Razon de la esperanza

La verdad de Dios para el pueblo de Dios

Archive for the ‘lo que detiene’ Category

¿Su pastor/maestro/experto/gurú de YouTube fijó una fecha incorrecta para la Segunda Venida? ¡No permita que se salgan con la suya!

Parece ser la temporada alta de personas informándonos sobre cuando regresará Jesús. He visto cinco fechas para el período de setiembre-diciembre 2015 y otras para el 2016 o 2017. Cuatro de estas fechas nos han pasado de lado. Ya sea que estos fijadores de fechas afirmen ser profetas o no, todos ellos transgreden la advertencia del Señor – “Entonces, si alguien les dice a ustedes: “¡Miren, aquí está el Cristo!” o “¡Allí está!”, no lo crean.” (Mat 24:23); además de la afirmación de Pablo de que no debemos permitir que nadie nos confunda con sus predicciones (2 Tes 2:1-2).

Como he escrito extensamente en otros lugares, estos Fijadores de Fechas tienden a caer en comportamientos predecibles. Puede descargar el artículo completo aquí: Shogren_Como calcular cuando vendrá Jesús sin siquiera ser un profeta

profecias-fin-del-mundo

Primero, las personas hablan con gran confianza antes del tiempo, mencionando fechas o meses o años y ofreciendo prueba incontrovertible de que el Señor regresará como ellos predijeron.

Segundo, cuando él no regresa, ¿qué ocurre? La mayoría de los Fijadores de Fechas tienen un fuerte mecanismo de defensa psicológico:

  • Algunos literalmente olvidan que ellos fijaron una fecha – la mente tiende a eliminar malos recuerdos. En un caso yo tuve que en efecto copiar-y-pegar una predicción para setiembre del 2011 a un fracasado profeta antes de que él reconociera su propia afirmación y admitiera que él en realidad la había escrito.
  • Culpan a la Multitud. Otros recuerdan que no fui “yo” quien fijó una fecha, sino que “¡todos nosotros esperábamos que fuera el tiempo de su regreso!” La responsabilidad compartida es responsabilidad diluida.
  • Modelo del cebo y el anzuelo. “Okay, entonces, yo me imagino que no era la luna de sangre o Jade Helm lo que señala el fin de la edad…pero, pero, ¡sólo mire estas otras señales! ¡Asteroides asesinos! ¡Estelas químicas!”
  • ¡Pobre de mí! “Bueno, ahora, ¡yo nunca afirmé ser un profeta! ¡Yo sólo leo la Biblia y hago lo que me dice!” (Mensaje oculto: No me culpen a mí, culpen a la Biblia por no ser clara).
  • Enfatizan el Punto Mayor. “Bueno, el Señor no regresó, pero yo me imagino que la verdadera lección es que nosotros deberíamos estar listos en cualquier momento para su venida.” Solo días antes este mismo Fijador de Fechas había rechazado ese tipo de “esté listo en cualquier momento” por ser una enseñanza miope y antibíblica.
  • Revisar, revisar, revisar. Otros actualizan sus libros y DVDs y tratan de venderle las ediciones revisadas y actualizadas. Estas personas ya han publicado libros acerca de las lunas de sangre, y entonces simplemente actualizan sus predicciones, pero no admitirán haber fallado. La carrera del presidente Obama se acerca a su fin, aunque muchos afirmaron que él sería el anticristo. ¿Usted cree que ese es el fin de la historia? No. Sólo busque en google: “Trump anticristo” “Hillary anticristo” o “Ted Cruz anticristo” y usted verá a lo que me refiero. Los profetas ya han avanzando.

Los Fijadores de Fechas tienden a reaccionar mal cuando ellos son acorralados por sus falsas predicciones. Ellos repentinamente quieren su misericordia puesto que, después de todo, ¡ellos hacen mucho bien!

Yo hasta me atrevería a decir esto:

Si su predicador, maestro, ministro favorito de TV, autor, mensajero de YouTube, cualquiera, fija fechas…

…entonces ese predicador, maestro, ministro favorito de TV, autor, mensajero de YouTube no merece su lealtad.

Fijar fechas no es un juego inofensivo. Cada vez que alguien calcula una fecha y falla en cumplirse, hay personas que se burlan de nuestra fe; hay personas jóvenes que se van de la iglesia; hay personas que deciden que la Biblia no debe tomarse seriamente después de todo.

Pregunte a su alrededor – Yo me imagino que todos nosotros tenemos un amigo que dejó la fe cuando una predicción falló. Y Jesús dijo que eso era un asunto serio: “«Es imposible que no vengan tropiezos, pero ¡ay de aquel por quien vengan! Más le valdría que le colgaran al cuello una piedra de molino, y que lo arrojaran al mar, que servir de tropiezo a uno solo de estos pequeñitos.” (Lucas 17:1-2)

¡No permita que los fijadores de fechas se salgan con la suya!

“¿Su pastor/maestro/experto/gurú de YouTube fijó una fecha incorrecta para la Segunda Venida? ¡No permita que se salgan con la suya!” Por Gary S. Shogren, Profesor de Nuevo Testamento, San José, Costa Rica

¡Cómo calcular cuándo vendrá Jesús – sin siquiera ser un profeta!

Baje el artículo completo aquí: Shogren_Como calcular cuando vendra Jesus sin siquiera ser un profeta

shogrenLo que sigue es mi respuesta ante el estallido de la Fiebre de Luna de Sangre y el Virus de Shemitah, y más ampliamente, a la epidemia de rápida difusión de predicciones sobre la pronta venida de Jesús entre el 2015-2017. Yo la ofrezco al Cristo cuya venida yo amo.

Alrededor del 41% de las personas estadounidenses creen que Jesús definitivamente o probablemente regresará por el 2050. Esa cifra se dispara a 58% cuando el encuestador le preguntó a blancos, evangélicos estadounidenses.[1] Entonces, una vez que empezamos con una suposición básica, que debemos estar en los Últimos Días, muy pocos lo cuestionarán: se vuelve un asunto de cómo, cuándo, y dónde, y ya, toda una industria profética brota.[2]

Mis lectores saben que yo mantengo una interpretación estrictamente literal de Mateo 24:36: que cuando Jesús dijo que ningún humano – o ángel, o el Hijo del Hombre – conoce el tiempo de la Segunda Venida, su intención original era el prohibir toda fijación de fechas, no solo el “día o la hora” sino cualquier tiempo en absoluto; y que él quería decir que nosotros debemos dejar fuera las predicciones amateur de los Últimos Tiempos.

Yo menciono este versículo, el cual se encuentra en mi Biblia en Mateo 24; pero yo sospecho que alguien ha estado poniendo corrector al v. 36 de muchas copias.

Hay dos tipos de individuos que fijan fechas para la Segunda Venida: el que se ve a sí mismo o a sí misma como un “profeta” que recibe mensajes de Dios; y el que insiste que él o ella no sea llamado “profeta”. Yo los analizo de la siguiente manera:

Fijador de Fechas por Revelación – en el 2ndo siglo, un hombre llamado Montano afirmó que Jesús pronto regresaría, a un pequeño pueblo en Asia Menor; más recientemente, todo tipo de profetas – también algunos psíquicos – predicen la Segunda Venida – nosotros podemos probablemente poner a Emanuel Swedenborg en este grupo, también Edgar Cayce; así hizo Joseph Smith, fundador de los Santos de los Últimos Días. Sólo vaya a YouTube y encontrará bastantes de estos sueños y visiones.

Fijador de Fechas por Cálculo – estas son las personas que nosotros estudiaremos en este artículo. Ellos basan sus predicciones principalmente en el texto bíblico o alguna lectura poco probable del texto bíblico. Nos agobian con números, docenas de versículos, referencias a eclipses lunares, asteroides asesinos, campos magnéticos vacilantes, chips RFID (Identificadores de Radio Frecuencias),[3] “estelas químicas”, terremotos, aseveraciones acerca de cuántos años tiene verdaderamente una “generación”, y así por el estilo. Llamémosles Contadores Ágiles de los Últimos Tiempos o CAUT.

Me imagino que nosotros podríamos considerar a un tercer grupo los Fijadores de Fechas Combinados; ellos apelan a veces a sus cálculos, ahora a sueños y visiones. Aquí tenemos uno, un hombre que establece fechas de acuerdo con las fiestas judías, y además recolecta testimonios de “Sueños y Visiones del Rapto de setiembre [2015]”. Por ejemplo, él cuenta uno de sus sueños sobre cómo Puerto Rico estaba cubierto por la nieve – de ahí que el fin está cerca.[4]

asteroid

¿Quiénes son los Contadores Ágiles de los Últimos Tiempos (CAUT)?

Una de las razones por las cuales los CAUT rehúyen la etiqueta de “profeta” es porque Deut 18:15-22 prescribe la pena de muerte para todos aquellos que hacen predicciones “presuntuosas” Lee el resto de esta entrada »

¡Nos vemos después del 15 si el “rapto” lo permite!

Compartido por nuestro amigo y colega, Alexander Cabezas M[1]

Alex Cabezas

Invitado Alex Cabezas Mora

Ya tengo semanas de estar escuchando que algunas personas están hablando de un eminente “rapto” o “arrebatamiento” de la iglesia.  Además, se dice que éste ocurrirá en el mes de setiembre del presente año. Al principio no le presté atención, pero últimamente veo que crece como una ola, los post, los banner, los mensajes en las redes sociales y por ello quería referirme brevemente.

No sé a quién o quiénes se le pueden dar crédito por este nuevo rumor, pero al menos veo algunos detonantes que parece, están ayudando proliferar la noticia con fuerza.  Algunos se basan en acontecimientos naturales, la conjunción de algunos astros, un eclipse solar parcial, hechos mundiales y ceremonias judías.  Qué decir de “la decisión de la ONU que busca dividir la tierra de Israel (incluida Jerusalén), y la formalización del Estado de Palestina”[2] y la lista parece interminable.

Buscando en Internet encontré desde rabinos a pastores, profetas, latinos y norteamericanos que están dando la alerta: ¡se acerca el fin y con ello, el “rapto”!

En México el pastor Armando Alducin, afirmaba que el día y la hora nadie lo sabe, solo Dios.  Esto es cierto, pero luego en el minuto 9:26 de un video declara: “estoy seguro que nos vamos en el mes de setiembre.  En las fiestas de las trompetas”[3].

Otro promotor apocalíptico, un francés llamado Claude Ignerski, en un escrito extenso de 212 páginas: “Revelación del Fin de los Tiempos: Tomo 3ero, Septiembre 2015: 7 Pruebas Irrefutables de la Fecha del Rapto de la Iglesia”.  Documento que se consigue fácilmente en línea, calcula o predice que el fin del mundo será en el año 2022 (página 66), y el “rapto” setiembre del 2015 (página 79).

Consultando con amigos de América del Sur, el termómetro del entusiasmo por la espera de un “rapto”, está en los niveles más bajos, es decir, casi no se escucha del tema. ¿Menos influencia del Norte?  Es probable.

Reconozco que el libro de Apocalipsis y otros libros escatológicos, están cargados de imágenes, símbolos y detalles que, de no contar con las herramientas hermenéuticas necesarias, nos exponemos a especulaciones subjetivas que nos llevarán a conclusiones erradas, aunque tengamos buenas intenciones por tratar de conocer algo del futuro.

Por cierto, no podemos olvidar que casi todo lo mencionado en el Apocalipsis tuvo su cumplimiento en el primer siglo, según la opinión de los eruditos bíblicos.  Cabe agregar, los expertos son personas que toman en serio la Biblia y pasan décadas estudiándola, lo más importante, también tienen al Espíritu Santo y aman al Señor como cualquier cristiano promedio. Esto lo digo pues casi siempre hay una tendencia a despreciar la opinión de los eruditos, en contra de la posición popular de otras personas con escaza o nula formación, pero elocuencia para hablar y convencer.

Reconozco que mucha de esta euforia apocalíptica que estamos viviendo, surge porque vivimos tiempos difíciles y cambiantes.  Al formar parte de una sociedad que cada vez camina hacia el caos en parte, gracias a nuestra mala administración de los recursos que se nos ha conferido.  Anhelamos respuestas, deseamos garantizar nuestra estabilidad, seguridad y esperanza. No queremos vivir en la zozobra, en el oscurantismo o en el temor producto de sentirnos efímeros, vulnerables y terrestres, de allí que todos suspiramos por conocer los acontecimientos vedados en el mañana.

Es justo allí donde la misión de la Iglesia debería cobra mayor fuerza y florecer. Si consideramos que somos el instrumento para animar, alentar y mostrar el camino de esperanza a los demás.

Pero si por lo contrario, nos volvemos alarmistas, sensacionalistas y escapistas, afectamos la visión, el alcance y el testimonio, y en vez de sembrar ánimo, podemos perder credibilidad y relevancia, por estar anunciando aconteceres sin cumplimiento.

¿Por qué que cada vez que menciono “rapto” lo hago entre comillas?  Esto es porque esta doctrina es debatile, nos guste o no.  En mi caso personal, que es el consenso de otros seguidores de Jesús, creemos que Jesús volverá en gloria y majestad para gobernar sobre las naciones y establecer su reino. Jesús lo afirmó en Hechos 1:1-11 y otros pasajes, pero el día, la hora, la fecha, el año, nuevamente queda dentro de los designios del Trino Dios. Se nos manda a estar preparados, más no a especular.  ¿Acaso no es arrogancia creer que Dios les dirá el día y la hora a unos cuantos elegidos y no a todos?

Si este enfoque le parece novedoso o difícil de asimilar, quizás debería preguntarse si en verdad está estudiando o investigando estos temas con fuentes serias y confiables. Con todo y eso si no estoy en lo correcto, mi esperanza está puesta en el Señor y él sabrá pasar por alto este pequeño detalle.

Para cerrar, lo que más me resulta alarmante y considero escándalo, es el silencio o la falta de pronunciamiento de las iglesias, denominaciones o alianzas, sobre esta ola de especulaciones. Quedarnos callados no resolverá las cosas, ignorarlo no ayudará a mantener en “casa las cosas de la casa”, así como tampoco ayudará a guardar las espaldas de otros.  No es sostenible que la gente se reconcilie con Dios sobre la base del temor.  No me gustaría ver un éxodo masivo de personas dejando las iglesias por sentirse engañadas o manipuladas por falsas profecías, entonces queramos o no, todos (la Iglesia), sufrirá las consecuencias de nuestro silencio. Así que ¡nos veremos después del 15, si el “rapto”, lo permite!

[1] Alexander Cabezas es pastor asociado, educador, teólogo, y  profesor de seminarios teológicos en Costa Rica.

[2] Sustraído el 10 de setiembre de:  Proliferan teorías que Rapto supuestamente será en septiembre 2015, Noticias Cristianas: http://www.noticiacristiana.com/iglesia/escatologia/2015/08/proliferan-teorias-que-rapto-supuestamente-sera-en-septiembre-2015.html

[3] Video de la prédica de Armando Alducin:  https://www.youtube.com/watch?v=Z6brUSI7YLc

El Día del Señor, el Día del Señor Jesucristo – ¿hay una diferencia?

Pablo escribe en 1ª de Corintios 1:6-8 –

…se ha confirmado en ustedes nuestro testimonio acerca de Cristo, de modo que no les falta ningún don espiritual mientras esperan con ansias que se manifieste nuestro Señor Jesucristo. Él los mantendrá firmes hasta el fin, para que sean irreprochables en el día de nuestro Señor Jesucristo.

Es decir, Pablo usa el final de este siglo, específicamente el día de nuestro Señor Jesucristo, para demostrar que ellos ahora procuran la santidad. Esta frase es una reelaboración paulina del tradicional “día de Yahvé” (o simplemente “el día”; en hebreo el Yom Yahvé/יום יהוה) del Antiguo Testamento (ver Isaías 13:6, 9: Joel 2:1, 11, 31, 3:14; Amos 5:18; Sofonías 1:7). Ese era el día tanto de salvación como de juicio; dicha frase se adopta en el Nuevo Testamento y se convierte en un componente del evangelio cristiano.

El Nuevo Testamento usa varias combinaciones: “aquel día” (Mateo 7:22, 2 Tes 2:3, 2 Tim 1:18, 4:8), “el día” (2 Tes 1:10, 1 Cor 3:13, Heb 10:25), “el día de ira” (Rom 2:5, además 2:16), “el día de Jesucristo” (Fil 1:6), “el día de Cristo” (Fil 2:16), “el día del Señor” (1 Cor 5:5, 1 Tes 5:2, 2 Tes 2:2, 2 Pedro 3:10), “el día de Dios” (2 Ped 3:12, Apoc 16:14).

La variedad de términos no nos lleva a encontrar un significado distinto para cada uno, como si el Día de Cristo, el Día de Cristo Jesús, y el Día de Jesucristo se refirieran a diferentes días. Este es un error particularmente de

La segunda venida, el D̔ía del Señor, el Día de Cristo, el Rapto - un sólo evento

La segunda venida, el D̔ía del Señor, el Día de Cristo, el Rapto – un sólo evento

los dispensacionalistas, cuya hermenéutica se inclina a hacer distinciones muy finas entre expresiones semánticamente variadas. Por lo que la Biblia Anotada de Scofield (ed. 1983, p. 1169; igualmente Chafer), dice: “El ‘día de Cristo’ se relaciona enteramente con la recompensa y bendición de los santos en la venida de El, así como ‘el día del Señor’ corresponde al juicio.” Parte del problema tiene que ver con la interpretación incorrecta del Día de Yahvé, el cual podía relacionarse con bendición o con condenación en el Antiguo Testamento, depende del contexto. Lo que es mas, la única referencia a “el día del Señor” en las cartas corintias (1 Cor 5:5) tiene que ver con los tratos de Cristo con la iglesia, no con el mundo. Es mas sensible seguir la tendencia del Nuevo Testamento de atribuir los hechos de Yahvé al Señor Jesús (ver Juan 5:27; nótese el uso de Isaías 6:10 en Juan 12:40-41; Joel 2:32 en Rom 10:13). Mejor esto que estipular que habrá hasta cinco días escatológicos.

Pues todas estas frases se refieren a la venida de Cristo al fin del siglo, y no antes de la tribulación, veo ninguna evidencia aquí de un rapto secreto antes de la tribulación, una doctrina popular que veo como no-bíblica. Ver AQUI y ACA.

Todo para decir que, el Día de Yahvé se ha “cristologizado” con el Día del Señor Jesucristo porque como Creador y Salvador el es quien trae el juicio y la salvación final.

 

“El Día del Señor, el Día del Señor Jesucristo – ¿hay una diferencia?” por Gary S. Shogren, Ph.D, Profesor de Nuevo Testamento, Seminario ESEPA, San José, Costa Rica

“Cuatro Lunas de Sangre” y un falso profeta

Yo amo la venida del Señor y he escrito mucho acerca del tema. Quizás ésta es la razón por la cual las predicciones falsas me molestan. Tal vez es porque estos autores venderán millones de libros más que yo – usted nunca irá a la quiebra al predecir el apocalipsis. download

Acabo de hojear el material Cuatro Lunas de Sangre: Algo Está Por Cambiar, por John Hagee, quien tomó todo su material de un hombre llamado Mark Biltz. Resulta ser que el mundo no va a (¿no iba a?) acabar a finales de 1990s, como Hagee predijo una vez. Ahora sucederá a causa de los eclipses en el 2014 y 2015, que supuestamente se alinean con las festividades judías de la Pascua/Pesaj y Tabernáculos/Sukot. (El primero ya sucedió el 14-15 de abril 2014). Él tiene poca evidencia bíblica para apoyarlo, sólo unas pocas referencias a la “luna” más bastante confusión.

Su astronomía también parece estar mal (Haga clic AQUÍ). Por ejemplo, aunque un eclipse en la noche de Pascua parezca altamente improbable a un gentil, nosotros debemos recordar que los eclipses lunares sólo ocurren en lunas llenas; y segundo, que la Pascua por definición siempre tiene lugar en luna llena. Sukot también por definición coincide con la luna llena.

Es fácil predecir un eclipse lunar (AQUÍ ESTA  la página de la NASA sobre esto), pero Hagee se equivoca: es imposible predecir uno de “sangre”. Muchos eclipses lunares son rojizos o cobrizos. Yo vi una luna roja cuando era niño, y fue causada por las condiciones atmosféricas, pero es un factor que no es predecible.

Él también se toma el tiempo de tratar de convencer al lector de apoyar el Movimiento de Asentamiento Israelí. Su Cristianos Unidos por Israel (CUFI) da la impresión que el principal criterio para mostrar quién verdaderamente ama al antiguo pueblo de Dios es respaldar asentamientos ilimitados en Cisjordania; de hecho, yo y muchos otros creyentes apoyamos a Israel sin aceptar las políticas del gobierno de Netanyahu, el partido Likud, o los Colonizadores. Hay suficientes Israelíes – 2/3 de ellos, de hecho – quienes rechazan la política de asentamientos.

De la misma forma, y contrario a lo que escuchamos, no es cierto que la mayoría de los judíos quieran reconstruir el Templo (AQUI).

Es impresionante que dichos autores publiquen libros lucrativos y con éxitos de ventas cada año o dos. Yo creí en el 2011 que ya todos habíamos decidido que no íbamos a caer otra vez en esto, ¿cuando Harold Camping falló dos veces la fecha de la segunda venida?

Y no, no es diferente esta vez.

El subtítulo del libro es un útil indicador: “Algo Está Por Cambiar.” Él afirma que “Nadie conoce la mente de Dios pero que la anticipación de estos eventos nos dice que algo va a pasar.” ¡¿De verdad!? ¿Las cosas van a cambiar el año entrante? Entonces, me imagino, que cualquier cosa que ocurra, él puede cantar victoria e irse a casa.

Nosotros nos sometemos al ridículo (justificable) cuando corremos gritando que el cielo se está cayendo, cada vez que hay un asteroide o un alineamiento planetario o un eclipse. En el 2013, fue el Cometa ISON que era supuestamente el heraldo de la condenación de Apoc 8:11 (¡el blog donde se había publicado el anuncio aparentemente se ha eliminado desde entonces!). ¡Cuánto mejor es vivir en la fe, sabiduría, amor y gracia que el Espíritu quiere producir en nosotros.

Y no permita que nadie diga, “Bueno, yo no estoy prediciendo una fecha, Sólo estoy diciendo…” Sí, él está prediciendo una fecha, y sí, él debe arrepentirse mientras todavía hay tiempo.

PD: John Hagee enseña otros errores serios en cuanto al evangelio y la relación de los judíos con éste; hay otros blogs que se están encargando de ese asunto. Mark Biltz también es un maestro en el Movimiento de Raíces Judías, que dice a los gentiles que ellos deben comer kosher, reunirse para adorar el día sábado y utilizar sólo su traducción de la Biblia.

Publicaciones relacionadas:

¿Nos están engañando con respecto a la Segunda Venida del Señor?

El pecado olvidado de los últimos tiempos.

Gog de Magog está muerto…y yo he visto su tumba

“Cuatro Lunas de Sangre” y un falso profeta, por Gary Shogren, PhD en Exégesis del Nuevo Testamento, Seminario ESEPA, San José, Costa Rica

La señal descuidada de los últimos días: relaciones frías dentro del pueblo de Dios

¿Las señales de los Últimos Días? ¡Por supuesto!, dice usted, ¡yo puedo mencionar algunas!

¡Terremotos, guerras, hambrunas, pestes! ¡Persecución, Cristos falsos, profetas engañosos! Exacto, y se pueden encontrar todos en el Discurso del Monte de los Olivos (Mateo 24-25).

Más allá de la enseñanza auténtica del Nuevo Testamento, existe toda una industria de gente, trabajando 24 horas al día para calcular la identidad del anticristo, el papel de Europa o de los Estados Unidos en la profecía, la Bestia, la supuesta computadora en Bélgica, los microchips y más. Sin embargo, hasta estos “expertos sobre la profecía” olvidan una señal en particular: pues dentro de las palabras de Jesús hay una característica del Fin que muchos pasan por alto o menosprecia, es decir que, durante la tribulación:

…muchos tropezarán; y se traicionarán unos a otros, y se aborrecerán unos a otros…y por haberse multiplicado la maldad, se enfriará el amor de muchos (Mateo 24:10, 12).

Señal de los últimos días

Señal de los últimos días

“Tropezarán” indica que estas personas son supuestos creyentes. Viene la persecución y los “cristianos”, sintiendo la presión, atacan unos a otros. La opinión popular dice que la persecución hace que los cristianos sean más cariñosos o unidos, pero no es verdad – cuando la naturaleza humana tiene control, la gente traiciona a los demás para sobrevivir. [1] Como un comentarista ha dicho sobre estos versículos, “Lo que solamente los de afuera habían hecho, ahora se dice sobre los miembros de la iglesia: ellos también ‘traicionarán’ a los hermanos y hermanas cristianos. El odio, la manera por la cual el mundo se relaciona a la iglesia, también viene a la superficie en la iglesia.” [2] Esta recesión de amor no será tan llamativa como un terremoto; sin embargo, nuestro Señor opinó que era suficientemente importante para mencionar. [3]

En 1-2 Tesalonicenses, Pablo “refleja” a Mateo 24-25, mencionando muchas de las facetas encontradas en ese evangelio, y las aplica la iglesia presionada de Tesalónica. Existe un paralelo entre los textos cuando él menciona el amor que los cristianos tienen que tener el uno para el otro.

1. En 1 Tes 4:9, Pablo afirma “Pero con respecto al amor fraternal, no tenéis necesidad de que os escriba Lee el resto de esta entrada »

¿Nos están engañando con respecto a la segunda venida del Señor?

Algunas fechas para el resto de 2015!

Algunas fechas para el resto de 2015!

¿Cuáles serán las señales, de que el fin del mundo se acerca? Bueno, uno podría responder: terremotos; hambres; guerras y rumores de guerras…Jesús lo predijo en Mateo 24:4-8, ¿verdad? ¡Todos los cristianos saben la respuesta para esa pregunta! Por tanto, cuandoquiera hay un temblor o una nueva guerra, creemos que tenemos la clave para entender qué significa.

¿Qué dice en realidad el Nuevo Testamento? No obstante, esta respuesta sobre las “señales del fin” no es correcta, ya que Jesús dijo algo diferente y en términos claros: que aunque estas cosas iban a suceder, no son señales del fin ni de la venida del Hijo del Hombre. Es que, tenemos la tendencia de leer sin la debida atención, lo que el Señor dice en Mateo 24:4 (NVI) –

“Tengan cuidado de que nadie los engañe – les advirtió Jesús. 5 Vendrán muchos que, usando mi nombre, dirán: ‘Yo soy el Cristo’, y engañarán a muchos. 6 Ustedes oirán de guerras y de rumores de guerras, pero procuren no alarmarse. Es necesario que eso suceda, pero no será todavía el fin. 7 Se levantará nación contra nación, y reino contra reino. Habrá hambres y terremotos por todas partes. 8 Todo esto será apenas el comienzo de los dolores.”

Prestemos atención a la frase clave: “NO será todavía el fin.” Tal vez cuando leemos este párrafo la mente borra la palabrita “no”, haciendo que lo leamos “entonces será el fin”. Lee el resto de esta entrada »

A %d blogueros les gusta esto: