidad. Y los evangelios anteriores fueron prohibidos y quemados.” Brown no ofrece evidencia; y de hecho dice que, bueno, solamente es una novela, no historia, pero mucha gente aceptó esto sin evidencia. Con respecto a lo que Brown escribió, era posible teorizar sobre esto hace cientos de años, pero hoy en día es sencillamente triste – miremos los manuscritos del Nuevo Testamento, más las versiones del Nuevo Testamento en otros idiomas, más las citas de los mismos libros en los padres de la Iglesia, y hay que hacer la pregunta, “¿De qué está hablando, de cuál evidencia?” Las copias de los evangelios que fechan de antes o después de Constantino en 325 d. C. presentan al mismo Cristo, divino y humano. (A propósito, es otro mito, que antes de Constantino la iglesia creyó en un Jesús humano, y después en un Jesús divino).

“Ellos han cambiado la Biblia” dicen algunos, pero: – ¿Cuándo?, y ¿quiénes, específicamente? No el Constantino histórico, sino uno inventado. Es una teoría de conspiración, pues “ellos” son personas o fuerzas invisibles, y no dejaron evidencia. Pero miren, el texto de Juan en un manuscrito del siglo 15 enseña que Dios es Padre, Hijo y Espíritu Santo, que Jesús es Dios encarnado, que la salvación es solamente por él, que resucitó, etc. ¡Muéstrenos evidencia! ¡Evidencia! No especulaciones, por favor, ni teorías de un novelista.

Sí, pero, ¿qué de aquellos quienes reclaman que hay 300.000 errores en el Nuevo Testamento?

Los lectores de la Biblia conocen estas famosas notas de pie: “Otros manuscritos dicen”. ¿Está el Nuevo Testamento infestado? Hay 138.020 palabras en el Nuevo Testamento griego. Mas o menos. La gran mayoría de las 300.000 “errores” son errorcitos escribales. Por ejemplo, en el banco o en una tienda, alguien me dice, “¿Cuál es su nombre?” Gary. Pero de vez en cuando veo que lo escriben con “i”, no “y-griega”. Si es algo oficial, lo corrijo, pero generalmente no vale la pena. Pongan estos tipos de error a un lado, y hemos eliminado quizás 99% de los errores del Nuevo Testamento Griego.

Bueno, ¿Qué del 1% o 2000 que cambiarían el texto de alguna manera? La gran mayoría de ellos son cambios como:

Señor Jesucristo

Jesucristo

Señor Jesús

Y alguien va a decir, Bueno, 3 errores! Pongámoslos en la pila de errores de la Biblia.

¿Es “el apóstol Pablo” o “Pablo el apóstol”? – Ay, ¡dos errores más! Y ya tenemos 5 errores.

En Mateo 6:2b RVA el Señor dice: De cierto os digo que ellos ya tienen su recompensa

Dos mss agregan un segundo Amén o “De cierto”. ¡Ay, pero aquí hay dos errores!!

Entonces, hay tantas variantes porque hay tantos manuscritos, 5.800 copias completas o parciales solamente en griego, miles y miles en otros idiomas.

Hace un tiempo leí el libro de Julio César, Comentario a la Guerra de las Galias, publicado en el año 50 a. C., o sea, 100 años antes de los libros del Nuevo Testamento. Es excelente libro histórico, sin embargo, el editor dice de vez en cuando – Bueno, aquí, faltan unos párrafos; aquí, falta un capítulo, probablemente César describía tal-y-tal batalla, no sabemos. Falta tanta materia porque los manuscritos antiguos – de un libro muy popular en el primer siglo – no existen.

Si tuviéramos 1 ó 2 copias antiguas del Nuevo Testamento, no hay problema, tendríamos cientos de errorcitos. Es la riqueza de manuscritos que crea la ilusión de un Nuevo Testamento lleno de errores.

Un ejemplo – escribí un comentario sobre 1 Tesalonicenses, y parte del trabajo de un comentarista es determinar, ¿qué fue lo que escribió Pablo realmente, palabra por palabra? ¿Cuál es el texto original, hasta donde sea posible averiguarlo? Concluí que entre todas las copias, en un libro de 1.500 palabras en el griego, hay realmente una sola variante que cambia el sentido del pasaje, y aun así, no es mucho: 1ª de Tes 2:7. Algunos manuscritos dicen que los apóstoles eran ἤπιοι/epioi, (gentil) y otros νήπιοι/nepioi (como niños). Yo concluí que Pablo escribió nepioi. Una palabra, no, una letra en una carta de 1.500 palabras. Cuando leemos 1ª de Tesalonicenses, ¡aparentemente, estamos leyendo lo que Pablo escribió! Tenemos con poca duda el texto original.

Nadie anda con 5.800 manuscritos del Nuevo Testamento, entonces, regresamos a la cuestión de cuál edición del Nuevo Testamento Griego usar para traducir del original al español

IV. El Textus Receptus y el Texto Crítico

Hay dos versiones del Nuevo Testamento Griego en uso general, que representan textos que son un poco diferentes. Ambas tienen la misma meta – no agregar nada ni quitar nada, sino determinar, ¿qué escribieron los apóstoles?

Tenemos por un lado el llamado Textus receptus, que fue originalmente editado por Erasmo en el siglo 16, y una tradición que fue usada por 200 años sin cuestionamientos. Digo sin cuestionamientos, así que trataron de mejorar y corregir los errorcitos en las diferentes ediciones, pero por lo general dependieron de unos pocos manuscritos medievales. Y dice que, bueno, no hay ninguna duda de que Pablo escribió epioi. A propósito, el apodo Textus receptus no fue escrito por Dios sobre sus páginas, fue una promoción en una edición – ¡Todo el mundo recibe nuestro texto! Fue publicidad, más o menos como, ¡El Tigre Tony come Zucaritas!

Por otro lado, el llamado “texto crítico”; cuando decimos “crítico”, no significa que alguien esté criticando la Biblia, sino que es una edición analítica. Una edición que es la 4ª edición de UBS, recopilada por un comité internacional de eruditos. Depende de todos los 5.800 manuscritos, más las versiones antiguas y citas de los padres de la iglesia; por eso tiene notas de pie largas.

Una tercera versión es la de Westcott-Hort, que es la base de la versión Traducción del Mundo pero no de ninguna otra versión creo.

Ambas son textos “eclécticos”, es decir, ninguna versión refleja un solo manuscrito ni pocos manuscritos. Los editores estudiaron varios manuscritos y tomaron decisiones sobre, cuál fue el texto original.

En la UBS edición 4ª, solamente mencionan 1.440 problemas textuales, de los 300.000 en los manuscritos. 99% de las variantes son del tipo de preguntas Gary-Gari. 1% del texto tiene alguna duda, y generalmente son resueltas por la crítica textual. Significa que el texto del Nuevo Testamento es 99.5% garantizado como puro según el texto crítico, y quizás 100% puro.

El trabajo del equipo de UBS es recobrar el original. Con más y más manuscritos antiguos, llega a ser claro que el texto crítico, aunque no es perfecto, se armoniza con el texto antiguo. El nuevo manuscrito de Marcos, el cual el Dr. Wallace está estudiando, probablemente proviene del primer siglo, y su texto es un texto como UBS. Exactamente como el UBS, de hecho. El texto de Marcos 5:15 escribe “Legión” en el tercer reglón de acuerdo con el texto crítico, y no apoya el Textus receptus (Legion en el mss y en UBS, versus Legeon en el TR). Es un cambiecito. Por supuesto, el fragmento es pequeñito, entonces no prueba mucho. Según algunos, esto pervierte la Biblia, como si los demonios que se llaman Legión son menos satánicos que unos con el nombre Legeon.

Por supuesto, la gran mayoría del pueblo de Dios no leerá el Nuevo Testamento Griego, ni en una edición del Textus receptus, ni en el texto crítico. Entonces en la segunda parte pasaremos a las preguntas relevantes para nosotros – ¿Cómo se logró tener el Nuevo Testamento en español, y es este confiable?

Vaya a Parte Dos

“¿Podemos Confiar en el Nuevo Testamento? O, ¿Lo han cambiado a través de los siglos? Parte Uno,” por Gary S. Shogren, PhD, Profesor en Nuevo Testamento, Seminario ESEPA, San José, Costa Rica

Anuncios

Written by Gary Shogren

02/10/2015 a 5:17 pm

Publicado en 1a y 2a de Tesalonicenses, 3a de Juan, Alberto, Arameo, Arqueología, Biblia, Biblia de Jerusalen, canon, Chick, Chick Publications, Clemente, Daniel Ben Avraham, Daniel Hayyim, Deidad de Cristo, Devocional, Dios Habla Hoy - Versión Popular, Discernimiento, Discipulado, Efrain, El apóstol Pablo, El Código Real, El Gnosticismo, El Judaismo, El Mesías, Epistolas cartas, Esenios, Espiritu Santo, Estafas, Estudio biblico, Gnosticismo gnostico, griego, Griego del Nuevo Testamento, Hebreo, Historia, Historia de la Iglesia, Humanidad de Cristo, Idiomas biblicos, Iesous, Iglesia posapostolica, Iglesia Primitiva, Iluminacion, Inspiración de la Biblia, Judíos netzaritas, Kadosh Israelita Mesiánica, King James, Koine, La Biblia de las Américas, La Biblia de las Americas LBLA, La Iglesia, La Iglesia Católica Romana, Manuscritos, Mesianico, Mesianismo, Metodos de estudiar la Biblia, Montano, murdoch, NBLH, Nestle Aland, Nicea, Nueva Era, Nueva Traduccion Viviente, Nueva Version Internacional, Nuevo Testamento Hebráico, Nuevo Testamento Interpretación, Peshitta, Portal Mesianico, Qumran, Reforma, Reina Valera Actualizada, Reina Valera Contemporanea, Reina Valera Gomez, Reina-Valera, Riplinger, Rollos del Mar Muerto, Romanos, Salvación, Sana doctrina, Septuaginta, Shem Tov, Sinaitico, Siriaco siriaca, Sociedad Biblica Trinitaria, Teología, Teorías de Conspiración, Texto crítico, Texto griego del Nuevo Testamento, Textus receptus, Tito, Traducción de la Biblia, Traduccion en lenguaje actual, Trasfondo de la Biblia, Version Israelita Nazarena, Versiones biblicas, Vida Cristiana, Westcott Hort, Yahushuah, Yeshua, Zondervan

Tagged with , , , ,

9 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. […] Gary Shogren, profesor de Nuevo Testamento y Decano Académico en el Seminario ESEPA en San José, Costa Rica, a dado una conferencia sobre la importancia  de entender como a sido traducido el Nuevo Testamento y el trabajo monumental que realiza el texto crítico. […]

  2. Esto en que ayuda a glorificar a Dios.

    william

    07/10/2015 at 5:36 pm

  3. […] Otras entradas: Haz clic a “Versiones Biblicas” en la Página Principal de este blog, en especial el transunto y PowerPoint de la conferencia AQUI. […]

  4. […] Transcripción y PowerPoint de la conferencia […]

  5. Entonces podemos deducir o decir que el código receptus que es mas reciente que el código critico es también muy confiable porque los manuscritos (escritos a mano) son copias de copias que vienen de los manuscritos originales escritos por Pablo y los otros escritores bíblicos neotestamentario y los manuscritos se hacían copiando fidedignamente.

    Ernesto Zamora Alvarado

    02/09/2016 at 2:38 pm

  6. Mi confiansa esta en Apocalipsis 22:19 dice, en pocas palabras ” Si alguno anadiere o quitase al libro de profecia.

    Guadalupe

    15/11/2016 at 1:16 pm

    • Gracias por visitarnos, Guadalupe.

      Si, que nadie agregue ni quite nada de la Palabra. Mi impresión es que algunos escribas de la Edad Media agregaron cosas al texto original, entonces no debemos incluirlas en el NT.

      Bendiciones, Gary

      Gary Shogren

      18/11/2016 at 11:55 am


Y usted, ¿qué opina? Por favor seguir las Reglas para Compartir

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: